Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Hugo "Sabor" Alandete: El sonero de Mi tierra

Luego de enterarse que lo habían despedido por faltar casi todas las semanas a su trabajo en la multinacional Care, Hugo “Sabor” Alandete sabía que debía idear un modo para que su madre no se diera cuenta de lo sucedido.

Decidió entonces ir todos los días a un programa de músicos aficionados de la Emisora Fuentes en las horas que “supuestamente” trabajaba.
Fue así como por un buen tiempo logró ocultar que había perdido su empleo. Y fue en esa orquesta precisamente que tuvo su primera oportunidad como voz líder.
Dejó el grupo y le propusieron irse a Bogotá para impulsar su carrera. Al poco tiempo de estar quedándose en Chapinero, al norte de la capital del país, en un apartamento lujoso, a su hija Nayibe se le derramó una taza de chocolate caliente en gran parte de su cuerpo.
Este suceso hizo que tomara la decisión de regresarse a Cartagena, la ciudad donde se hizo y en la que estaba toda la gente que amaba.
Desde cuando llegó consiguió trabajo junto a los grandes exponentes de la música salsa de esa época, hasta que creó su propio grupo “Melao”, con el que grabó siete Long Plays, de los cuales salieron los éxitos Llora corazón, Dile que vuelva, Mi tierra, Hijo de tigre sale pintao, entre otros.
A sus 70 años Hugo Alandete ya perdió la cuenta del número de canciones que ha compuesto. Está seguro que se acercan a trescientas, pero no conoce el dato exacto.  Dentro de su variado repertorio, siente especial cariño por Mi tierra.
“Me dan ganas de llorar cuando cantó Mi tierra. Cuando digo: ‘A qué no adivinan de dónde soy’. Pero nunca digo de dónde soy. Sólo menciono todo lo que tiene mi tierra, a ti te toca descubrir de qué lugar te estoy hablando”, dice sonriendo.
Tiene la costumbre de cantar cada canción por la que se le pregunta. Fue el caso del éxito Llora corazón, en la que menciona a su primera esposa.
Martha Cabarcas es culpable/ de lo que esta sucediendo/ porque la estoy adorando/ y ella no me está creyendo.
Esas dos canciones, Llora Corazón y Mi tierra, son las que más le producen regalías. En este momento las regalías constituyen sus principales ingresos económicos.
A su segunda esposa, Blanca Cecilia, también le ha compuesto canciones. A Silenia, como la llama por cariño,  la conoció en una gira de 15 días que hizo en Bogotá; y, desde el momento en que la vio, le gustó.  Al poco de tiempo de conocerla se la trajo con él a Cartagena.
“Ohh, Silenia/ como el sol de la mañana llegaste tú/ como luz y esperanza para mi vida/ como un regalo de Dios enviado para mi felicidad/ llegaste tú/ como las cosas bellas que tiene el mundo/ como aquel jardinero cuida sus plantas/ tú eres la plenitud de mi esperanza/ de mi ilusión/ eres la luz que rompe tinieblas. ¡Qué bonito!, expresa.
¡Apareció su hija!
Todo el mundo cree que Hugo sólo tiene cinco hijos: Nayibe, Magnolia, Edinson, Huguito, Claudia y Mateo. Sin embargo, la realidad es que son seis.
Hace varios años salió con una mujer llamada Margoth, con quien tuvo una hija de la que no volvió a saber nada hasta el lunes de esta semana cuando recibió una llamada.
Su hija, Belkys Alandete, que vive en Caracas (Venezuela), había buscado a todos los Alandete que existían en Cartagena, hasta que dio con la sobrina de Hugo y le contó que estaba buscando a su padre, a quien no veía desde que tenía cinco años.
Llamaron a Hugo y le contaron lo sucedido. Margoth se había llevado la niña muy pequeña con la excusa de que le compraría ropa nueva y le daría un paseo.
“Cuando le escuché la voz sentí qué cosa más bonita. Una persona que no me conoce y que no me ha visto desde hace años cómo me habla con ese cariño. Me decía: ‘papito, te quiero ver’”, cuenta emocionado Alandete.
Durante estos 31 años que pasó lejos de su padre, Belkys se dedicó a coleccionar sus discos. Le encanta su música y lo admira.
Cartagena es su paraíso
Hay algunos que piensan que Hugo debió llegar tan lejos como el fallecido Joe Arroyo, sin embargo, él asegura que el hecho de quedarse viviendo en Cartagena, ciudad a la que ama profundamente, no le permitió explotar más su carrera.
“Lo que pasa es que yo me siento más cartagenero que todo el mundo. Me salieron ofertas para que me fuera. Con mi grupo estuve tres veces en los Estados Unidos y en Canadá, pero Cartagena me llama. No puedo estar mucho tiempo fuera de la ciudad”, dice. 
“Mira, al Joe y a Juan Carlos Coronel que se quedaron en Barranquilla. Cartagena es mi paraíso. La gente que no vive aquí, no sabe lo rico que es esta ciudad. Acá, sea como sea, la gente me quiere mucho”, agrega el cantautor. 
Asegura que no extraña nada del periodo de los setenta y ochenta, cuando su música se escuchaba en todas partes, lo único que sí desea recuperar es la juventud.
“A los 28 años yo era incansable. Ya no me puedo mover como antes. La juventud es la juventud, niña”, concluye Hugo “Sabor” Alandete.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese