Indicadores económicos
2018-11-17

Dólar (TRM)
$3.173,59
Dólar, Venta
$2.978,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.600,75
UVR, Ayer
$260,20
UVR, Hoy
$260,21
Petróleo
US$66,80

Estado del tiempo
2018-11-16

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 01:42

Marea max.: 14 cms.

Hora: 18:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-11-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Huilo-Huilo: reserva biológica de Chile que reconcilia con la naturaleza

En un medio donde los inversionistas y urbanistas le tuercen el pescuezo a la naturaleza para sus propios beneficios, no deja de sorprender que todavía haya sitios en el mundo donde ocurra lo contrario.

Y ese es el caso de la reserva biológica Huilo-Huilo, enclavada en la Patagonia chilena, en el sur del país de paisajes exóticos.

Hasta ese lugar llegó este medio, invitado por las aerolíneas Avianca, Sky Airline y Huilo-Huilo, la reserva biológica del sur del mundo, y donde tuvimos la oportunidad de conocer ese majestuoso pulmón del mundo.

QUÉ ES

Huilo-Huilo es una reserva biológica de 100.000 hectáreas de bosque húmedo templado que alberga una gran diversidad biológica, innumerables lagos de origen glaciar, volcanes e incontables cursos de agua. Tiene, además la mayor cantidad de especies de helechos de Chile y especies amenazadas.

Está ubicada en medio de los Andes Patagónicos del sur de Chile y es una de las 25 ecorregiones más valiosas del planeta, declarada reserva de la biosfera por la Unesco en 1997. Además, fue reconocida en 1998 como un punto clave en la conservación internacional por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Es el núcleo de la ecorregión valdiviana, en la Región de los Ríos, en la comuna de Pangupulli.

Es un concepto nuevo de desarrollo sostenible que se basa en tres pilares fundamentales:

-  La conservación, a través de la investigación y de proyectos ambientales.

- La integración de la comunidad, generando puestos de empleo y capacitándola en distintas disciplinas, incluyendo programas en las escuelas locales

- Turismo de intereses especiales, como nueva actividad económica de la zona que permitirá una proyección hacia el futuro.

Es un área protegida privada, de propiedad del multimillonario hombre de negocios Víctor Peterman, dueño de varias empresas ligadas a la metalurgia y a la industria chilena.

En Huilo-Huilo se vive para y por la naturaleza. Por eso no es raro encontrar, en medio del emporio hotelero allí levantado, verdaderas loas al gusto y al respeto por la “pacha mama”.

LA MONTAÑA MÁGICA

El agua de Huilo-Huilo es de gran pureza y a partir de la idea de mostrar la vida que genera ese elemento, se desarrolla el proyecto Montaña Mágica, el primero que se levantó en la reserva y que por mucho tiempo sirvió de casa para los propietarios de esta.

Fue tanta la admiración que causó su diseño entre los que transitaban por el lugar, que le dio la idea a sus propietarios de lo que se podría hacer en medio del bosque. Y no se equivocaron. Hoy es un destino obligado para todos aquellos que sientan respeto por la naturaleza y lo que ese concepto encierra.

El agua y la madera son las reinas del lugar. Uno y otra, acompañada por la magia que parece irradiar el bosque de árboles centenarios que crecen en su interior con tal respeto y gusto, hacen de la construcción un lugar sorprendente.

Hoy es un hotel que tiene 12 habitaciones confortables.

EL BAOBAB

Su diseño lo marca un curso de agua que viene de la Montaña Mágica y que es demarcado en el suelo por un vidrio que hasta sirve de guía al visitante.

BaobaB es una estructura que se eleva entre las copas de los árboles para descubrir la majestuosidad de la selva fría, sus montañas, el volcán y la inmensidad de los Andes Patagónicos.

Ambas obras fueron construidas con materiales del lugar por artesanos de las comunidades aledañas de Neltume y Puerto Fuy, pueblos de origen maderero, vecinos de la reserva.

Cuenta con 55 habitaciones distribuidas en siete pisos de altura.

Para llegar a las habitaciones, el huésped puede usar un ascensor panorámico que lleva hasta el quinto piso, o caminar por una rampa con una suave pendiente que circula por todo el interior hacia la última habitación.

Desde el piso siete es posible salir al exterior para tener una vista general de buena parte de la reserva y del volcán Mocho-Choshuenco, el de la nieve eterna.

Cuenta con un spa, restaurante, un salón de reuniones –Carpintero Negto- de 250 metros de superficie y una capacidad para 200 personas, entre otras locaciones.

En Baobab no es raro encontrar, en su interior, troncos de árboles centenarios, que hacen las veces de columnas y cuyas copas salen al exterior.

En su interior, a excepción de los elementos de tecnología, todo está elaborado en madera.

NAWELPI LODGE

Este es un proyecto de 12 habitaciones categoría suites de lujo, distribuidas en seis módulos de a par (dos habitaciones por módulo), construidas entre el bosque nativo con materiales del lugar, entre las que se cuentan piedras y madera.

Fue construida al borde del río Fuy, a 500 metros de Baobad Hotel,

Esas habitaciones, diseñadas para parejas, cuentan con privacidad y una vista exclusiva al río, lo que permite un descanso absoluto, con máximo confort.

Cada detalle está pensado en la comodidad del huésped, pero también en el respeto por la naturaleza. Los detalles de las lujosas casas todos son elaborados en madera, lo cual, aunado al sonar de la corriente del río Fuy, más el calor de la chimenea, hacen del lugar un sitio apacible que contagia paz.

Cada habitación cuenta con chimenea de combustión lenta, hidromasajes en la sala de baño y un módulo de minibar.

Todo el sistema se conecta a través de carritos eléctricos que se transportan por una pasarela que comunica con Baobad y la Montaña Mágica.

CANNOPY VILLAGE

Conformado por pequeñas casas de madera sobre la copa de los árboles a cinco metros sobre el suelo, rodeado de ciervos, patos, gansos y otras aves.

Las cabañas cuentan con ventanas laterales con un ángulo especial para la observación al exterior. Son de 20 metros cuadrados construidos en madera, con capacidad de hasta cinco personas.

Como lo que se quiere respetar es el estilo camping, no cuentan con colchones ni camarotes sino catres de campaña, mesa plegable, linterna, calefactor y saco de dormir térmico.

CERVECERÍA PETERMAN

Además de comidas, allí se puede conocer el proceso de la cerveza Peterman, cuya producción alcanza de 12.000 a 13.000 litros mensuales, y la cual tiene como materia prima el agua de Huilo-Huilo por su alta pureza.

SALTO HUILO-HUILO

El salto Huilo-Huilo es el emblema de la reserva.

A ese paraje de belleza sin igual se llega por un sendero demarcado entre árboles de bosque húmedo templado, y su visita se hace en horas de la noche, usando antorchas que buscan dar un toque mágico y reverencial a la ocasión. El calor de las antorchas apacigua un poco el frío que se experimenta en la época de verano. Ese recorrido es rito para acercarse a la “pacha mama”.

El salto tiene unos 40 metros de alto por 10 de ancho y un caudal medio de 45 metros cúbicos por segundo. Su origen se remonta a una erupción volcánica y es un lugar rico en biodiversidad, donde crecen muchas especies de helechos.

Está bañado por la fuerza del caudal del río Fuy, proveniente del lago Pirehueico, que desemboca en el lago Panguipulli.

Está ubicado a un kilómetro de la localidad de Neltume.

El sonido del agua cayendo y los contrastes de luz y sombra entre la vegetación hacen de la visita algo irrepetible.

Neltume es una localidad en la cordillera de la Región de Los Ríos, perteneciente a la comuna de Panguipulli. Es una de las comunidades beneficiadas con la reserva Huilo-Huilo. De hecho, toda la mano de obra que usa la reserva viene de esa población.

SALTO DE LA LEONA

Este es otro de los sitios emblemáticos de Huilo-Huilo.

El ascenso a ese salto también se programa de noche, usando, igualmente, antorchas en medio de un camino rodeado de exuberante vegetación de bosque húmedo templado.

Las aguas cristalinas del río Fuy resuenan en medio de la espesa vegetación.

NIEVE AÚN EN VERANO

Huilo-Huilo ofrece, además, una aventura en la nieve.

La cima del volcán Mocho Choshuenco tiene un glaciar a partir de los 2.200 metros de altura, que permite que tenga nieve aún en verano.+

Si bien la temporada alta es octubre a junio, aún en meses como agosto tiene tanta nieve como  si se estuviese en inverno.

Se puede recorrer en motos de nieve o en un trineo de arrastre, instalado por la reserva para paseo de familias.

Es un lugar no solo donde se pueden practicar deportes propios de la nieve, sino que posee uno de los ecosistemas más ricos de la región, con riqueza en especies como el raulí, lengas, coigües, robles y una gran variedad de líquenes.

Su acceso es controlado por la reserva Huilo-Huilo.

Es una experiencia sin par para aquellas personas que siempre soñaron con conocer la nieve.

EXCURSIONES

Además, Huilo-Huilo ofrece más de 40 tipos de excursiones, según temporada. Aquí vale la pena recordar que Chile es un país con las cuatro estaciones bien marcadas.

La experiencia de las cabalgatas, del canopy, del mountain bike, del tour a la Pampa de Pilmaiguén, entre otras, forman parte de la oferta.

Son excursiones diseñadas para todo tipo de personas, no solo para expertos ambientalistas o amantes de la naturaleza.

RUTAS EDUCATIVAS

También tiene varias rutas etnoeducativas, entre la que sobresale la “Ruta Etnopache”, la cual resalta el papel que la tribu indígena Mapuche jugó en el desarrollo de Chile, y cuya herencia sigue viva a través de los nombres de localidades y lugares.

Estas y otras atracciones son las que hacen de la Reserva Biológica Huilo-Huilo un lugar digno de visitar. Pero sobre todo para conocer de primera mano que sí es posible el desarrollo sostenible. Solo falta la visión de respeto por la naturaleza.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Hay dos razones por las

Hay dos razones por las cuales no se puede llamar tropical al bosque que se muestra en las fotos (foto 6):
1. Chile no está en el trópico
2. Los bosques tropicales no crecen en la nieve, ni siquiera en los países tropicales que tienen nieve, como Colombia. Los grupos de árboles que crecen en la nieve no se llaman bosque tropical.
Lo correcto es denominarlo bosque templado, como lo hacen en el cuerpo de la noticia.