J. Balvin, a solas con “el dueño del negocio”

06 de enero de 2013 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Estando en la universidad, cursando el último semestre de Negocios Internacionales, tomó la decisión de retirarse, para dedicarse de lleno a lo que más ama en la vida: la música.
José Alvaro Osorio Balvin, más conocido como J. Balvin, consiguió rápidamente posicionarse como uno de los artistas del momento con canciones como Sin Compromiso, Me gustas tú, Yo te lo dije, Ella me cautivó y recientementeTranquila. 
Con el apoyo de su padre, José Alvaro, quien hoy es su manager, logró que cada canción que sacaba al mercado se convirtiera, en un tiempo relativamente corto, en un éxito.
Es un enamorado de Cartagena y de su gente. Muestra de ello es que el grupo de bailarines que lo acompaña en cada presentación es de aquí. 
“Mis bailarines lo tienen todo. Los cartageneros tienen el flow(energía), que es lo más importante”, expresa “el dueño del negocio”.
Dialogamos con él antes de abordar el yate que lo llevaría hacia la Regata, en Cholón, una isla de Barú. Ahí la joven estrella, de 27 años, celebró junto a su padre su concierto ochocientos.
Hábleme de su familia: ¿Qué tanto hay de sus padres en su personalidad?
—Mi papá se llama igual que yo, José Alvaro; y mi mamá, Alba. De ellos tengo casi todo. Uno es la familia. Somos el reflejo de la educación de nuestra familia y ellos son mi todo.
¿Por qué se inclinó por el reggaeton y no por otro género musical?
—La música con la que me identifiqué, después de haber pasado por muchísimos géneros, realmente con la que siento que soy yo, y me puedo expresar libremente, es con el género urbano, porque no es propiamente el reggaeton, es todo lo que incluye la cultura del hip hop, lo que es el rap y el dance hall.
¿Qué piensa de las críticas que se le han hecho al reggaeton por considerarlo un género vulgar?
—Eso es parte y parte: como hay  buenas baladas, hay malas; como hay buenas canciones de salsa, también hay malas; como hay buen rock, hay mal rock; y como hay buen reggaeton, también hay mal reggaeton. Eso es algo que no pertenece a un género, sino a la humanidad.
Hay artistas consagrados en otros géneros que han tenido la necesidad de grabar reggaeton. ¿Qué opina de eso?
—No creo que tengan la necesidad de grabar reggaeton. Considero que son inteligentes y hay que adaptarse al cambio del tiempo. Por eso lo hacen. No creo que tengan la necesidad, porque cuando tú eres bueno en algo puedes seguir (por ponerte un ejemplo) cantando baladas por los siglos de los siglos, y te van a seguir apoyando. No he visto la necesidad de Andrés Cepeda de hacer reggaeton. Quiero decir, si quieres evolucionar puedes hacer cambios, y eso está bien; pero cuando eres bueno en algo, puedes seguir en tu línea tranquilo.
Cuando ve a una mujer, ¿qué es lo primero en que se fija?
—En la cara.
¿Está saliendo con alguien?
—Naaaaa, estoy saliendo con todo un público que me quiere.
¿Cuál considera que fue su secreto para conseguir el éxito?
—Creo que la disciplina. No ha sido nada de suerte. Cada canción que hemos sacado, gracias a Dios, se ha convertido en un éxito. Es por la disciplina. Además, porque nunca nos confiamos, no cantamos gritos de victoria antes de ver bien qué pasa. 
¿Qué canción lo hace reír cuando la interpreta?
—(Sonríe) Me gustas tú.
¿Y llorar?
—Uy, muy pocas realmente. De otros artistas sí hay canciones que me ponen bien melancólicos. Pero mías, ninguna.
¿A cuál artista admira?
—A Carlos Vives. Hace poco hablé con él. Lo admiro muchísimo, porque hay que conservar la unión familiar y a la vez ser tan exitoso como lo es él. Tener tiempo para todo. Ese es el éxito. 
¿Por qué tituló Real su producción musical?
—Real fue mi primera producción musical, y le puse así, porque soy real a mis convicciones. Lo que digo, lo cumplo; y de eso se trata.
¿Con cuál canción siente mucho apego?
—Últimamente con Tranquila, porque me encanta. Pero Ella me cautivó, que es un clásico de la música urbana mundial. Me parece espectacular.
¿Cuál ha sido el miedo que ha tenido a lo largo de su vida?
—Perder a mi familia y la unión que tenemos. Perder el control de la vida.
¿Cómo define la felicidad?
—La felicidad es más simple de lo que se piensa. No es tan complicada  como algunos la vemos. No está en el dinero, ni en las cosas materiales. Está realmente en saber vivir y aprovechar los espacios. En mi caso, cuando hay que trabajar, darla toda; y, cuando hay que descansar, lo mismo.
Finalmente, ¿cómo se siente justo en este momento de su vida?
—Muy bien. Estoy  en un momento en que tengo que pensar más en José, que en J. Balvin. La vida me ha ido mostrando que ya es tiempo de descansar un poquito; no de parar, sino de darme más tiempo para mí. Necesito como levantarme nuevamente. Todo es cuestión de equilibrio.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS