Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.013,99
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.555,30
UVR, Ayer
$251,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,99

Estado del tiempo
2017-12-12

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:52

Marea max.: 17 cms.

Hora: 08:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 05 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La génesis de Mildre

Ahora que lo pienso, mi mamá Elisa se parece bastante a Mildre. Sí usa gafas, y ya no se pone los rulos ni la pañoleta, pero ay del que pisara la sala cuando ella estaba trapeando, o del que se rehusara a tomarse las sopas del almuerzo… Me parece estarla escuchando decir: “la gente allá, en África, muriéndose de hambre y tú, acá, estrilando porque yo hice sopa”… O mandándome a buscar un carruso de hilo: “Está allá” -señalaba con la boca-, ¡yo buscaba mil veces, pero no lo encontraba! Allá puede ser cualquier lugar de la casa (o del mundo), pero ella remataba con: “yo lo acabo de ver, búscalo bien, ¿qué te hago si me paro y lo encuentro?”… Y ella iba, ¡y lo peor es que lo traía!

Es que Mildre Cartagena no solo encarna a mi mamá, sino a todas las mamás, las tías, los papás, las abuelas, las vecinas, mejor dicho: a todos nuestros referentes de autoridad moral en la vida cotidiana. Por eso, Katherine, la actriz detrás de Mildre, define este fenómeno de las redes sociales como una mamadera de gallo con fundamento.

Ahora estoy sentada en la sala de la casa de Katherine, ¡y ni siquiera atino a decirle Katherine! La hemos rebautizado como Mildre, que es la famosa, la mediática, la sabia. La mamá regañona, sí, pero entregada, servicial, práctica, amorosa, que se vuelve un ocho con un Smartphone y está un poco loca (en el sentido más bello de la palabra), eso sí, pero que lucha todos los días para sus hijos enderecen con sus pasos el camino de este mundo, que parece estar tan perdido.

Sobre Katherine
Se llama Katherine Marcela Pascuales Arteaga, nació el 10 de junio del 89 y creció en el Conjunto Residencial Los Ejecutivos, jugando al escondío, practicó fútbol, patinaje y danza, pero no pudo con el bendito trompo, ni con la bolita e’ uñita. No era taaaaan traviesa y su mamá, Gladys, comenzó a regañarla cuando creció y le fueron gustando las fiestecitas, porque su talón de Aquiles eran las llegadas tarde... “Verás, mi mamá es como Mildre y siempre me llamó la atención  por eso... ¡Y todavía estamos en ese cuento!”, ríe.

Estudió en Comfenalco, en la Universidad Libre hizo dos semestres de derecho, se presentó en la Universidad de Cartagena, pasó y estudió otro año de abogacía, pero no, esa carrera no la llenaba. Se retiró y el mundo pareció caerse un poquito. “Yo no servía para el derecho y, bueno, obviamente aquí fue terrible, porque estaba estudiando lo que mi papá había querido, pero yo no estaba feliz. Yo  quería actuación o psicología, y me decían que tenía que estudiar algo que diera plata, tú sabes, que actuando me iba a morir de hambre”.

-¿No ves a Pacheco? Ya nadie le para bolas -le decía Gladys-.
-A Pacheco lo veo muy bien, debe ser feliz, esté donde esté -respondía siempre Katherine-.
Kathe comenzó a estudiar psicología y entonces nació Mildre. Inspirada en una vecina y en su madre, comenzó a bromear remedándolas, regañando... Un día se puso rulos, una pañoleta, gafas, una especie de pijama ancha y ya está: grabó un video y se volvió un fenómeno en redes sociales.

“Eso fue el 24 de julio de 2016. La gente comenzó a agregarme, monté un segundo video y seguían agregándome, hice la página de Mildre y ahí empecé a verla como esa herramienta o canal que podía servir con la psicología. Le empezamos a imprimir mensajes formativos, en valores familiares y cívicos, criticamos a la política, cosas que creemos relevantes. Nos dimos cuenta de que la escuchan y queremos dar un mensaje. Hacemos psicología y humor”, agrega.

¿Encontraste lo que te llena?
-Totalmente. Esto se llama una mamadera de gallo con fundamento. La idea es invitar a la gente a descubrir su don y a ponerlo al servicio de la gente, que puedas entregar al mundo eso que te hace especial.

¿Y ahora qué dicen tus padres?
-Para que veas, hace poco, cuando me gradué, mi mamá me decía: “tienes que buscar un trabajo” Le conté que este es mi proyecto y que le voy a meter toda... “Ya vas a ver”, le dije, y cuando salí por primera vez en El Universal ella salía con el periódico en el bolso. Yo no me daba cuenta, entonces íbamos a una reunión familiar y  salía: “ay, que miren, y sacaba la página”… Y yo: Ah, ahora sí, cojo Universal y ahora sí… Está súper orgullosa, y dice que ella es Mildre. Están súper orgullosos todos.

¿Cuál es el siguiente paso?

-Ganarnos un India Catalina. Vamos a lanzar, con el favor de Dios y de Cartagena Federal, una serie web. Queremos contar historias más largas, con más contenido.

¿Eres regañona?
-Síííí. Mildre es mi álter ego, eso se me ha quedado, eso es lo que uno hereda.

Los amigos de Kathe dicen que apenas se pone los rulos se transforma en Mildre y no hay poder humano que le quite ese espíritu regañón. Ahora Katherine entra a su cuarto, se cambia y sale Mildre. Y es verdad, enseguida comienza a decir que estamos mojando la mesa, que vamos a rayarla, que ya nos estamos demorando mucho en la entrevista. Vuelvo a ver en Mildre a mi madre Elisa y es inevitable pensar: ¡Ay de mí si me llego a reír en su cara!... De pronto se quita la chancleta. Y que no vaya a leer este texto, porque segurito me regaña.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese