Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La mujer de mis sueños y yo

-A A +A
 

Por María José Barraza
Especial para El Universal

De muy buenos modales, prudente, delicada y ordenada”, así la describía en el anuario la Madre Superiora del Colegio El Carmelo, donde se graduó en Cartagena. Soñadora, trabajadora, disciplinada, generosa, creativa, inteligente y buena gente, así  la describo yo. Y es que han pasado muchos años y muchas cosas en la vida de esa niña tímida, callada, hija única de don Jairo y doña Ofelia, que se sentía “feíta”, que le tenía terror a los aviones y que era ¡tan pero tan penosa que no se casó por la iglesia por temor a “desfilar” por el altar vestida de blanco!

Salió de Cartagena a Miami a los 16 años. Su maleta iba llena de incertidumbre, miedos, inseguridades y muchas preguntas. Ese 6 de enero de 1982 comenzaría su camino para convertirse en la mujer de sus sueños y perseguir su más grande pasión: ser periodista. “Quería conocer personas que cambiaran vidas. Quería salir de mi tierra para cumplir mis sueños y hacer soñar a los que no creían que podrían salir de ahí. Pero sobre todo quería que todos supieran que los sueños se vuelven realidad cuando uno busca, sale, trabaja, se cae, se levanta y sigue insistiendo en conseguirlos. Que no los harás realidad si te quedas mirando hacia lo lejos por tu ventana”, como dice en su libro “La Mujer de mis Sueños”.

Hace 30 años, en sus primeras vacaciones a Cartagena, se atrevió a pedir trabajo en el periódico El Universal porque quería tener “algo” en común con Gabriel García Márquez.

Creció soñando salir de su país para  trabajar en la editorial de revistas en español más importante de Estados Unidos. Fue su primer sueño cumplido. Pero vendría más, mucho más: Directora de la revista Cristina a los 24 años, una de los 25 mujeres más poderosas de la revista People, productora ejecutiva de “Despierta América”, el programa matutino en español  más exitoso de los Estados Unidos, “Mujer del año 2015” por  W.O.W. (Women of the World), aunque diría yo que su mayor logro es haberse convertido, como el título de su libro, en la mujer de sus sueños y en el camino inspirarnos a quienes hemos tenido la  fortuna de ser tocados por su historia.

Es así como nace esta entrevista entre una de las mujeres de mis sueños y yo. Me  levanté una mañana con la idea de escribirle al gerente del periódico y contarle sobre Luz María Doria. Le hablé de quién es, de sus logros y de su último libro. Me dijo que le gustaba la idea y que con gusto me ponía en contacto con la editora para realizar la entrevista a lo que le dije: “ésta, si estas de acuerdo, quisiera hacerla yo”. De cartagenera a cartagenera,  y es que quería que ella volviera al periódico, pero no como su corresponsal, sino como la protagonista de su propia historia. Una que vale la pena conocer, compartir, que me llena de orgullo y que sé será inspiradora para quienes sueñan con convertirse en las personas de sus sueños.

¿Qué llevas en tu maleta hoy?
-Mi maleta es más liviana, porque es más real. Cargo mucha fe, positivismo, está llena de generosidad y mucho, pero mucho agradecimiento

¿Qué se siente regresar a las páginas de El Universal 30 años después?
-Es un sueño realizado. La primera vez que fui todo me emocionaba, yo me sentaba a escribir esas columnas y ¡era la mujer más feliz del mundo!

¿Qué sabes hoy que no sabías en esa época?
-Que los sueños sí se cumplen.

¿Qué le dirías a esos jóvenes que quieren perseguir sus sueños pero sienten que no tienen los medios pero sí los miedos?
-Yo quiero hablarle a todas las Luz María miedosas. Que sepan que no hay fronteras, que los sueños no conocen de nacionalidades, de sexo, de tiempos. Que se vale soñar y se vale luchar por los sueños, y que nadie tiene el derecho a medírtelos ni a juzgártelos. Lo que no se vale es que los dejes guardados. Me impresiona que la gente tenga mas creatividad para buscar excusas por las que no ha logrado las cosas que para buscar la manera de conseguirlas

¿Y cómo vencer esos miedos?
-Haciendo que las cosas pasen. Hoy con las redes podemos llegar a todas partes. Si tienes un talento explótalo, súbelo a las redes, pide citas; prepararse es muy importante. No solamente es tener el sueño sino equiparte para hacerlo realidad. El común denominador de las historias de éxito es no darse por vencido. A los miedos no se les vence, se les combate. Yo me preparo, me atrevo, pienso en el resultado y sobre todo pienso que si no hago nada, no pasa nada.

¿Un consejo de Cristina Saralegui?
-Que siempre tenga un plan. No llego a una reunión sin un plan, yo vivo produciendo. Produzco hasta mi felicidad. No soy de las que espera a ver qué pasa, yo hago que pase. La vida, como la televisión, hay que producirla.

Por una frase de Cristina Saralegui hacia ti tomaste la decisión de renunciar. Eso les costó 14 años distanciadas...

-Fue la primera gran decisión profesional que tomé en mi vida. Renuncié porque no quería que nadie sembrara terror en mi vida profesional. Yo fui demasiado rígida, no fui flexible. Si eso me hubiera pasado ahora, me habría dado una segunda oportunidad.

¿Cómo nace “La Mujer de mis Sueños”?
-Este libro tuvo que ser dictado por mi corazón. Quería que se llamara “La Mujer de mis Sueños” por que en eso me convertí. Me gusta ser el vehículo de la posibilidad con la realidad. Cuando cumplí 50 años decidí que en vez de hacerme un lifting en la cara, quería hacerme uno del alma. No fue fácil. Mientras lo escribía aparecieron miles de “diablitos saboteadores”... ¿y tú quién eres para escribir un libro? ¿Quién te crees? ¿Qué dirá la gente cuando lea esto? Luego, cuando vi el impacto que tuvo, supe que ¡había valido la pena! Recoger tantos testimonios de gente en las redes, desde la muchacha que volvió a la universidad hasta  un hombre que me dijo que gracias al libro había decidido luchar por el amor de una mujer.

Háblame de esas  personas más cercanas que han estado contigo en el camino a la mujer de tus sueños...
-Mi madre, mi mejor porrista. Mi mayor agradecimiento es a Dios por permitir que ella estuviera el día del lanzamiento de mi libro en primera fila viendo la culminación de mis sueños. Mi papá, mis abuelos, mi nana “Tatati” fueron un ejército de ángeles en el cielo respaldando este proceso. Dominique, mi hija, mi maestra de vida. De las cosas bonitas que la vida me ha regalado es poderle dejar este libro. Esto va a quedar para ella  y para mis nietos. Y Bebo, mi esposo, el cómplice de mis sueños, el socio de mi amor y mi felicidad.

En tu libro dices que “la vida de tu papá cambió el día que tú naciste” y la tuya, “el día en que el murió”. ¿Qué le dirías ahora y qué te diría él?
-A mi papá le daría un abrazo. Estoy segura que estaría tan feliz y orgulloso. ¡Ah! y el libro sería un bestseller porque los compraría todos, como hizo cuando salió mi primera columna en El Universal.

Este libro recoge testimonios de personas que han logrado el éxito: Ismael Cala, Emilio Estefan y Sofía Vergara, entre muchos otros.
-Viví muy de cerca la historia de Sofía. La admiro porque nunca se dio por vencida. De todos los hispanos que he entrevistado en mi carrera, ella es una de las pocas que nos puede dar la lección más grande de perseverancia y pasión por un sueño.

¿Con qué frase te gustaría que te recordaran?
-¡Cumplí sueños y los ayudé a cumplir!
El lanzamiento de “La Mujer de mis Sueños”, en Miami, fue presentado por el periodista Jorge Ramos y ahí, en primera fila, estuvo Cristina Saralegui. La alumna y la maestra se reencontraron corroborando otra de las grandes lecciones de este libro: la importancia de perdonar y hacer las pases con el pasado.

¿Alguien más que te hubiera gustado que estuviera ahí ese día?
-Mis amigas del kínder. Una muy en especial, Gladis Bustillo.

Consciente de que a Luz María los adjetivos de la Madre Superiora en el anuario le parecían más como los de un desodorante, me puse en la tarea de contactar a Gladis. ¿Quién mejor que su amiga de la infancia para definirla? Esa sería una forma de hacer justicia a esa descripción que nunca la dejó contenta y que tanto la dejó pensando. “Sencilla, inteligente, noble, humilde, desinteresada, servicial y llena de fortaleza”, me contestó. 

“Lo que sí tengo claro es que hoy nadie, absolutamente nadie, me describiría así (como la Madre Superiora). No importa ni cómo te vean, ni lo que piensen de ti. Tú sigue luchando por lo que crees que será posible. Recuérdalo siempre, los sueños son tuyos. Nadie te podrá quitar ese momento en el que tu alma y tú se ponen de acuerdo para soñar. Y entonces así, un día despertarás convertida en la mujer de tus sueños”.

***
Luz María no necesitó que su padre comprara todos los libros. Hoy “La Mujer de mis Sueños” es bestseller y en enero llegará a Colombia. Los sueños sí se cumplen.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63935 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese