Indicadores económicos
2017-09-23

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-23

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 22:47

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:16

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 10 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

La primera cita...¿En la cama?

Primera escena. La chica entra a un restaurante cualquiera a comer algo rápido. Ella, de ojos cafés, cabello castaño y labios finos, percibe de pronto un olor delicioso. El perfume viene de un muchacho apuesto, de piel morena y cabello negro perfectamente peinado. Él tiene los ojos oscuros y grandes, antítesis de su sonrisa: blanca y discreta. Están sentados, uno al lado del otro, los separa un escaso metro.

Segunda escena. Ella se voltea y le dice:

-Oye, ¿cómo se llama tu perfume?

-Acqua Di Gio -responde-.

-Ah, listo. Gracias -termina ella-.

Tercera escena. Pasan unos cuantos minutos, muy incómodos, por cierto, y él gira su rostro.

-¿Y tú sólo me vas a preguntar por mi perfume? No puede ser -replica él- . Comienzan a hablar, hablar y hablar... y a coquetear... y una cosa lleva a la otra y...

Cuarta escena. Llegan a un motel, se besan como si no hubiese mañana y tienen sexo, ese sexo que puede ser tierno y salvaje. Y cada quien se marcha por su lado. Los dos, felices y satisfechos.

Dos preguntas para usted, señor lector. Uno. ¿Qué piensa de la muchacha? Dos. ¿Qué piensa del chico?

Se califica de acuerdo al género
Si en algunos círculos de nuestra sociedad es polémico hablar de sexo, imagínese lo que significa tener relaciones íntimas en la primera cita. No es el simple coito, es que el debate traspasa las sábanas y se convierte en un asunto cultural.

Si una mujer se acuesta con un tipo en la primera cita, es una cualquiera, bandida, perra... y cualquier tipo de calificativos irrepetibles. Si es un hombre habrá quienes le digan perro, pero para la mayoría será un donjuán, una especie de héroe capaz de intimar con una chica en tiempo récord. El calificativo varía de acuerdo al género y todo por esta cultura de matriarcado, como lo explica Viviana Carrasquilla Urshela, psicóloga clínica y docente de sexología de la Universidad de San Buenaventura.

“La sociedad, en especial la cartagenera, está arraigada en prejuicios morales -dice la psicóloga-. Se juzga de  manera negativa a la mujer que mantiene relaciones sexuales en su primera cita, porque las costumbres matriarcales de la ciudad tratan de mantener en la educación de las hijas el legado cultural de las mujeres de la familia, el pudor y el recato. Se lucha por mantener de una forma idealizada la inocencia de las jóvenes, pero ellas intentan abrirse a esa sexualidad que había sido reprimida”.

“No con el mismo lente se percibe a los hombres que tienen relaciones sexuales en la primera cita. A diferencia de las mujeres, la expresión libre y abierta de la conducta sexual de los hombres es tolerada y aceptada dentro de su círculo social”.

Y para corroborar lo dicho por la psicóloga, basta con mirar las respuestas que a través de Facebook dieron nuestros lectores a la pregunta: ¿Considera adecuado tener relaciones sexuales en la primera cita?

De 60 comentarios, 36 dicen no rotundo al sexo en la primera cita, 14 que sí es adecuado y los diez restantes aseguran que depende de si se conocían de antes o si hay química. Los comentarios hablan del “tesoro” que cada mujer tiene entre sus piernas y de que quienes lo dan así de rápido son “fáciles”, y no son buenas para relaciones serias, ni duraderas, y, por lo tanto, es complicado que encuentren ese príncipe azul para casarse, tener hijos y vivir un cuento feliz.

Rafael Pacheco -lector- dice, por ejemplo: “Los dos tesoros de la mujer son sus sentimientos y su cuerpo. Una mujer jamás se rebaja a hacer eso. ¿Quién deja fácil que le encuentren su tesoro? Me parece ridículo que una mujer deje ver el tesoro de su cuerpo de una manera fácil, tan desvalorada en una primera cita”.

Nereida Yépez escribe: “Una mujer que se respete a sí misma no lo haría, por tantas enfermedades de transmisión sexual que existen. Y sin amor muchísimo menos”.
En palabras de Elalbert Villamil: “No, es que si esa chica dice ser soltera y tú le estás cayendo, te la tiras el primer día, piensas: ‘ésta cada que sale con alguien hace lo mismo, entonces solo vacile, nada serio”.

En el otro extremo está Cecilio Chiquillo, que comenta: “¡Dejemos tanto tabú! Si se gustan, de una. Eso fortalece la relación y hay más química”.

Libres y responsables
Más allá de si es bueno o malo sostener relaciones íntimas en el primer encuentro, dice Viviana Carrasquilla, lo importante es ser libres, pero responsables por el bienestar físico y emocional.
“Libertad sexual sin responsabilidad trae desventajas o problemas que pueden afectar nuestro estado   emocional, generando sentimientos de frustración, tristeza, angustia y muchas veces depresión. También puede ser el origen de dificultades en las relaciones interpersonales, baja autoestima,  problemas emocionales.

“La pregunta que surge de este análisis de tener sexo en la primera cita es: ¿Estoy preparado(a) física y emocionalmente para tener sexo con una persona que apenas estoy conociendo?”, asegura.

Según Carrasquilla, hay dos reglas de oro que deben tener en cuenta quienes deciden “echarse” al agua de una: maximizar las precauciones, y minimizar los riesgos de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual, usando preservativos siempre. No tener relaciones para  desquitarse de otra persona, ni para llenar vacíos emocionales, mucho menos para huir de la soledad o la depresión.

“Cuando tenemos relaciones sexuales no solo se establece un contacto físico, sino también emocional. No estar preparados puede dejarnos secuelas que interfieren en el sano desarrollo de nuestra vida emocional. Lo importante es disfrutar la vida con responsabilidad reconociendo nuestro valor y compromiso con nosotros mismos”, concluye la psicóloga.

Y usted, recuerde: si quiere ser libre, sea también responsable.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese