Indicadores económicos
2017-12-17

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-17

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 20:30

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
- -
Motos
- - - -

La sazón no tiene sexo

Los fritos que por años habían sido preparados por amas de casa y matronas cartageneras hoy también son cocinados por hombres. Por fritangueros, como se les conoce popularmente.

Harold Urueta Torres es uno de los participantes en el Festival del Frito Cartagenero. Es contador público y labora en una empresa del sector industrial de Mamonal. Su profesión y su trabajo no son impedimento para que este joven quiera continuar con el importante legado que le ha dejado su madre.

Desde niño creció viendo a su mamá, Marina Torres, y a una tía, dedicarse a este oficio.

Cerca al Hospital Universitario del Caribe tienen un negocio de comida. Allí siempre estuvo dispuesto a colaborar.

“Recuerdo que desde que estaba pequeño mi mamá nos llevaba donde mi tía. Ella falleció hace 10 años. Tenía un puesto de venta de empanadas, arepas, carimañolas, buñuelos. Crecí viendo esto”, dice mientras observa los fritos que están sobre su mesa.

Con el tiempo, aprendió a amasarlos, a freírlos, y hoy no duda un instante para ponerse su delantal, gorro, guantes y tapabocas para hacerlos.

Siempre ayudó a su mamá en los preparativos para este evento, que se realiza todos los años durante las Fiestas de Nuestra Señora de la Candelaria. Ella no pudo estar al mando de la mesa debido a una operación a corazón abierto reciente, pero su delantal lo tomó Harold.

Cada enero, Harold pide vacaciones en su empresa para participar junto a su madre. Esta vez él asumió el reto. La sazón de sus manos fue heredada de una ancestral preparadora de fritos que fue premiada como 'Ganadora de ganadoras' en el Festival de 2011.

“Desde hace más de 15 años mi mamá empezó en el Festival y yo aprendí a hacer fritos también a los 15. Los secretos de la cocina a veces no se revelan pero lo importante en esto es la dedicación. Existe un estigma: que las mujeres son las que saben hacer fritos, pero quien tenga la habilidad y las condiciones para hacerlo, lo puede hacer. No debemos encasillarnos en que esas son labores de mujeres. El hecho de que sean las mujeres las que siempre se hayan encargado de esto no significa que los hombres no podamos participar y tener una buena sazón”, agregó.

Otro ejemplo es Luciano Mutis, el mismo que ganó el Festival del Pastel en diciembre de 2014 y se destacó por ser el único hombre en esa edición y el primero en ganar.

Luciano también es hijo de una veterana cocinera cartagenera que falleció hace dos años, y también fue su ayudante. “Mi experiencia es de toda la vida, pero hace tres años estoy en el festival. Era el único hombre, pero ahora hay seis más”.

Hace siete años empezó a interesarse por las actividades de cocina tradicional y caribeña que se hacen en Cartagena, aunque desde pequeño aprendió de su mamá. Como él mismo cuenta, su familia siempre ha estado en el “rebusque” con los fritos.

“Mi mamá vendía en diferentes barrios acá en Cartagena. Ella fritaba en la gallera Popular de Mincho, en El Bosque. Todos los domingos se iba para allá. Yo era ayudante de ella, también de mi hermana, así empecé. Me motivó a competir por la experiencia que tengo, porque es una ayuda económica y porque me encanta”, expresa con una gigante sonrisa.

Este hombre de 47 años, padre de cuatro hijos, separado, es, además, comerciante y trabaja en ocasiones como mesero en eventos especiales.

“A mí me gusta la gastronomía. A veces quisiera presentarme en Master Chef pero me da miedo”, añade entre risas. Y recalca: “yo digo algo sinceramente... que nosotros también tenemos nuestra sazón”.

De 46 participantes que este año aspiran conseguir un reconocimiento en el evento culinario, siete son hombres. Ellos quieren demostrar que la sazón no tiene sexo y que ese mismo “gusto” lo heredaron de unas veteranas en la materia.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese