Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

“La vida nos sorprende todos los días”: Rubén Blades

Con la vigencia que ha mantenido desde su ingreso al mundo artístico hace más de cuatro décadas, y pese a estar en medio de una gira que anuncia su despedida de los escenarios, el panameño Rubén Blades se reinventa esta vez frente a las cámaras.

El periplo por España en este verano reafirmó su importancia en la música. La gira “Caminando, adiós y gracias” recibió el respaldo esperado y aunque no es lo que muchos quisieran, indica que su trabajo ahora tomará otros proyectos, muchos, si se le sigue la pista a lo que enumera con fascinación, al tiempo que su personaje en la serie “Fear The Walking Dead” tuvo un regreso triunfal esta tercera temporada, llevándolo a conquistar otro tipo de audiencias.

Lo ejecutado por Rubén Blades parece no tener segundas partes, su proceso creativo siempre tiene una novedad que presentar, y así como hace más de cuarenta años incursionó con una salsa activista y llena de mensajes coherentes, hoy se aventura con sonidos que muestran su madurez artística e intelectual, aunque eso vale aclarar, no es nuevo en él.

Tiene tiempo para todo, allí también se aprecia la disciplina que le imprime a cada proyecto y si se tomó un espacio para interpretar la salsa que más lo identifica, también hizo lo propio al regresar a México para continuar con el rodaje de la aclamada serie que narra el apocalipsis zombi, donde su personaje Daniel Salazar tiene la relevancia que requería ese capítulo de regreso, “100” como se denominó, se emitió totalmente en español y con subtítulos en inglés.

Cantando, actuando, más de Rubén…
En medio de las grabaciones, Rubén Blades hace un alto y atiende a la prensa, aclara dudas y reafirma que no deja la música, sencillamente se aparta de las giras extensas, pues vendrán otras propuestas.

-Sigues en la actuación, dónde has podido participar en importantes producciones y reapareces en la tercera temporada de “Fear The Walking Dead”, ¿cómo ha sido alternar esto con la gira internacional “Caminando, adiós y gracias”?
Firmas un contrato por cinco años y si sobrevives, de acuerdo con los escritores, continúas trabajando. Para mí la serie de televisión es de cierta forma un descanso, porque me lleva a experimentar otro tipo de expresión artística; en la música yo tengo cierto control, escribo el material, dirijo y demás; en la serie soy una de las figuras que trabaja para satisfacer la dirección de la idea de otro y eso me parece necesario para mantener un balance en las cosas, es salir de la zona de confort para entrar a otra que pone a prueba y que me pondrá a producir cosas diferentes.
Volver a la serie y estar con los amigos, la gente con la que he trabajado estos tres años ha sido excelente, lo mismo que regresar a México, por lo que estoy muy contento y la segunda parte de la tercera temporada viene muy fuerte, con muchas sorpresas y creo que va a continuar moviendo la serie hacia el gusto de los espectadores.

-Daniel Salazar es un personaje que hace parte de la conversación de los jóvenes, y tú eres un artista con casi cinco décadas de trabajo, algo que para muchos de la nueva generación puede ser desconocido. ¿Cómo ves el hecho de que esos muchachos se sorprendan y digan, “Daniel Salazar canta Pedro Navaja”?
Es una de las ventajas que he tenido, porque acabamos de venir de España donde estuve haciendo unos conciertos y si se aprecian las fotos del público asistente, podemos ver mucha gente joven, algo halagador para un artista al poder renovar audiencias, algo que es muy difícil y ahora lo que está ocurriendo es que no sólo se renueva en términos de música, sino que se adquiere una nueva a través de la televisión en una serie tan exitosa que se transmite en 120 países.

Es extraordinario que jóvenes de Serbia, de Nigeria, Portugal o tal vez en Nepal, digan “ese tipo, Daniel Salazar, canta”, lo agradezco, es una tremenda oportunidad que me lleva a una nueva audiencia.

-¿Ha sido un reto interpretar a Daniel Salazar?
Se trata de una persona muy distinta a mí. Salazar ha tenido experiencias que yo no he tenido, que han moldeado su carácter de cierta forma, es una persona que cuando es necesario, a su juicio, determina la vida de alguien, yo no soy así, no pienso así, entonces ha sido un reto, pero a la vez te acerca a entender porqué la gente hace las cosas que hace y ayuda a experimentar a través de otra figura el impacto que esas cosas tienen en la vida de uno.

¿“Caminando, adiós y gracias” marca el final de una etapa?
Yo hago muchas cosas y ahora decidí detener la gira de salsa, porque tengo otras direcciones musicales que quiero intentar, que estoy trabajando y además por el tema del tiempo, pues no es el mismo que tenía antes y debo administrarlo de una forma más eficiente.

Teniendo en cuenta que la evolución tecnológica acabó con la venta de discos y muchos artistas amparan su economía en los conciertos, ¿cómo es que tú decides acabarlos?
Eso es correcto. Pero yo no estoy saliéndome de la vida de músico, simplemente hay otras direcciones que quiero intentar y lo que estoy haciendo es ponerle fin a las giras de salsa, los shows continuarán en Panamá nada más. Ahora mismo estoy haciendo un disco de boleros con el grupo Editus, tengo otro proyecto con Boca Livre de Brasil donde se interpretarán temas míos, trabajo un disco de sones con Medoro Madera que es mi álter ego cubano, también viene uno de rock-pop-reggae que se titula “Mixtura”, otro de jazz y adelanto el segundo álbum de salsa en Big Band, ya que el primero fue muy bien recibido.

¿Podríamos comparar la salsa en sus inicios con lo que ahora representa el género urbano?
En realidad sÍí, ambas son manifestaciones urbanas, simplemente con un tono rítmico más dirigido a la combinación de swing con la música africana, con elementos que aportaron los puertorriqueños que residían en Nueva York y fue dirigido al baile denominándose salsa, pero sigue siendo un género urbano porque fue producido por la ciudad.

¿Cuál crees que ha sido tu disco más representativo?
En cuanto a lo que es salsa, yo diría que fue “Siembra” (1980), el álbum con Willy Colón y más adelante “Cantares del subdesarrollo” (2009) y después de estos, “Son de Panamá” y “Salsa Big Band”, el más reciente.

¿Qué significa para ti el inmortal “Pedro Navaja”?
Es una historia que ha capturado la imaginación de todo el que la escucha y yo creo que lo que hace que eso ocurra es el elemento sorpresa, lo que pegó allí fue el coro, “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios”, porque en realidad la vida nos sorprende todos los días y en “Pedro Navaja” tenemos una situación de alguien que creyó que entendía lo que estaba pasando y de pronto se sorprendió al no encontrar lo predecible y ese coro se quedó en la mente y el alma de todos, por eso después de cuarenta años continúa siendo tan popular.

¿Volverías a la política, hace dos años comentaste que estaba en consideración?
Eso sigue en consideración, aún no tengo nada nuevo que aportar.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese