Indicadores económicos
2018-07-18

Dólar (TRM)
$2.878,28
Dólar, Venta
$2.820,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,32
Euro
$3.367,58
UVR, Ayer
$259,43
UVR, Hoy
$259,43
Petróleo
US$72,16

Estado del tiempo
2018-07-18

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 10:30

Marea max.: 15 cms.

Hora: 17:48

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.6 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2018-07-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Los abuelos, dispuestos a hacerse matar en Nicaragua

Marta Uceda, Manuel Mendo, Auxiliadora Cuéllar. Nicaragüenses anónimos con un denominador común. Son abuelos dispuestos a dar su vida en la batalla que el pueblo libra contra el Gobierno, a cambio de un futuro para la juventud de Nicaragua, de un país justo y en paz.

"Yo ya estoy vieja, que me maten", dijo a Efe Marta Uceda, madre y abuela que lucha por el mañana de sus descendientes, y que está dispuesta a llegar a donde sea necesario para reclamar lo que considera le corresponde al pueblo, y no al Gobierno.

Todo comenzó el pasado 18 de abril, cuando el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, decidió, unilateralmente y sin consenso, reformar la seguridad social con una serie de medidas impopulares que avivaron las brasas que se mantenían latentes desde tiempo atrás y que esta vez provocaron el gran incendio, un fuego que no ahogan ni los cañones.

La llama de los abuelos no se apaga. Ahora les toca a ellos y están dispuestos a todo para mantener viva la pasión y la lucha por el futuro de la juventud, hasta el límite de ofrecer sus vidas sin temor, mostrando su pecho erguido para recibir las balas, para que su cuerpo sirva de escudo protector de sus hijos y nietos, del futuro de Nicaragua.

"Lo que quiere Daniel (Ortega) es dejar destruida Nicaragua (...) si lo tengo delante se lo digo, le digo que es un asesino. Él sacó a Somoza (expresidente) porque era un dictador y ahora el dictador es él", exclamó Marta con el dolor de madre y abuela que ve por los ojos de los suyos, que siente con la piel de quienes tienen años de vida por delante.

Uceda, de casi 70 años de edad y natural del barrio masayo de Monimbó, de tradición indígena, siente miedo y temor, pero no a morir, sino a que las "fuerzas combinadas" del Gobierno, compuestas por policías, parapolicías, paramilitares y antimotines sigan exterminando a la juventud del país, donde segaron, al menos, 288 vidas.

Marta, quien confiesa que apenas sabe leer, transmite la sabiduría que otorgan los años vividos, las experiencias de una vida dura en la que sacó adelante a cinco hijos con su trabajo en el campo y fabricando artesanías que no siempre dan los beneficios económicos suficientes para llevar a casa la canasta básica.

Pero, pese a las trabas y zancadillas que le puso el destino en su camino, a las dificultades que -confiesa- vivió para sacar adelante a sus hijos, siempre fue una "mujer feliz", hasta que el pasado 18 de abril, el suelo nicaragüense comenzó a llenarse de sangre de inocentes.

Con el rostro surcado de arrugas, las manos entumecidas y la espalda doblada, Marta seguirá adelante, hasta ver a Daniel Ortega fuera del poder. Será entonces, dice, cuando pueda irse "en paz de este mundo".

También Manuel Mendo, asumió ese mensaje que pareciera pactado entre los ancianos nicaragüenses: "ellos tienen balas y nosotros tenemos banderas. No necesitamos nada más para vencer al tirano (Ortega) y solo con eso y nuestras voces, lo lograremos y recuperaremos el país" que "nuestra juventud se merece".

"El país es nuestro, no es de Daniel ni de Rosario", dijo Manuel, quien a sus 60 años se siente "más fuerte que nunca" para dejar en herencia una Nicaragua libre, justa y en paz para los jóvenes.

"Nos los están matando y no lo podemos permitir. ¿Por qué no nos matan a nosotros? ¿Por qué no disparan aquí?", dice señalando su pecho Mendo, mientras reitera que pone su vida a disposición de las balas sandinistas a condición de que dejen de apuntar a la juventud.

Y de igual modo, como si de una consigna de la vejez se tratase, Auxiliadora Cuéllar alza la voz de una septuagenaria castigada por una vida difícil, una trayectoria que ahogó el miedo si es que en alguna ocasión lo tuvo.

"Aquí estoy yo. Disparen. No me maten a los míos, no asesinen más, mátenme a mí que estoy vieja, que ya he luchado mucho en esta vida, pero no maten a mis hijos, dejen vivir a mis nietos, váyanse ya, no queda nada que robar, ya se lo llevaron todo", dijo Cuellar a Acan-efe sin lograr ahogar las lágrimas que recorren su rostro curtido por los años.

Los mayores lo tienen claro. El objetivo es unánime. La postura radical adoptada en las últimas semanas por los mayores del lugar da a los jóvenes la fuerza que necesitan tras más de dos meses de lucha, de noches de fusiles gubernamentales, de madrugadas sangrientas. 



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

OTRA CORTINA DE HUMO

Todo indica que quienes difunden esta propaganda confiezan que estan de acuerdo, avalan, son determinadores o autores intelectuales de los asesinatos o genocidio de lideres sociales en Colombia y que son miembros del Centro Democratico. Lo hacen para que no se apruebe el referendo anticorrupcion y evitar que lleguen al gobierno munincipal la Colombia Humana. NO PASARAN.

OTRO EJEMPLO DE SOCIALISMO

Ortega, otro gobierno dictatorial SOCIALISTA de Latinoamérica que se quiere perpetuar en el poder como Cuba, Venezuela, Bolivia, etc. Comenzaron con el discurso populista de siempre y ahora son los más crueles verdugos de su propia gente. La pobreza se ha multiplicado y las necesidades básicas los tiene agobiados. Lo mismo pasó en la Rusia de Stalin, en la China de Mao y otros tantos.

LA IGNORANCIA TE PONE A DECIR COSAS COMO LORA

La violencia en Nicaragua es la misma receta que suministran los criminales en todas partes del mundo para robarse los impuestos y la riqueza del territorio, eso vienen haciendolo en Colombia por siglos. Colombia es lo peor de lo peor, y cada dia va mas peor, gracias a las mafias (centro democratico y camarillas) que se apoderaron de la republiqueta asesinando ahora a la poblacion civil.

CENTRO DEMOCRATICO O CENTRO DE ASESINOS

Los asesinos y sus jefes quieren que no se apruebe la consulta anticorrupcion y no permitir que la Colombia Humana llegue al poder munincipal, ese es el plan macabro al parecer del Centro democratico y sus aliados. Asesinar a los lideres sociales en sus mismas casas con las mismas armas del "pueblo". Quienes tratan de disfrazar los asesinatos lo que hacen es confesar su autoria intelectual.