Indicadores económicos
2018-09-24

Dólar (TRM)
$3.006,96
Dólar, Venta
$2.805,00
Dólar, Compra
$2.705,00
Café (Libra)
US$1,25
Euro
$3.535,88
UVR, Ayer
$259,52
UVR, Hoy
$259,53
Petróleo
US$78,74

Estado del tiempo
2018-09-24

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 04:29

Marea max.: 13 cms.

Hora: 10:48

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 A 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 A 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-09-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los méritos no tienen color

El conocimiento es poder, y Javier Ortiz sí que lo posee.

Sin proponérselo, es quizá uno de los opositores más fuertes de esta Alcaldía.

Un gobierno que se ha caracterizado por sus innumerables desaciertos: la orden de Dionisio Vélez de poner su fotografía enmarcada en varios colegios públicos y dependencias del Distrito, una placa homenajeando a los ingleses caídos en la ciudad, la misteriosa desaparición de los nombres de las mujeres que fueron mártires durante el sitio de Pablo Murillo, el retroceso descomunal de las Fiestas de Independencia, entre otros hechos que hoy tienen al mandatario mal parado en la ciudad y el país.

Javier cree que la historia siempre pasa cuenta de cobro, por eso no se puede quedar callado. Sorprende que es un tipo muy respetuoso y medido al hablar. No tiene que alzar la voz para exponer su punto de vista. Sus argumentos son tan sólidos que, incluso, susurrándolos uno haría el esfuerzo de acercarse a escucharlo. Esa es una cualidad fascinante.

Hizo parte de la primera promoción de historiadores de la Universidad de Cartagena. Tiene una maestría en la Universidad de Los Andes y un doctorado en el Colegio de México, una de las instituciones más prestigiosas de América Latina.

Conversamos en su apartamento, en el barrio Bocagrande, sobre su tesis de grado, la relación con la psicóloga Claudia Ayola, el próximo nacimiento de su hijo Gael, su infancia en Valledupar y su reciente nominación como Afrocolombiano del año.

¿Cuál fue el primer historiador que leyó?

Quizá... eh... es una buena pregunta. Tal vez a Germán Arciniegas. Lo leí antes de estudiar historia. Me encantaba su manera de escribir. Una pluma maravillosa.

¿Recuerda a qué jugaba de niño?

Juegos de barrio. Me crié en un barrio popular de Valledupar, Los Fundadores. Mi juego favorito era “La libertad”, pero también jugábamos a “La lleva” y, sobre todo, fútbol callejero. Con mis amigos armábamos un arco de piedras y lo poníamos en una calle destapada.

Del Camellón de Los Mártires fueron borrados los nombres de varias heroínas que aportaron a la gesta independentista. Incluso, alguien en la Academia de Historia se atrevió a decir que usted se inventó esos nombres, ¿qué lectura hace de eso?

Eso es parte de la visión tradicional, clasista y excluyente que tienen algunos historiadores -o seudohistoriadores como les digo yo- de la ciudad y de lo que debe ser la historia. Si algo ha caracterizado a la generación de historiadores en la que yo me formé, es precisamente tratar de reescribir la historia de la ciudad. La historia antes era concebida como un privilegio de unos cuantos que consideraban que lo que ellos decían era lo que tenía que ser. El sitio de Pablo Morillo no se circunscribe al llamado fusilamiento de los nueve mártires, hay otras historias de personajes comunes y corrientes que son los que más aportaron al proceso de Independencia y de defensa de la ciudad. Sobre esos personajes poco se habla y dentro de esos están las mujeres. Lo que hice fue una labor de investigación juntando una serie de fuentes. Había desde mujeres negras y pobres hasta blancas, criollas, de la élite de la ciudad. Pero como no eran nombres que salían de esa historia tradicional, pensaron que esos nombres no tenían ninguna importancia, por tanto, no tenían que ser homenajeados y no debían estar al lado de los que ellos consideran son los verdaderos héroes de ese momento.
Pero más allá de los nombres que se resalten en esos procesos, lo importante es entender que cuando suceden ese tipo de reacciones, ante la aparición de estos nuevos nombres, lo que se está demostrando es una manera de entender la historia por parte de unos sectores que se niegan a construir una memoria mucho más incluyente de la ciudad.

¿Qué lectura hace del fallido homenaje a Vernon, en el Castillo de San Felipe?

Con relación a ese hecho hay que hilar delgado en eso, porque a veces uno se va por las ramas y hay que entender que por un lado están los defensores del imperio inglés; y, por el otro, los defensores del imperio español, y la discusión no se trata de eso. El papel de las autoridades es entender que ya hay una tradición aceptada por una gran mayoría y que no se puede jugar con esos referentes tan arbitrariamente y hacer un homenaje que termina en detrimento de un referente que ya se ha construido y que ha sido aceptado.
El problema que yo veo es que esos mismos que le hicieron la placa a Vernon andan tratando de ubicar la tumba de Blas de Lezo, entonces es como si la historia de la ciudad solo tuviera sentido en tanto los referentes identitarios se refieran al Imperio. ¿Qué sentido tiene para ellos, en su visión excluyente, reivindicar a sectores populares, a indígenas, afros?. Te das cuenta de la visión imperial o neocolonialista que existe de la ciudad, que son los mismos que se oponen a una placa a unas mujeres que, para ellos, no deben entrar en la historia de la ciudad.

Cartagena es una ciudad racista por tradición, ¿qué piensa de las discriminaciones raciales?

Todos los pueblos con pasados esclavistas tienden a ser pueblos donde se construyen unas dinámicas racistas fundamentadas en el color de la piel. Y Cartagena se convirtió en el principal puerto exportador de esclavos traídos de África. La raza desde el punto de vista biológico no existe, pero sí existe el racismo. Aquí el color de la piel sigue pesando por encima del dinero. No sólo basta con tener dinero, hay que también que ser blanco, y eso es claro.
El escritor Óscar Collazos, en un cruce de twitter que tuvimos alguna vez, me contaba que José María Villalobos, el personaje del chance, tuvo toda la plata del mundo. Pero para muchos sectores de la élite de la ciudad este señor no debería estar en los espacios de ellos porque era un personaje sin clase. “El Perro” decía que no se mudaba para Castillogrande porque lo negreaban. Es decir, es tan fuerte el racismo y la exclusión que a pesar que la gente logre cierto reconocimiento a partir del dinero, no basta. Porque también hay que tener cierto “linaje”, “apellido” y “color de piel” para poder ser aceptado en esos círculos. Es una ciudad con unos altos niveles de racismo, y a pesar de que a mucha gente no le guste enfrentar ese tema, es una realidad vergonzante que sigue permeando la sociedad cartagenera.

¿Ha sentido en carne propia alguna forma de discriminación?

Tú puedes encontrarlo en las dinámicas cotidianas. Nunca he sentido la exclusión de forma directa, pero si te das cuenta en los almacenes a veces llega una persona afro y otra blanca -entre los códigos de la idea de blancura que la gente maneja - y por lo general atienden más rápido y, de mejor manera, a la persona que consideran blanca. Así mismo sucede con los taxistas. Son unas dinámicas cotidianas que están ahí presente. La gente mira dos veces cuando una persona negra está hablando con propiedad sobre un tema. La psiquis racista está ahí. Son dinámicas que parecen imperceptibles, pero uno que se ha dedicado gran parte de su vida a trabajar la historia de la ciudad, a entender sus dinámicas y a trabajar esas muestras históricas, se da cuenta.

¿Qué significa ser nominado Afrocolombiano del año?

Las acciones afirmativas como esas en una sociedad sana y democrática no deberían existir. Porque si todos somos iguales, ¿para qué vamos a premiar a un blanco o a un negro? Pero resulta que nos inventamos la idea de que todos somos iguales y resulta que siempre hubo unos más iguales que otros, unos que tenían más derechos que otros, unos que vivían en mejores condiciones que otros. Yo no sólo trabajo la historia de los afrodescendientes, no sólo escribo sobre ellos, escribo sobre la humanidad y sobre las cosas que suceden en general pero, por supuesto, tengo una sensibilidad mucho mayor hacia este tipo de temas porque es una identidad que tengo allí.
Sin embargo, en la medida en que otras personas afros se puedan sentir reflejadas en mi nominación, me alegra. La nominación, quizá, nada cambie lo que vengo haciendo, pero representa un estímulo para hacer un pare y pensar que algo he estado haciendo bien para merecer un premio de estas características.

¿Qué no le pregunté que desee compartir con los lectores de Facetas?

Hay unas nuevas generaciones que tienen toda la capacidad para pensar la ciudad, les cabe la ciudad en la cabeza, pero a veces uno nota, por las mismas dinámicas de la política, y por el fastidio que los académicos le tenemos a la política, que se ha generado una brecha entre el accionar político de la ciudad, la academia y la cultura. Creo que con todo esto que se está generando ahora: la famosa placa, la revitalización de las fiestas, la movilización que ha generado la construcción del túnel de Crespo, la tapada de la visibilidad de la playas de Marbella, es el momento de empezar a establecer una relación más fructífera entre el proceso político y la academia que termine afrontando los problemas de la ciudad de mejor manera.

Me interesa opinar sobre la cotidianidad porque creo que es la manera de contribuir con el desarrollo de la ciudad, porque la historia siempre te pasa de cobro. Dentro de muchos años, frente al juicio de la historia, alguien que lea los periódicos de esta época dirá: ¿qué dijeron tales personas que estaban pensando la ciudad? Entonces es necesario establecer ese vínculo urgente. 



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

OTRO HISTORIADOR

Desde que abrieron el programa de historia en la U de C , la ciudad se esta llenando de historiadores , algunos se ganan la vida como guias turisticos , otros son profesores en colegios de secundaria , y el resto , la mayoria, esta varados y pasan en las cafeterias juan valdes tirando varilla , o vendiendo rifas , La mayor aspiracion de un egresado del programa de historia es hacer una maestria , para luego ingresar la u de c como profesor y luego hacer un doctorado ( por cuenta de la U de C) para mejorar el sueldo , Para esto es necesario ser antes que todo antioligarca , anticapitalista , antiburgues , antiracista , anticlasemedia , antiarribista , antipartido tradicional , antiyanky , antigobiernista ( asi se trabaje con el estado ) antiturismo , antindustrializacion , antiganadero , mejor dicho ser antiTODO , Y tambien ayuda mucho ir por el mundo con pinta de perrito regañado , y con voz seudo humilde finguiendo cultura y tratando de inventar un nicho de conocimiento historico para explotar , como por ejemplo , los niños en la independencia , las "prostis" durante la epoca de la Regeneracion , etc . Por ultimo como parte de este libreto , esta despotricar contra las otras personas que investigan sobre historia , a las cuales ellos llaman seudohistoriadores como eduardo lemaitre , donaldo bossa , arrazola , jimenez molinares , jaspe , etc. Estos personajes denigrados por esta ralea de amargados , han sido la base de mas del 90% de lo que se conoce sobre esta ciudad .

Caes en el mismo error

Estereotipar a unos y otros, generalizar e ironizar sobre temas científicos, no creo que tenga nada de serio. No soy historiador, sino abogado, pero graduado de la Maestría en Historia de la UPTC, en convenio con la de U de C. No me "encuadro" en ningún grupo de esos grupos, conociendo y tratando a gente de lado y lado, por diferentes razones. Por supuesto que hay investigaciones valiosísimas en gente como Lemaitre. De entrada, basta decir que son los únicos que se dedicaron por muchísimo tiempo a eso aquí y han motivado que otros, con unas bases académicas sólidas, retomen sus temáticas.

Historiadores o políticos?

La mayoría de estos historiadores nuevos se dedican mas a hablar de política que a investigar y a escribir realmente sobre historia aportando nuevos descubrimientos mas alla de hacer sobre-interpretaciones politizadas (usualmente desde la izquierda). Ortiz Cassiani es mas conocido por sus opiniones políticas que por su aportes a la historia de la ciudad. Que ni siquiera se crió aca.

Lo mismo que el otro

No creo que hayas leído ningún texto académico de Ortiz Cassiani para lanzar ese comentario. Supongo que hablarás por sus columnas y sus posición política, que son tan respetables como cualquier otra (esto no es Venezuela, ni Cuba). Profesionalmente solamente , porque coincidió parcialmente con mi proyecto de investigación de la Maestría, he leído “Los rumores de la estación: Memoria oral del ferrocarril Calamar – Cartagena”. Un trabajo impecable.

Tal usted senor Cartagenero

Tal usted senor Cartagenero Raizal, olvida que la politica es el oceano en el que la historia se bana. Todo ser humano es por naturaleza un ser politico. La politica es inherente a el y usted parece ignorarlo. Por otro lado, si usted desea iniciar una discusion sobre micro-regionalismos, a los del centro del pais, que dicho sea de paso, se entienden muy bien cuando de ignorar las regiones se trata, podrian encontrar evidentemente en sus palabras el germen de la desunion que tanto nos afecta.
El senor Javier Ortiz Cassiani se ha movido si de su tierra y esta estudiando la region, haciendo de paso lo que muchos de nosotros no queremos: pensar la region Caribe desde dentro.

Buen argumento

El forista Kaliman como que se sintió aludido con la frase de pseudo historiadores. Observa algo Kaliman primero que todo 'éste historiador es discípulo de uno de los mejores historiadores que tiene la ciudad de Cartagena (DOCTOR ALFONSO MUNERA, PHD EN ESTADOS UNIDOS) y egresado de la Universidad publica que tiene mas grupos de investigación reconocidos por Colciencias(Universidad de cartagena).... solo le ganó la Universidad del norte y ya la van a superar , ahora bien no es todo el mundo el que llega a realizar un doctorado en mexico y luego ser consultor del Ministerio de Cultura...eso es por méritos ,Kaliman..Los discípulos de MUNERA ,se caracterizan por ser acuciosos y disciplinados estudiantes e investigadores. Este joven ha descubierto en sus investigaciones que muchos martires eran indios ,mestizos ,negros que dieron la vida por la independencia ,que lucharon contra las formas esclavizantes y inhumanas de la epoca y ahora viene una camada de pseudo historiadores y los eliminan de las placas donde se les brinda un homenaje porque a su juicio noson martires y no merecen reconocimiento . Fijate una cosa kaliman ..lo lindo de estudiar en una Universidad publica es que uno aprende a ser un ser critico y para serlo también te enseñan a que debes tener bases solidas en tus argumentos ...consultar fuentes creíbles ,indagar,refutar ,buscar cifras. Por ultimo Kaliman noto un tufillo racista y discriminatorio en tu comentario eso que dices" de que vistes con pinta de perrito regañado " denota tu talante racista,Kaliman la forma en que tu te vistas no significas que seas un intelectual ,tu puedes vestir de olano blanco perfumado con Maria Farina,¿eso indica el grado de tus conocimientos? Javier te he conocido por tu columna en el periódico el Heraldo y veo tu compromiso con esta ciudad y el caribe..... sigue adelante con tus investigaciones .

La historia de Cartagena no es propiedad de nadie

Esta buena la cosa, voy a meter la cuchara;

Es que hay que dejar de comerse el cuento ese de que los unicos que saben de la historia de cartagena y son los dueños de ella, son los historiadores tradicionales (eduardo lemaitre , donaldo bossa , arrazola , jimenez molinares , jaspe , etc.)

Y el 90% de la historia de Cartagena no es que la hayan investigado estos; Ud. la encuentra en el Mueso Historico y sinnumero de publicaciones españolas.

Asi que los nuevos historiadores si tienen el derecho a que la sociedad y gobierno local les abra paso a una nueva interpretacion de la historia cartagenera; y recober de una vez por todas esos historiadores que como bien lo dijo el forista andan de blanco, oliendo a jena maria farina, con zapatos blancos y dandoe bombos en cuento coctel o charla aparece siendo que tienen años que no leen un documento historico.

German Arciniegas

Curiosamente Ortiz Cassiani menciona que el primer historiador al que leyó fue German Arciniegas. Y este al morir Lemaitre solo tuvo palabras de elogio: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-257614

Contar la historia de

Contar la historia de Cartagena desde opticas distintas a las tradicionales es una tarea necesaria y oportuna. Es normal que ello genere descontento, sobre todo en una ciudad tan tradicional como lo es esta. Quienes creemos que la historia debe ser narrada teniendo en cuenta a todos(as) los que han vivido, especialmente en una ciudad con una historia tan interesante como la de Cartagena, nos hemos dedicado a contar lo que no se sabia o se ignoraba de lo que ha ocurrido en esta ciudad . Javier Ortiz y otros jovenes historiadores se han acercado a esa historia no contada de Cartagena, con las energias y con las herramientas historicas que les han inculcado sus profesores. Que ello genere molestias no nos resulta sorpresivo, todo lo contrario. Si hay algo que los estudios que se han realizado desde la creacion de la facultad de Ciencias Humanas han querido es que se genere un espacio de reflexion sobre nuestra historia. En ese sentido, bienvenidos sean Munera, Ortiz, Solano y otros mas....la ciudad los necesiitaba y mas que todo, ahora la historia de esta ciudad se pinta del color que debiera...