Indicadores económicos
2017-11-19

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Los secretos de la Chica Morales

¡Saquen a la niña que viene el tiburón!, fue el grito que resonó frente al mar. Aquella escena de infancia al pie del agua salada puede retratar su capacidad para encarar peligros y riesgos, y salir bien librada. Cuando era una niña de solo ocho meses, en casa de su abuelo, la llevaron a bañar a la orilla del mar que se estrellaba contra las piedras del patio. Las olas arrastraban una alfombra densa de algas rojas.

De repente, apareció la aleta sigilosa de un tiburón, persiguiendo los cuerpos de los bañistas. No acababa de bañarla la tía, cuando resonó el grito del abuelo José Guillermo López: ¡Saquen a la niña! ¡Viene un tiburón! Los tiburones abundaban por aquellos años en Cartagena, en las playas de Bocagrande. “El tiburón se quedó atascado entre las piedras. Pude ser el bocadito del tiburón”, dice riéndose Araceli “Chica” Morales López, la embajadora de Colombia en Cuba.

Araceli dice que nunca le gustó su nombre, y eligió llamarse Chica porque todo el que llamaba a la casa, le preguntaba con cuál de las Aracelis quieres, hablar con la grande o la chica. Así que desde muy joven le dicen la Chica. Pero cuando supo el significado de su nombre en italiano, aquello fue como su destino. Altar del cielo. Nada es casual en su vida.

El presidente Eduardo Santos nombró Cónsul en Baltimore a su tío abuelo Luis Carlos, el célebre Tuerto López, y el nieto de ese presidente, el  presidente Juan Manuel Santos, la nombró Embajadora de Colombia en Cuba.

La Chica se crió en el ambiente cultural de un tío abuelo, el mejor poeta de Cartagena, de la primera mitad del siglo XX, y de la mano de su hermano Darío Morales, uno de los más grandes pintores y artistas de Colombia.

“Los López heredan el temperamento silencioso, tímido y el gran sentido del humor del poeta, pero yo heredo el espíritu social y rumbero de mi padre, al que todos conocían cariñosamente como Tuto Morales. Mi padre murió a los 90 años, pero hasta los 85 trabajó. Era un hombre laborioso y responsable en exceso, siempre pendiente de su familia. Mi madre era tranquila, conciliadora, poco sociable, al estilo de los López. Mi abuelo José Guillermo López Escauriaza y Domingo López Escauriaza fueron pioneros del periodismo en Cartagena.

Bueno, Domingo es el fundador de El Universal. Mi abuelo apoyó a mi hermano Darío cuando se fue para Bogotá a estudiar arte. Recuerdo que me tiré en el piso a llorar el día que mi hermano se fue para Bogotá.

Gracias a mi hermano conocí París a mis 18 años y de su mano visité todos los museos y me ponía tareas para saber qué obra correspondía a qué artista. Me sentaba en sus piernas a su regreso a Cartagena, para contarle todo lo que había ocurrido en su ausencia. Cuando me eligieron reina por el departamento de Bolívar, jamás me sentí reina sino anfitriona.

Allí descubrí mi vocación de servicio, mi pasión por conocer los barrios y coronar a las reinas populares. La revista Cromos de aquella época me eligió “Mejor compañera del reinado”. La reina de 1977 se convirtió en  2001 en Ministra de Cultura de Colombia, y en 2017 en Embajadora de Colombia en Cuba.

La nostalgia habanera
La primera nostalgia que tuvo al llegar a La Habana como embajadora fue saber que en la isla se cultiva mucho el coco, pero no saben hacer el arroz con coco cartagenero. Así que lo enseñó a hacer en su residencia diplomática, con el ingrediente de las uvas pasas. La segunda nostalgia son sus dos nietas de dos años y medio, y de siete meses. Su agenda se llenó de sueños y propuestas al llegar a la isla.

Su misión esencial como embajadora es propiciar relaciones interculturales y empresariales entre cubanos y colombianos. Ya se inició esa agenda empresarial y cultural. “En Cuba hay mucha y variada oferta cultural. Me impactó ir a la Academia de Ballet Liz Alfonso y ver mil niños en el escenario. No lo podía creer. Desde los cuatro años hasta los quince años, esos niños se forman en la danza y la música”.

En Cuba hay 117 embajadas, y el país es el que más misiones tiene en el mundo. Del grupo de embajadores, Chica Morales es una de doce mujeres del mundo, y la primera de Colombia en Cuba. Se sorprende al saber que en la isla hay 1.800 estudiantes colombianos profesionalizándose.

“Hace poco visité la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños, y quedé impresionada por la actividad descomunal que hay allí, siguiendo la misión trazada por Gabriel García Márquez. Al llegar hay dos imágenes gigantescas en la entrada de la escuela de cine: Gabo y Fidel Castro. Los talleres continúan con el espíritu que Gabo dejó allí, y las becas siguen ofreciéndose a estudiantes destacados. Una joven cartagenera acaba de ser becada allí para estudiar cine”.

Colombia exporta frutas y verduras a Cuba, y se inician caminos de fortalecimiento empresarial entre los dos países.
La otra nostalgia es recorrer el Malecón de la Habana y descubrir que se parece al malecón cartagenero de la Avenida Santander.

El espíritu cubano
“Los cubanos tienen un sentido de la puntualidad y del protocolo que me deslumbra. Si la cita es a las 7 de la noche, es a las 7 de la noche. Y se llega antes, cinco o diez minutos antes. Así es todo”. Chica Morales despierta temprano y lo primero que hace junto a su esposo Jorge Durán es leer las noticias de Colombia a través de sus periódicos y revistas digitales. “A él le gusta que le lea las noticias en voz alta”.

Muy temprano llega por debajo de la puerta el periódico estatal Granma y también lo devora temprano para saber qué ocurre en todo el país. Cada día hay una actividad de alguna de las embajadas al atardecer o una presentación cultural en uno de los teatros de la ciudad. Pero también en ciertos lugares como El Gato Tuerto, la diplomática ha descubierto talentos de músicos y voces corales.

En el peldaño de la sanidad
El espíritu férreo y la dulzura interior se fortalecen en Chica Morales cuando le toca resolver encrucijadas. Hace siete años tuvo un cáncer de mama del que salió bien librada. De familia católica, se aferró a la Virgen Santa María de Aracoeli, prometió subir los 322 escalones de la iglesia en Roma para mirar los ojos de la virgen que tiene su mismo nombre y encomendarse a ella.

El embajador Jorge Guillermo Escobar hizo las vueltas para que se cumpliera ese sueño. Luego de sanarse, el que se enfermó de cáncer fue su esposo Jorge Durán, y entonces los dos, juntos y airosos, se fueron el Jueves Santo de 2016 a Roma, y subieron los 322 peldaños y cumplieron la promesa de estar en una misa de sanación con el obispo de Roma y 8 sacerdotes.

La virgen y la fe absoluta que nace del corazón, los ha sanado a los dos. Jorge y la Chica, irradian el esplendor de los anfitriones felices. Cada día ella sabe por dónde van los caminos de la cultura en Cartagena y Colombia, y el quehacer diario de la cultura en La Habana y en toda Cuba.

Tiene en Cartagena una galería marquetería y su hija Catalina asumió la dirección de la Feria de Artesanías Exportables (Farex). La Chica no descansa. Acaba de traer a Cartagena al eminente Eusebio Leal y a la pintora Jacqueline Brito. Los caminos de La Habana se entrelazan con Cartagena. Como milagros gemelos.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

La Chica es una belleza de persona. Me dolió tanto verla...

llorar cuando su hermano, el pintor murió tan joven de sida.