Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Martina es "peligrosa": roba corozos

-A A +A
 

Trece. Martina tiene trece tatuajes regados por el cuerpo.

El mapa de los recordatorios, porque cada tatuaje es un recuerdo de tinta, empezó a dibujarse hace cuatro o cinco años, ella no recuerda la fecha. El primero de todos, que está en su muñeca izquierda, dice “Caritera” en letras cursivas. Es el gentilicio de Carito, un pedazo de tierra que queda en Córdoba, la tierra que la parió. Es un recordatorio de algo que jamás, aunque quisiera, podrá cambiar. En el muslo izquierdo hay otra inscripción, “No hay llanto que el viento no se lleve pronto al mar”. Las doce palabras son un pedacito de una canción suya que la vuelve loca: “Contra el viento”.

Es extraño, pero Martina no tiene anillo de casada. No. En vez de una argolla, ella y su esposo, Jairo Barón, llevan una corona tatuada. ¿Por qué una corona? “Porque yo soy la reina y él mi rey”, responde. Ella en el brazo izquierdo, él en el derecho. Tiene tres pajaritos, que representan a sus sobrinos. Una ola, porque ama el mar, una estrella que la guíe; un micrófono, por la música; tiene escrito en árabe Jesús de Nazareth; unas estrellas “sexys”… en fin, tiene trece tatuajes, se llama Martina y le dicen La Peligrosa.

Y roba corozos, pero no es tan peligrosa.

***
Es fría la noche, te puedes quedaaaaar...el calor que yo quiero tú me lo puedes dar. Ya sé que en mi vida te quieres pasear, me lo dice tu mirar, profundo como el maaaaar.

Se escucha cantar en esta mañana a lo lejos. El reloj marcó las diez hace pocos minutos y parece que un ángel (o una mujer con voz de ángel) cayó del cielo derechito a la Redacción de El Universal.

¡Te veo! Claro como el rayo de sol que entra a mi ventana -sigue la voz. Suave. Dulce. Contundente-. ¡Te siento! Fuerte como el viento que sopla la madrugada...aé aé aé aé e e e e eee... lindos tus ojos, son como la mañana.

Ahora ríe. No puede parar de hablar, ni con sus ojos ni con su boca. Apenas termina de cantar y de derrochar espontaneidad en vivo frente a una cámara de video para los lectores de eluniversal.com.co, sale caminando firme por el pasillo. Va repartiendo saludos hasta que ve un racimo de corozos. Sus ojos café claro -¿o gris?-, que ya son bastante grandes, se abren más y más y ella echa la mano y hala unos cuantos corozos del escritorio de una periodista. Una sonrisota redime su “crimen”. Sigue caminando mientras come uno de los frutos del “delito”.

Martina no parece peligrosa. Percibo, más bien, que la muchacha padece lujuria del color...como diría el poeta Gustavo Tatis Guerra.

—¿Cómo estás?— pregunto.

—Bieeeen—  responde.

—¿Qué tal Cartagena?— replico.

—Sabrooosa, siempre que vengo quiero quedarme— remata, siempre con ese acento cordobés—. ¿Sabes? Allá, en mi tierra (Carito, corregimiento de Lorica-Córdoba), hay bastante corozo, pero hace mucho no me comía uno.

Martina llega a Cartagena para hacer un trueque agresivo e interesante: anda cambiando veneno por amor. Sí, su nueva propuesta es esta canción, “Veneno por amor”, que encaja en Colombia como anillo al dedo, justo cuando se está hablando de paz y de cambiar sangre por esperanza.

Ella dice que si tú le das veneno ella te da amor... ¿por qué no replicamos la fórmula? Se las dejo ahí.

¿Para dónde van Martina y su música?
—¡Vamos pa' lante! Estoy en este maravilloso mundo desde los nueve años, he sido corista y ahora lidero una banda. No es lo mismo, y siento que he aprendido bastante, pero sigo creciendo junto al equipo que me acompaña, que es el mejor del mundo. Lo que viene ahora para nosotros es más y más música, se viene un álbum que lanzaremos para cerrar 2016 de la mejor forma. También viene mucha música en vivo, que es lo que amo hacer.

¿Qué es la inspiración?
—Mi tierra, sin duda. El Caribe, que es un revuelto de colores, de olores y de cosas hermosas. Te confieso algo: en el fondo, lo único que pretendo es que me identifiquen como una pelada del Caribe. Me inspiran las cosas bonitas, el amor. La necesidad de hacer reír a la gente, por eso compongo y hago tantas locuras.

Oye, ¿y por qué no has vuelto a hacer los videos esos bacanos que a todos nos atrapan, a propósito de locuras?
—¿Las clases de cordobés?, es que no le he sacado tiempo y además ahora los videos en Instagram duran un minuto...es una cosa mucho más seria —reímos todos—, tengo que hablar más. Siempre digo que los voy a retomar, en algún momento los sorprenderé.

¿Cuál es la palabra más bonita del “costeñol”?
—Uy, sin ninguna duda te digo que la palabra ajá. Esas tres letras conquistarán el mundo. Es el mejor comodín, el que te saca de aprietos y te salva la vida porque significa todo y nada. ¡Ajá!

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese