Indicadores económicos
2017-03-26

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:01

Marea max.: 10 cms.

Hora: 09:36

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Matices de tiempo en la música

-A A +A
 

Lo que suena en esta música es la perplejidad de Cristóbal Colón antes de descender de sus naves y el extrañamiento del indígena tallando sus alfabetos en la piedra. Resuena en la música el lamento del poeta náhualt que descubre en el vuelo del colibrí el encanto de lo efímero de existir ante la noche eterna de la muerte.

Antonio Miscená que viene de Italia y es el director artístico del Cartagena Festival Internacional que en este 2016 celebra diez años, también está conmovido al descender por las  naves de la música y encontrarse con las maravillas de América.
Él lo dice mejor: “Hacia tierra firme zarpaban las gentes de Europa para llegar al Nuevo Mundo, imaginario, fantástico, distinto al Medioevo, complejo y oscuro, del que estaban saliendo. Hombres y mujeres que junto con sus aspiraciones, ambiciones y pasiones, llevaban consigo su propia cultura, sus tradiciones y su música”.

El europeo traía su música pero el indígena tenía  también su música, como  a su vez, el africano que se incorpó al mestizaje de América. Tres soledades, tres músicas. El indígena descubrió la música en el labio de los caracoles. En las hojas y en las piedras. El europeo tenía sobre sobre sus hombros el Siglo de Oro Español y el esplendor del Renacimiento, todo el inmenso pasado cultural, más ochocientos años de presencia árabe en España, como quien teje un tapiz de Olga de Amaral, con hilos de tres horizontes.

Antonio Miscená lo resume en tres grandes áreas: La música profana que abarca los siglos XV y XVII, la música sacra que abraza los siglos XVI y XVIII y la música moderna y contemporánea que desemboca en los mestizajes sonoros y rítmicos, de ida y vuelta. Las perplejidades europeas confabuladas con las perplejidades americanas. Como si tres criaturas se reencontraran en un mismo espejo y se expresaran con un laúd, con una guitarra, con un tambor, con un violín, o con las cuerdas dolientes y finísimas de África. Todo aquí cabe en este festival que trae a los mejores músicos del planeta, y convierte nuevamente a Cartagena en la capital musical del universo. La música está allí. En los conciertos gratuitos en la Plaza San Pedro estarán todas las estrellas del festival y 298 músicos de Colombia que enriquecen con su talento la gracia de esta cita musical. La música profana estará en las manos del genial Jordi Savall, la música sacra  bajo la batuta de Rinaldo Alessandrini. Lo demás: la Orquesta Filarmónica Juvenil de Cámara y el Coro Filarmónico Juvenil. ¡En tierra firme!
 

Notas recomendadas
2457 fotos
69289 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese