Indicadores económicos
2017-10-19

Dólar (TRM)
$2.935,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.449,10
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$52,04

Estado del tiempo
2017-10-19

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 03:59

Marea max.: 21 cms.

Hora: 1:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Otra oportunidad para la buena salsa

Se llama Salsa 220. Osvaldo Guardo, a quien por otro nombre conocen como Michy Boogaloo, explica que el nombre de la orquesta que acaba de fundar con el trombonista Oscar Urueta es, desde luego, una clara alusión a la energía eléctrica.

 

Y es, al mismo tiempo, un homenaje a la salsa que ambos aprendieron a escuchar y a ejecutar en los años 60 del siglo XX: salsa dura, potente, por poco improvisada, surgida del corazón, como conviene a todo buen arte.

Hoy, casi 40 años después, coincidieron en el mismo deseo: organizar una agrupación que, aunque pequeña, se atreviera a romper los cueros, a enterrar con fiereza las blancas y las negras, a insuflarle inspiración a los trombones y, por encima de todo, a parir música bajo presión, en el instante, sobre torrentes de vida o muerte.

Eso aprendieron Urueta y Boogaloo cuando eran un par de mozalbetes en la orquesta La Protesta. Eso aprendieron también cuando coincidieron en Nueva York y se ganaron el privilegio de acompañar a vacas sagradas como Roberto Torres, Joe Fajardo, Cachao, Celia Cruz o Ray Barreto; eso aprendieron a su regreso a Colombia, recluidos entre el Grupo Niche o Guayacán Orquesta; o ayudando a pincelar el paisaje afrocaribeño que fundó Joe Arroyo.

Ahora quieren lo suyo. Por eso se llamaron mutuamente. Por eso reunieron nueve músicos de los más bravos que sus oídos pudieron reconocer y formaron Salsa 220: dos trombones, bajo, piano, conga y bongó. Y la voz de Michy Boogaloo asimilando el repertorio clásico de la música afroantillana.

“La verdad es que ya estábamos cansados del repertorio que se toca en los hoteles, en los establecimientos del Centro Histórico y los matrimonios. Las mismas canciones para hacer bailar a la gente y para que no se pierdan los contraticos. Queríamos otra cosa. Y esa otra cosa es tocar lo que nos salga del corazón, como se hacía durante el nacimiento de la salsa: cada músico daba su aporte en la tarima; cada cantante se servía de su memoria y velocidad vocal para enriquecer la pieza, aunque se hubiesen hecho muchos ensayos. Era eso lo que se conocía como descarga, porque cada cual soltaba lo suyo”.

Jam Session —a lo anglo— se llamaban aquellas veladas en las que los músicos latinos en Nueva York o Miami se encerraban a combinar los sonidos de las islas caribeñas, y del resto de Suramérica, con el jazz, el rock o la melodía europea, pero poniendo en el centro de todo lo que surgía del espíritu. Es decir, esa música que después se llamó salsa también tenía algo de soul, de alma.

“Queremos con nuestro trabajo incentivar a los jóvenes músicos cartageneros para que entiendan que no todo es hacer lo que está de moda o lo que imponen las emisoras y la televisión. El músico debe ser artista y no un simple reproductor de cosas. Debe crear lo suyo, no importa si no está en los primeros lugares que registre un rating. El tiempo dirá quién hizo las cosas bien y quién no”.

Pero la preparación de Salsa 220 no está únicamente en los ensayos sino también en las audiciones. Sus directores barajan entre un rimero de discos de mediados del siglo pasado con las piezas que ahondan en las raíces del movimiento salsa. Esas mismas canciones son practicadas e incorporadas a las partituras, pero convertidas en versiones propias que pueden sufrir modificaciones en el momento en que se estén interpretando.

“Esa es la idea, que el público que se siente a ver y a escuchar un grupo que está en capacidad de ofrecerle música bailable, pero exquisita. Y vale decir que, en esta pretensión, ciudades como Cali y Bogotá nos llevan la delantera, porque sus músicos se dedicaron a tocar con el corazón, mientras nosotros nos quedamos ensayando temas refritos para conseguir el bailecito de los fines de semana”.

Salsa 220 quiere exponer su propuesta como quien toma un salón cerrado y cuelga pinturas vanguardistas que, sin embargo, también están basadas en lo más profundo de los orígenes. Los nueve músicos quieren que su percusión retumbe como quien iza una bandera de tejidos y colores artesanales en medio de una plaza. Quieren los escenarios abiertos, parecidos a los viejos patios donde los vecinos tocaban tambores y cantaban a voz en cuello para electrizar las caderas desafiantes de las bailadoras más avezadas.

Así se hacía en los ghettos latinos de Nueva York cuando al músico segregado no que le quedaba otro remedio que hacer sonar su arte en medio de la calle, en las escalinatas, con algo de rabia, con algo de hambre, con fiereza arrabalera, pero con sentimiento original. Tal vez fue eso lo que eternizó a la salsa, hasta convertirla en el fenómeno de cultura popular más importante que le ha ocurrido a Latinoamérica en todos los tiempos.

“No se trata de irrespetar o desconocer lo que los demás están haciendo, pero queremos recordarle a nuestros coterráneos que salsa no es únicamente el arpegio romántico o la cara bonita de un cantante. Existen percusionistas y redactores de partituras sin los cuales el trabajo sería imposible. Existen variados ritmos, mucho son montuno, mucha plena, bomba, mozambique, latin jazz, merengue dominicano y mucho soneo para que los oídos se deleiten con lo diverso que es el cancionero afrolatinoamericano”.

Así, Salsa 220 tendrá su conversatorio el próximo jueves 28 de junio en la galería Tommy Discos de la Calle de la Moneda; y su muestra musical será como un grito que aspira a enrumbar los talentos sumergidos en la modorra.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

buena por esa michi, somos

buena por esa michi, somos paisanos de MARIALABAJA , SE QUE ERES BUENO, y por eso vas a tener apoyo de todos los salsomanos para que salgas adelante

Excelente noticia viejo Pavo,

Excelente noticia viejo Pavo, un saludo a otro grande Nando Perez, vecinos allá en Maria.