Indicadores económicos
2017-02-28

Dólar (TRM)
$2.896,27
Dólar, Venta
$2.975,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,62
Euro
$3.066,28
UVR, Ayer
$244,48
UVR, Hoy
$244,74
Petróleo
US$54,05

Estado del tiempo
2017-02-28

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:49

Marea max.: 5 cms.

Hora: 12:08

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 7 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-02-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Petrona Martínez y la casa que se hunde entre grietas

-A A +A
 

Petrona Martínez dice que le gustó la casa porque estaba en el silencio de un antiguo potrero en Arjona, donde alguna vez a alguien se le ocurrió hacer una corraleja, pero desde hace más de dos años, las paredes se llenaron de grietas.

Las llaves de la casa se la entregó una medianoche de octubre de 2013 en la plaza principal de San Juan Nepomuceno en el Primer Festival Cultural de los Montes de María,el gobernador Juan Carlos Gossaín. en ese acto donde la homenajeada era ella, la Reina del Bullerengue. La entrega de la casa por parte de la Gobernación de Bolívar fue el premio a una de las mujeres  representativas de Bolívar y de Colombia, que ha llevado la música ancestral a medio centenar de países del mundo.

Petrona recibió las llaves con lágrimas en los ojos, y un nudo en la garganta que le impedía hablar, pero dio las gracias al gobernador por ese gesto que honraba una vida consagrada a la música. La casa fue entregada en diciembre e inaugurada con un sancocho el 8 de diciembre, el Día de las  Velitas. Todo parecía perfecto, dice Petrona: los tres cuartos, la terraza, la sala, los baños, el patio, pero a los cuatro meses, empezaron a aparecer las grietas y con las lluvias, el suelo empezó a hundirse. El agua de la lluvia no seguía el curso oblicuo del carril natural, sino a la inclinación del piso. “Un amigo arquitecto que vino a la casa que la casa no tenía unas columnas consistentes y vigas de amarre”, dijo Araceli Llerena Martínez, la hija de Petrona. 

“La casa era bonita cuando me la entregaron”, dice Petrona.“Y presiento que en la buena fe del gobernador no figuraba que la casa se llenaría de rajas”. No solo le entregó las llaves, sino que vino personalmente con su esposa a inaugurar la casa. Las grietas empezaron a aparecer más adentro que afuera. “A veces cuando estoy durmiendo, la casa traquea como si un hueso se desprendiera del cuerpo, y me despierto asustada, con la sensación de que me va a caer encima”, confiesa Petrona.

Las primeras grietas las fue curando ella con la ayuda de sus hijas. Pero no terminaba de reparar una grieta, cuando aparecía otra o reaperecía la que ya se había curado. La verdad, es que las rajas le han robado la energía a la misma Petrona, incluso para la tranquilidad que requiere para componer una canción. Pero tampoco las grietas se salvarán de que algún día haga un bullerengue con ese reguero de rajas. Su manager, la gaitera Mayte Montero le ha dicho que venda la casa, pero Petrona procedió a llamar al cronista y contarle la historia.

La sala de la casa guarda el retrato sonriente que le hizo al óleo el pintor Alfredo Torres, y un retrato pequeño que le hizo Leonardo Aguaslimpias,  y dos dibujos de su rostro realizados por jóvenes de Bellas Artes de Cartagena. Pero también conserva un retrato de su abuela Orfelina Martínez Silva, que era cantadora de bullerengues y compositora, y el retrato de su padre Manuel Salvador Martínez, de San Cayetano, compositor de las canciones “El congo no va a mi rosa” y “Sempiterna”, que ella canta.

El cuarto donde duerme Petrona es austero, tiene dos abanicos de pie, y el único lujo es un afiche enorme de su rostro de un festival en Cartagena, trofeos dorados, pergaminos y sombreros vueltiados que engalaban las paredes agrietadas. En el patio en un pequeño corral de cemento tiene una enorme puerca del viejo criadero de Palenquito. Es una puerca mona al que ella llama La mona. El médico le ha prohibido todo lo que la hace feliz: el chicharrón con yuca y suero, los sancochos trifásicos,  el caté con mucho azúcar. Una mujer tan dulce y de una felicidad contagiosa tiene que controlar su propia azúcar para no perder el equilibrio, mientras a la casa le nacen nuevas grietas. 

Notas recomendadas
2411 fotos
67702 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Que lastima

Una artista con la trayectoria de Patrona Martínez que llevo el nombre de Colombia por todo el mundo y viviendo en ese estado no es justo, con todas las canciones que gravó debería estar viviendo en otras condiciones, espero que no la estén tumbando con las regalías de sus canciones y espero que no esperen que la casa se le caiga para buscar soluciones, ella si es un verdadero patrimonio nuestro.

TOTALMENTE CIERTO

Que tristeza que aca no se aprecie lo bueno, pero seguro la Epa Colombia tendra dentro de poco la mejor casa del pais

Desidia patrimonial

Esto demuestra que en este país el arte y el deporte no son importantes para el Estado, es un ironía que personas que aportan cultura a la sociedad vivan de forma paupérrima; mientras los que solo aportan destruccion, corrupcion, y anti valores vivan como reyes.

País Corrupto!

Este caso no es de ahora, es de antaño, en este país se idolatra, se venera, se apoya es a quien muestre mas senos, mas pompi, al bandido, al político, etc, pero lo bueno, lo que en realidad enaltece el nombre de nuestra ciudad, del departamento, del país, a eso, se le da la espalda, a eso se le olvida. País doble moral. Reina lo malo y olvida lo bueno. :(