Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Que sabrosura el beso de la negra Sonia

-A A +A
 

Son cientos los cartageneros y turistas que han probado ‘El beso de la negra’, una de las empanadas de huevo más populares que se consumen por estos días en el tradicional Festival del Frito.



Su creadora es Sonia Mena Palacios, una fritanguera, residente del barrio Olaya Herrera, sector 11 de Noviembre, que tiene por costumbre colocarle nombres curiosos a sus platos.

El beso de la negra es un invento mío. Me encanta ponerle nombres a las comidas que preparo, porque les da cierta identidad”, dijo Mena Palacios.

Afirma que los clientes llegan preguntando con doble intención por su plato más popular.

“Los clientes me molestan todo el tiempo, siempre vienen preguntando por la negra a la que van a besar y yo les respondo: están en el lugar correcto, van a besar a la empanada, ya se las preparo”, comentó, entre risas, la fritanguera de 45 años de edad.



Orgullosa de su oficio

Relata que hace ya un tiempo trabajando en La Boquilla, le pasó un hecho que la hizo sentirse orgullosa de su labor como fritanguera.

“Unos años atrás me salió un contrato en La Boquilla y estando allá decidí cocinar una gallina guisada en leche, fue entonces cuando un niño de 14 años se me acercó y me dijo: Doña, qué Dios bendiga sus manos”, contó Mena.

“Para mí fue muy significativo que ese niño a su corta edad me dijera esas palabras y aún recuerdo con mucha emoción ese momento”, agregó.

También comenta que hace 12 años en el Festival del Frito se premiaba la empanada de huevo más grande, uno de los trabajos que más esfuerzo le costó.

“Recuerdo que yo hice una empanada gigante, parecía una torta, le agregué 12 huevos y aunque no gané el concurso, si quedé en el segundo lugar”, dice la fritanguera.



Fritos de calidad

Claudia Colón Torres, es otra fritanguera, que encontró en la venta de fritos la forma más idónea de mejorar su calidad de vida.

Ella ganó el año pasado en la modalidad ‘mejor empanada de carne’, que premia anualmente el festival.

Considera que sus fritos son tan deliciosos y apetecidos puesto que todos los productos que usa son frescos y de calidad.

“ A Algunas personas les da miedo pedir la ‘empanada de huevo innovadora’ o el ‘buñuelito relleno’, porque piensan que es una ‘bomba’ y les va a caer mal, pero la clave está es que sean alimentos frescos y recién acabados de preparar”, explicó la joven fritanguera.

Así mismo, asegura que las participantes del festival recibieron capacitación por parte del Instituto de Patrimonio y Cultura(IPCC), y por ende conocen qué productos utilizar, cuáles pueden combinar y el estado en que los alimentos deben de estar.

Ambas fritangueras coincidieron en que “el frito les ha dado todo”.



También hay fritangueros

El mercado del frito está dominado por las mujeres, sin embargo, hay hombres que se “le miden” a la exigente labor. Uno de ellos es Eligio Primera Sarmiento, un hombre de 46 años de edad, que tiene como profesión vender y elaborar, según él, “fritos de calidad”.

Eligio considera que tuvo la mejor maestra de todas, su esposa.

“Yo no sabía cómo preparar fritos y le dije a mi señora (esposa) que me enseñara; que no sabíamos las vueltas que daba el mundo y en qué momento iba a ser necesario que yo aprendiera este oficio y pues ahora mi familia y yo dependemos del negocio”, expresa Primera Sarmiento.

Eligio es nativo de Retiro Nuevo (Bolívar), pero reside actualmente en el barrio La Paz con su esposa y sus 6 hijos.

Dice que tanto los hombres como las mujeres pueden realizar cualquier labor que se propongan, después que tengan la voluntad y el ánimo para hacerlas.

“Todo está en la mente y en el interés que le ponemos a las cosas, si tenemos la disposición, somos capaces de lograr cosas que al principio parecen confusas”, explica con entusiasmo, Eligio.

Dice que en este oficio es importante de aprovechar el contacto por primera vez con el cliente debido a que si éste no se siente bien atendido o ve algo que le causa desagrado, podría ser la última vez que visite su puesto.

“La higiene que uno tenga a la hora de la preparación y cuando está despachando el producto  llama a los clientes, y así mismo, la falta de esté los aleja”, opina Primera.

También señaló las tácticas que ha descubierto, tras 17 años preparando y vendiendo fritos.

“Mucho carisma, amabilidad y calidad, ese el secreto de este negocio”, concluyó el fritanguero.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63882 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese