Indicadores económicos
2018-09-21

Dólar (TRM)
$3.014,18
Dólar, Venta
$2.805,00
Dólar, Compra
$2.705,00
Café (Libra)
US$1,22
Euro
$3.547,38
UVR, Ayer
$259,51
UVR, Hoy
$259,52
Petróleo
US$78,67

Estado del tiempo
2018-09-21

marea

Marea min.: -5 cms.

Hora: 03:46

Marea max.: 21 cms.

Hora: 20:48

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-09-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

¿Quién es el preferido de mis papás?

Los padres siempre lo niegan. Dicen de manera tajante y convincente que no tienen preferencias por un hijo en particular y que los quieren a todos por igual, aunque los demás perciban lo contrario.

Es común escuchar en conversaciones de allegados, como si se tratara de una gran hazaña o fuera motivo de orgullo: “Es que fulanito es el hijo preferido de...”, “Esa es la adoración de...”, “Ese es el consentido de...”, “Él es el pechiche de...”. Incluso, muchos hijos, nietos, sobrinos, se auto reconocen como los favoritos de la familia.

Carlos*, de 29 años, es el menor de tres hermanos y también el nieto más “pequeño”. Asegura que es el “preferido” y “consentido” de su mamá y sus abuelos. Se siente privilegiado por eso, lo hace notar en su manera de expresarlo.

“Yo creo que eso pasa porque soy el menor y ellos sienten, aunque ya estoy grande, que todavía deben cuidarme. Siempre me están preguntando si estoy bien, como si siempre me estuviera pasando algo, y eso a veces me incomoda. Pero aunque sea el preferido, mis hermanos han tenido cosas que a mí no me han dado, así que eso es algo más emocional que material. Por ejemplo, yo estudié en una universidad pública mientras que mis hermanos fueron a universidades privadas, ellos han tenido cosas que a mí no me han dado, pero sé que soy el preferido hasta del perro de la casa”, cuenta.

Por otro lado están Patricia* y Camila*, dos hermanas de 28 y 25 años, respectivamente. La segunda considera que su hermana mayor es la favorita de su mamá y así lo reclama abiertamente. “Estoy segura de que nos trata y nos quiere por igual. Considero que ella (Camila) ha sido mucho más cercana a mi mamá, en cambio yo, por ser más independiente, me he perdido de muchos momentos. Tampoco me ha dado todo, porque he tratado de conseguir lo que necesito por mis propios medios desde que empecé a trabajar, antes de terminar la universidad. Ella sigue en la casa, le dan comida, ropa, hace cosas que no debe y mi mamá la quiere igual y la protege. No sé por qué se queja”, argumenta Patricia.

Adriana* siempre estuvo convencida de que era la hija favorita de su papá y que su hermano, el segundo, siempre había sido el preferido de su mamá. “Siento que mi hermanita menor llegó a ser la hija consentida de mi papá cuando yo conseguí novio, porque me despegué un poco de él, aunque después me di cuenta de que eso depende del hijo y de qué tan cercano y cariñoso eres con tus padres. Muchas veces creemos que los papás son quienes deben demostrarle cariño a los hijos, pero, en mi caso, me di cuenta que en la medida en que uno se acerca a ellos y los complace, ellos hacen lo mismo”, cuenta la joven de 27 años.

¿Qué dice la ciencia?
Un estudio publicado hace varios meses en la revista Journal of Marriage and Family, mostró que el 75% de las madres dijo sentir especial cariño por uno de sus hijos, y el 70% de los padres también aceptó tener un hijo favorito.

La psicóloga Vanessa Castillo Villar, especialista en trastornos cognoscitivos y del aprendizaje, explica que hay factores o situaciones alrededor de la familia que obligan a que se responda más por un hijo en especial.
“Si uno de los hijos enferma, por ejemplo, requiere más cuidado y atención, pero el otro puede no verlo así, sino como una preferencia. Hay demasiados factores alrededor para, nosotros como psicólogos, decir: 'sí, marcadamente hay preferencias o tendencias de inclinarse por un hijo más que por otro'... depende de lo que esté viviendo la familia en ese momento. No podríamos aseverarlo a un cien por ciento, tendríamos que hacer un estudio para determinar si algunos padres realmente sienten mayor afecto hacia un hijo, entendiendo ese afecto como 'preferencia'”, indica la docente de la Universidad de San Buenaventura.

También dice que algunos padres podrían sentir mayor afinidad al identificarse con características físicas o de la personalidad que fueron heredadas por el hijo, y que la percepción de “preferencia” no surge espontáneamente ni por decisión del padre, sino por la dinámica misma de la familia.

“La forma en que cada hijo responde a las demandas y exigencias de las necesidades de la familia puede hacer creer que hay un hijo 'mejor' y que a ese se prefiere, pero cuando los otros hijos se encuentran en situaciones negativas, las familias, en cabeza de los padres, se vuelcan a ayudarlos. La función primaria de la familia es cuidar y proteger a sus miembros, a sus hijos, y se cuida más a quien se ve más vulnerable, al que aún no está preparado o requiere que aún se le siga enseñando y ayudando”, agrega.

Castillo Villar señala que es posible que los padres se vuelvan más exigentes con ellos mismos y no se permitan errores en la crianza porque ya tienen varios hijos, varias experiencias, y quieren ser más cuidadosos para que el hijo no se equivoque, o no se equivoque él mismo en su función de padre.

¿Qué opinas tú sobre el supuesto “favoritismo” de padres hacia hijos?



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese