Indicadores económicos
2017-02-20

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-20

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Santiago Cruz: el oficio del letrista

-A A +A
 

La mezcla de coincidencia y talento hicieron del músico tolimense Santiago Cruz lo que es hoy en día: uno de los artistas más prolíficos de la escena colombiana. (Lea más sobre Santiago Cruz).

El detonante fue específicamente su tercera producción discográfica ‘Cruce de caminos’ editada en 2009, un álbum que consiguió disco de oro y platino en el país, y que a su vez lo catapultó al éxito internacional. Contó con la producción del músico español Nacho Mañó, fundador del grupo ibérico Presuntos Implicados.

Pero para que las condiciones de fortuna llegaran a su vida, fueron necesarias muchas presentaciones en bares de Bogotá, y la seguridad insoslayable de que tenía el ingenio e intelecto suficiente para dar un paso por encima de múltiples artistas y bandas contemporáneas que se quedaron en el camino.

Santiago devela a renglón seguido las anécdotas que lo perfilan como un artista revelación, así como la gran influencia que tuvo la actriz y empresaria de teatro colombo-argentina, Fanny Mikey, en el decurso de sus composiciones.

Hubo tiempo incluso para conversar sobre su manera de componer una canción y acerca de la meticulosidad lírica que le imprime a sus trabajos, así como de las expectativas que genera su cuarto álbum ‘A quien corresponda’, del que ya se extrae su primer sencillo ‘Desde lejos’.

Sus inicios en el competitivo mundo de la canción de autor, pasajes de infancia, preferencias, placeres y su conexión con Cartagena fueron las estaciones en las que se detuvo el cantautor.

El mismo que reivindica el oficio del letrista, de la verdadera vocación de juntar palabras dejando de lado los lugares comunes para transportar a sus oyentes hacia nuevas formas de interpretar un momento.



Usted es consciente de que logró posicionarse como un cantautor en medio del auge de otros géneros como el reguetón...

- Soy consciente de la fortuna de vivir de lo que soñé vivir, el éxito es un parámetro muy subjetivo, para mí el éxito es poder vivir de lo que soñé vivir.

Lo mejor es sentir que hay gente que siente con mis canciones, eso me halaga muchísimo sobre todo porque soy el compositor de esas canciones.



¿De dónde vienen las musas?

- Cada canción tiene una historia particular y una aproximación.

Por ejemplo durante el proceso del disco anterior a ‘Cruce de caminos’ tenía tiempo de sentarme a escribir porque no hacía más, no pasaba lo que pasó...

En el nuevo disco la composición fue entre viajes, tengo canciones escritas en un hotel en Buenos Aires (Argentina) a las dos de la mañana, es como que cada tiene proceso particular.



¿Con qué instrumento compone más?

- Sólo con la guitarra, no sé tocar otro instrumento.



Lo primero que llama la atención en su música es el esfuerzo por contar de una forma poco usual...

- Me considero mucho más letrista que otra cosa y procuro escaparme de la obviedad y el lugar común de las canciones: No terminar los versos con el infinitivo en los verbos y evitar las terminaciones ‘ar’ ‘er’ ‘ir’. Esa es la forma mas fácil de escribir una canción.

Procuro volverme un espectador casi de mi misma historia, para tratar de aproximar esa historia de manera distinta.

Creo que la bandera que yo recojo es la de los juglares de nuestro folclor, hablo del vallenato, del bambuco, de los temas andinos. Nuestros compositores nunca han sido muy rebuscados sino muy cronistas y yo quiero pensar que llevo esa bandera.



¿Cuál es la canción que todavía mima, esa que lo transporta cuando la interpreta?

- ‘Paracaídas’. Siempre fue una canción que sentí muy especial. No fue sencillo radial, la conoce quien sigue mi carrera muy de cerca. Es del disco Sentidos.

Es una canción afortunadísima en todos los aspectos, la canción nació así como está y disfrutó muchísimo tocar en vivo, genera una energía muy especial en el show.



¿Qué letrista admira?

- Es que.... Joaquín Sabina no canta muy bonito pero escribe fantástico, Calamaro tampoco pero...



Entiendo, las voces de Sabina y Calamaro no habrían pasado al Factor X...

- No... no hubieran ido.... no se hubieran presentado ni a las audiciones. Tampoco hubiera pasado Bob Dylan, ni Armando Manzanero, ni Leonard Cohen, pero detrás hay algo muy especial, y tú un verso que leas de uno de ellos inmediatamente sabes quién lo escribió.



¿Cómo conoció a Fanny Mikey y qué significa ella para su carrera?

- Mi amigo Alejandro se casaba y él trabajaba con ella. Alejandro me pidió que cantara su serenata de pedida de mano y a esa serenata estuvo invitada Fanny.

Después frecuentó algunos de los bares donde yo tocaba. Fanny era impactante, una mujer arrolladora en todo sentido.

Fue una mujer que quise, quiero y extraño mucho. Seguro disfrutaría lo que está pasando en mi carrera. De su mano y de su socio puede abrir un concierto de Miguel Bosé, siempre bajo la sombra y la tutela de Fanny.



¿Qué recuerdo jamás podrá borrar de ella?

- Me acuerdo de la primera vez que me vio en escena con el primer disco. Me involucró dentro del marco del Festival de Teatro en unos talleres musicales... En el primer show que hicimos yo estaba muy nervioso. Me bajé del escenario y me dijo: ‘te voy a meter un volador entre el culo’ (Risas). Con eso me decía que me despertara.

Entonces tenía esa generosidad de tratar de llevarte de la mano de alguna manera pero también la rigurosidad para decir: ‘oye ponte a la altura de las circunstancias’.



¿Cuál fue la sensación que experimentó la primera vez que se subió a un escenario?

- Fue en un concierto de Fito Páez, a Fanny se le metió en la cabeza que yo tenía que abrir ese concierto. Una vez pasó el pánico absoluto, fue como una sensación de levitar un poco y fue muy difícil bajarme del escenario, no físicamente, porque duró cuatro canciones mi presentación, sino que emocionalmente fueron muchas horas,



¿Cuál es la pasión secreta de Santiago Cruz?

- El cine. Me gusta mucho ir a cine. También tener cine, tengo una colección de películas para mí interesante.

El mejor plan es cine, una buena comida, una buena botella de vino y una buena compañía, esa es la receta para un gran día.



¿Qué experiencia le dejó prestar el servicio militar?

- Agradezco que me tocara. No lo repitiría pero fue un año donde aprendí muchas cosas.



¿Cuáles?

- Fue un año donde llegué a compartir con gente que por primera vez iba a comer tres veces al día, que el uniforme fue lo primero que estrenaron en su vida. Eso para uno que está en una familia más o menos acomodada pega un golpe de realidad muy fuerte y es un golpe que todavía agradezco, ahí todos éramos iguales.

Yo tuve una relación muy distante con mi padre y mi abuelo que fue un médico muy importante de la región fue una figura paterna, mi mamá quería que él hablará con alguien para no prestar el servicio. Yo le dije que no quería que él tuviera que pedirle favores a nadie. ‘Voy al sorteo y si me toca bien y si no pues no’.

Tengo todavía una imagen de un señor de una dignidad absoluta y me parecía ofensivo que fuera a abogar e ir a rogarle a quien sabe a quién.



¿Cuál es su paraíso personal?

- El bienestar de la gente que quiero, cuando mi gente está feliz y contenta.



¿Le gusta el fútbol?

- Soy muy futbolero. Me apasiona el Deportes Tolima y la Selección Colombia. También me gusta el Boca Juniors y el Barcelona.



¿Qué hace cuando viene a la heroica?

- Se come tan rico en Cartagena, cada vez más rico. Y tengo un gran amigo, compañero mío de colegio, Juan Felipe Camacho (Restaurante Don Juan). Iremos allá a ver a Juan Felipe y comer de su arte que es una maravilla.



¿Qué influencias musicales reconoce en su oficio?

- La influencia primaria musical es mi madre (Fabiola Vélez) porque vengo oyendo boleros desde su barriga. Y se los he oído toda la vida, de hecho cuando murió Mercedes Sosa tuve una sensación de orfandad porque esa era la música que cantaba mi madre, que de hecho representó al Tolima en el Reinado de Belleza, en los años 70.

Después vino el rock en español y me acerqué mucho a Soda Estero, pero gracias a Alejandro Sanz descubrí a (Joaquín) Sabina, después vino Jorge Drexler... me motivan mucho los cantautores independientemente del género. A mí me seducen los artistas que cantan lo que escriben.



Hablemos finalmente de lo más novedoso, su canción ‘Desde lejos’....

- Es el primer sencillo del que va a ser mi cuarto disco, esta canción salió el 14 de mayo a la radio.

Es una aproximación a la separación, como el adiós definitivo porque cuando puedes quedarte sólo con los buenos recuerdos, cuando eres capaz de desearle buen viaje a esa persona, ya es el adiós definitivo.

Apela a las buenas formas de la memoria... Es una balada con un arreglo muy austero, siempre teniendo como protagonistas cada una de las palabras de la canción.



¿Acaba todas sus relaciones en buenos términos?

- No (risas). Espero que ya estemos en buenos términos... ojalá ya hayamos tomado distancia suficiente para recordarnos de buena manera.

Notas recomendadas
2408 fotos
67294 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese