Indicadores económicos
2017-11-21

Dólar (TRM)
$3.001,07
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.516,65
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,72

Estado del tiempo
2017-11-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:24

Marea max.: 18 cms.

Hora: 13:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Silvia Tcherassi quiere vestir al mundo

Silvia Tcherassi pasó fin de año en Cartagena, y está encantada con la ciudad y con su hotel en el Centro amurallado que se ha convertido en su nueva casa.

Y se le nota la felicidad. Este parece ser un gran momento en su vida, y se confirma cuando habla de su trabajo, al que considera su hobby, y al referirse a su familia, pues tiene a un esposo “maravilloso” y unos hijos a los que considera un dúo perfecto.

Y aunque no podría pedir más, la vida le seguirá sonriendo: tiene grandes proyectos para el 2011, entre esos una página para vender por Internet, posicionar su marca en Estados Unidos y Latinoamérica y además ya puede vislumbrar que tiene asegurada la continuidad de su firma. Su hija, Sofía, le va a seguir los pasos en el mundo de la moda, y su hijo, Mauricio, empieza a prepararse para ocuparse del negocio.



¿Qué va a pasar con Silvia Tcherassi en 2011?

-2010 fue un año maravilloso, excelente en la culminación pues se cerraron negociaciones. Este año, aparte de la colección otoño invierno, que es la que estoy trabajando en estos momentos, tengo dos proyectos muy buenos, en el mes de febrero y de marzo; sigo con las extensiones de marca, así como hice con el hotel, este año tengo dos a nivel internacional para el mercado de Estados Unidos y América Latina, es un desarrollo del universo Silvia Tcherassi y son dos proyectos novedosos que están ligados con la moda, con mi mundo.



¿Tu mayor logro?

-Cada día es un logro diferente pero sin duda alguna el salto cuántico fue cuando desfilé, como invitada, en la semana de la moda italiana. Fui la primera colombiana y latinoamericana en estar ahí, ese fue un salto grande, después de eso haber desfilado en la semana de la moda francesa en París, la medalla de oro y las letras que se le otorga a pocos diseñadores en el mundo por el gobierno francés, eso fue increíble, el hotel, ser la primera diseñadora latinoamericana con este concepto tan global como lo vemos en Europa. Armani tiene su hotel, igual que Versace, este hotel en Cartagena dinamizó muchísimo el mercado, el ambiente, este fue un proyecto piloto concentrado en la moda y lo logramos no solo con el hotel sino con todo el concepto, el spa y el restaurante abierto para Cartagena.



¿Por qué Cartagena?

-Yo tengo adoración por Cartagena desde niña, las barranquilleras siempre veníamos, acá me reconecto, vienen a mi cabeza tantos recuerdos de la infancia y yo siempre dije, cuando tenía en mente el proyecto del hotel, que ninguna ciudad mejor que Cartagena, además en el sitio que estamos somos una ventana al mundo, Colombia es un país nuevo, diferente, creo que el hotel se abrió en el momento perfecto.



Pasaste el fin de año aquí...

-Es la segunda vez que paso en Cartagena el fin de año, como vivo en Miami paso la Navidad con mis hijos y mi esposo en Medellín, mi esposo es paisa, pero estamos encantados con Cartagena, sin duda alguna el primer vínculo fue la tienda en la mejor esquina de Cartagena, y ahora el hotel es como mi casa. Y me encanta porque se ha vuelto punto de referencia, pasan los turistas, la gente de la ciudad, quieren conocerlo, se asoman, se toman fotos, es como parte de lo que es Cartagena.



A propósito de tu esposo, poco sabemos de él...

-Mi esposo, Mauricio Espinosa, es paisa, es una persona que me encanta por dejarme ser, no le gusta aparecer, pero me está apoyando todo el tiempo y eso es extraordinario. Trabajamos juntos, se encarga del mercado internacional desde Estados Unidos, pero aunque trabajamos juntos, no está todo el día tras de mí, hay hombres que no te dejan ser y el me ha dejado.



¿Y tus hijos?

-Tengo dos, Sofía, de trece años, mide 1.72, es una mujer maravillosa, tiene un sentido de la moda, del color, es una niña muy especial que va a seguir los pasos míos, y Mauricio, que tiene 17, se gradúa este año y también va a tomar las riendas en cuanto a los negocios, entonces van a ser la pareja perfecta.



¿Una persona que te haya influenciado para decidirte por la moda?

-Desde que tenía ocho años estoy en este mundo de la moda por mi madre, ella tenía un negocio de moda, crecí en eso. Mis recuerdos son un taller, con telas, con hilos, soy de una familia de artistas, mi hermana, mi primo.



¿Recuerdas tu primer desfile?

-Fue en Medellín, una plataforma increíble, yo me acuerdo que vendía en todo el país, pero no había hecho nunca un desfile, la cosa normalmente es al revés. Yo le dije a Alicia Mejía que quería desfilar sola, que tenía un desfile espectacular. En esa feria trajeron a Lola Gavarrón, una periodista de moda, ella vio todos los desfiles, y cuando se acabó el mío, se paró y le dijo a todos los periodistas que en diez años iba a estar desfilando en Europa, cuando efectivamente eso sucedió, yo la llamé y me acompañó, eso fue un apoyo grandísimo.



¿Hay alguna colección con la que de pronto no te hayas sentido muy satisfecha?

-Cada desfile es más maravilloso que el otro, cuando termino una pasarela me emociona el aplauso, la reacción de la gente, mis pasarelas tienen una historia que contar, en ese momento cuando veo al público me pregunto, ¿y cuál va a ser mi otro tema? pienso que cada colección ha sido maravillosa, soy perfeccionista, edito mucho, de 200 cosas salen 100, cuando veo atrás siempre digo, qué belleza, nunca he pensado que no hubiera querido hacer eso.



¿Una prenda que nunca falte en tus colecciones?

-Una prenda que siempre está en las tiendas es la camisa blanca, la gente me identifica con ellas y en las colecciones, el abrigo que se amarra adelante en la cintura, siempre lo saco para la primavera y otoño.



¿Te vistes con tu ropa?

-Si, porque me encanta todo lo que hago, sobre todo para los eventos en la noche, pero si veo algo que me seduce lo compro, admiro a Alber Elbaz para Lanvin; Miuccia Prada porque es conceptual; Balenciaga, me fascina; los belgas, y Tom Ford, por quien siento gran respeto.



Me imagino que tienes un clóset lleno...

-Eso piensa la gente, pero no es así, tengo lo que me pongo, por cada cosa nueva voy sacando una vieja, entonces no tengo cosas guardadas, luego tengo otro clóset en mi oficina en Ponce de León, donde guardo cosas que no quiero salir de ellas, pero generalmente lo que está en el clóset es lo que uso, todo es unicolor, beige, blanco, vainilla.



¿Teniendo en cuenta la gran acogida de tu colección para el Éxito, has pensando sacar una colección económica?

-Económica no, pero sí vamos a sacar este año opciones para el mercado medio.



¿Qué hace falta para que los diseñadores colombianos compitan en Europa?

- Siento que abrí muchas puertas para los colombianos y latinos, pero ¿qué hace falta? tratar de no parecerse a nadie, tener un estilo propio, luchar por el estilo, depurarlo, renovarlo, pero ser fiel a un estilo, es muy triste que un diseñador saque una colección y que seis meses después no sea coherente con lo que sacó, si tu ves mis colecciones, todas tienen un hilo conductor. Mis colecciones van evolucionando, pero tienen el sello Tcherassi, entonces hay que ser fiel al estilo.



¿Qué opinas de lo étnico?

-Soy fans de lo étnico, me fascina, de hecho llevé las mochilas wayuu a la máxima expresión del lujo, eso ha sido una cosa increíble, hemos vendido 2.500 mochilas en un año alrededor del mundo. Esto nació de una idea de Lauren Davis, la esposa de Andrés Santodomingo, la mochila que ella me dio para intervenir tenía 5.500 cristales de swarovski y se subastó por 8 mil dólares, entonces pensé que eso no podía dejarse así, teníamos que seguir dándole trabajo a nuestros indígenas.



¿Tienes que viajar mucho, para trabajar tus colecciones vas a Italia, a Francia, estás en Colombia, te gusta esa vida con tantos viajes?

-Cada vez me gusta viajar menos, obviamente que los primeros meses de cada mes estoy en Colombia una semana, mi recorrido es Miami, Bogotá, Barranquilla, Cartagena y Miami.



¿Lo que más vendes?

-La línea del pret a porter es una locura, tengo ahora un gran proyecto para vender por internet, lo vamos a manejar desde Miami.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese