Indicadores económicos
2017-07-23

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 06:32

Marea max.: 26 cms.

Hora: 23:39

Dirección viento: Sur sureste

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Soltera...¿y qué?

¿Y qué si no existe el príncipe azul? ¿Y qué si una mujer quiere “dejar pasar el tren”?

En el mundo actual, donde las mujeres son más liberadas y muchas se salen de los estereotipos impuestos por la sociedad, ya sea por voluntad, convicción o como un acto de reivindicación social o política, se sigue estigmatizando a quienes a cierta edad “no han unido su vida a la de un hombre” y se les tilda de “solteronas” o “quedadas”.

Este es el relato de una mujer profesional, trabajadora y soltera.

Tengo 38 años y estoy soltera. No es que lo haya querido, pero me siento bien así, no me da pena ni tampoco soy una amargada ni una mujer triste por no tener un novio o no haberme casado llegando casi a los 40. Lo que sí resulta fastidioso es ese afán de la gente en cuestionar mi estado y en apurarme para que tenga un marido o hijos porque el tren está a punto de dejarme.

Hace un tiempo, cuando tenía como 25 años, me enamoré de un tipo muy inteligente y trabajador. Lo conocí, me invitó a salir varias veces y hubo mucha química entre los dos. A veces me llamaba, otras no, pero las veces que lo hacía y nos veíamos era muy especial y atento conmigo. Cada vez nos veíamos con más frecuencia, nos besábamos, nos acariciábamos, pero no éramos novios. Nunca hablamos de eso y pensaba que era él quien debía tomar la iniciativa, sin embargo, sí me demostraba que quería tener relaciones sexuales conmigo. Yo me abstuve un par de veces, pues me inculcaron el valor de la virginidad, y ante su interés sexual y su desinterés en tener algo serio conmigo decidí alejarme.

Fueron más de cinco años tratando de olvidarlo y nunca más vi en otro hombre las cualidades que buscaba. Tampoco me desesperé por encontrar pareja. Pensé que en cualquier momento podía aparecer una persona y no ha sido así. Soy muy creyente y pienso que si no se dieron las cosas o  no llegó un hombre a mi vida fue porque tal vez no nací para eso y eso es lo que Dios y la Virgen quieren para mí. Pero no me afano, si llega bien y si no... también.

“Anacrónico, anticuado y tonto”
“La palabra ‘solterona’ es un término peyorativo y ha sido usado como un insulto. Una mujer que no se casa simplemente es soltera, tenga la edad que tenga. Es una mujer que no se ha casado y punto. No merece otro adjetivo”. Esto dicen María Fernanda Moreno y Marcela Peláez, autoras del blog Susana y Elvira.

Estas chicas también explican que “solterona” es un concepto construido socialmente como negativo... ¿La razón? Surgió cuando la mujer necesitaba de un hombre para desenvolverse social y económicamente, pero debió lapidarse cuando las mujeres pudieron heredar, estudiar y ser ciudadanas. 

Las autoras del libro “Con fecha de vencimiento”, indican que la mejor manera de romper con esos estigmas hacia las mujeres solteras es dejar de presionarlas, de esperar que se casen o sean validadas por tener un hombre al lado. No hay que ponerle edad al matrimonio ni verlo como el fin último; entender que se es mujer independientemente de un estado civil o de si tiene hijos o no y, por supuesto, dejar de usar términos peyorativos para referirse negativamente a un estado civil.

“Es hora de pasar la página, nos parece increíble que no se haya acabado este asunto y que ese estado civil sea algo de lo que se comenta, que sea relevante o defina a una mujer como persona... Que se siga pensando que una mujer necesita un hombre al lado es anacrónico, anticuado y tonto. Si yo consigo un esposo es porque quiero tener a alguien y hacer las cosas en equipo pero no porque sea necesario para sostenerme ni para mi bienestar”.

El poder de decisión es el trofeo de tantos años de lucha femenina. En palabras de las blogueras, “si no se consigue ese novio que queremos no es el fin del mundo. Debemos dejar de creer que si una mujer no se ha casado a cierta edad la dejó el tren, no la ha dejado nada”.

El matrimonio antes estaba ligado a la procreación y la mujer tenía que casarse en edad fértil, pero cada vez más las parejas deciden no tener hijos. “No tienen afán y si es así pueden vivir su vida hasta donde se les antoje”, agregan.

El filósofo y docente de la Facultad de Filosofía de la Universidad del Atlántico, Numas Armando Gil, agrega que a través de la historia de la humanidad muchas mujeres se han rebelado contra la tradición del matrimonio.

“La mujer siempre ha sido rebelde. Siempre ha desarrollado todas sus capacidades y sus condiciones humanas. En la antigüedad, en la primera democracia, en el Siglo V antes de nuestra era, que es el siglo de Pericles, en Atenas, hubo mujeres intelectuales que estaban en contra de esas posiciones, por ejemplo las de la Escuela Cínica, como Hiparquía, una de las mujeres que impuso la minifalda y combatió, desde el punto de vista intelectual, contra la escuela de Platón, que era patriarcal y sostenía que las mujeres se debían casar”, explica.

Numas cuenta que en la Alta Edad Media existió una pareja singular: Eloísa y Abelardo. Él era el mejor profesor de metafísica en la Universidad Sorbona, de París, y ella, una mujer muy culta dispuesta a lo que sea con tal de alzar su voz: se disfrazaba de hombre porque era prohibido que las mujeres recibieran clases y logró estudiar seis idiomas. Ella se sorprendió cuando Abelardo le pidió matrimonio, no porque no fuese digna de amar, sino porque no estaba de acuerdo con eso de unir su vida a un hombre hasta que la muerte los separe.

Simona de Beauvoir murió, pero no ha dejado de existir. En la Modernidad también hay mujeres “rebeldes” -en el mejor sentido de la palabra-, que no aceptan someterse a una sociedad patriarcal. Pero solo hasta el siglo XX la mujer se liberó totalmente y buscó reivindicar sus derechos intelectuales, políticos y sociales.

Muchas hoy están solteras. Así lo han decidido, sea por intereses intelectuales, profesionales o personales, o simplemente porque se les dio la gana. Otras quizá no lo planearon, pero... ¿y qué? ¿Eso da derecho a señalarlas? ¿Usted cree que la realización de una mujer es estar casada o al lado de un hombre?

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Y A QUIEN LE IMPORTA?

Exacto, a quien caramba le importa si eres solerona amargada, lesbi@n@....

nada de eso te hace especial, que artículo tan estupido.

;P