Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Tatiana Nájera después del reinado se dedicará a su profesión

-A A +A
 

Después de más de un año de estar dedicada a la belleza y a las obras sociales, Tatiana Nájera Cardona, ex Señorita Bolívar, y Segunda princesa del Concurso Nacional de Belleza (CNB), está preparada para afrontar nuevos retos.

En entrevista con El Universal habló un poco de lo que significó para ella ser Señorita Bolívar, los secretos que la llevaron a ser finalista y los proyectos que tiene en mente.

Esta joven de 23 años nunca se imaginó representar al Departamento de Bolívar en un certamen de belleza, a pesar de que sus amigos y conocidos le decían que podía ser reina, su prioridad siempre fue estudiar y trabajar en proyectos sociales.

Su interés de participar en el Concurso de Belleza llegó por cosas de la vida, una oportunidad que se le presentó en el momento indicado. 

Su madre, Liliana Cardona, la describe como una persona perseverante, organizada, a la que le encanta su profesión de Politóloga y ayudar a los demás.

¿Quién era Tatiana antes de ser Señorita Bolívar y segunda princesa?

Era una estudiante consagrada, que nunca había pensado en ser reina, aunque desde el 2007 mis amigos y conocidos me decían que me inscribiera para ser Señorita Cartagena,  en ese momento no me llamaba la atención, porque sólo quería terminar mi carrera en Ciencias Políticas.

¿Qué la hizo cambiar de opinión?

Empecé una relación con el Concurso a través de mi carrera profesional: En el 2009 yo trabajaba con el Centro de Coordinación de la Presidencia de la República, para Montes de María y por cosas de la vida coordinamos la seguridad y logística de las candidatas que iban a Palenque para hacer el Minicromos. Allí tuve un contacto directo con el Concurso. También había hablado charlado con el Dr. Raimundo Angulo y me enteré de lo que era realmente el Concurso, su misión, su visión y en qué consistía la labor social, después de conversar con él me entró la inquietud de participar, pero no se lo comenté a nadie.   

¿Cuándo tomó la decisión?

En el 2009 en el evento de “Ángeles Somos”, las candidatas fueron al Salado y al verlas allí, haciendo esa labor social tan linda, me dije: Yo quiero ser Señorita Bolívar. Ese evento me animó al ver que más que belleza, el Concurso es trabajo social. Al año siguiente empecé a hacer practicas en Funcicar, dirigía la parte de Cooperación Internacional y de trabajo sociales y de veedurías, en ese momento se abrieron las inscripciones de Señorita Bolívar y muchas personas me llamaron a decirme que me inscribiera, eso me puso a pensar, pero pensaba en mi Maestría. Lo comenté con mi mamá y me dijo que las cosas llegan en un momento y no vuelven a llegar, eso me hizo pensar y al día siguiente tomé la decisión.

¿Cómo lograste las medidas de reina?

Realmente nunca había sido una persona de gimnasio. Pero toda la vida había sido deportista; fui bailarina de ballet desde los 3 hasta los 14 y siempre estuve en clases de patinaje, de tenis y basketball. Ya dentro del Concurso empecé una rutina de trabajo fuerte en el gimnasio con dietas y logré bajar 5 kilos. Antes nunca me había preocupado por mi figura, ni las dietas, pesaba 63 kilos pero me sentía bien y cuando bajé me sentí mejor.

Durante el concurso nunca me obsesioné por un 90-60-90 porque en el concurso no exigen medidas exactas, como la gente cree. Sólo quieren que te sientas bien, que tengas una figura armoniosa y sientas lo que significa la labor social.

¿Sentiste que cambió en algo tu forma de ser?

El Concurso volvió a sacar de mi a esa persona extrovertida, alegre, a la que le gusta hablar y compartir con todo el mundo,  antes de que acontecieran momentos dolorosos en mi familia, como la muerte de mi abuelito, que me llevaron a aislarme un poco. Las clases de pasarela me ayudaron mucho a desenvolverme, me divertía, me alegraban el día y sacaban de mi esa parte alegre y espontánea, y tenía que ser así, de otra manera no hubiese podido transmitirlo a la gente. También he sentido que he madurado y visto las cosas de otra manera.

¿Qué fue lo más difícil de ser Señorita Bolívar?

Lo más difícil fue acostumbrarme a hacer ejercicios, pero ahora me encanta; todos los días me levanto y me voy al gimnasio, siento que me hace falta, se ha convertido en parte de mi vida.

¿Cómo es la gente contigo cuando sales a la calle, qué te dicen?

Algunas personas me saludan, se toman fotos conmigo o se acercan a preguntarme cosas del Concurso y otras me miran de reojo.

¿Conoces a la nueva Señorita Bolívar?

No la conozco mucho, sólo sé que participó el año pasado en Señorita Cartagena y la he visto en el gimnasio y en el día de la elección.

¿Qué le aconsejas a las candidatas de este año?

Que se gocen el Certamen, de ella depende que sea un sueño o pesadilla; que se relajen y no se dejen llenar la cabeza de cucarachas, que sean ellas mimas, esa es la clave; a veces queremos imitar a otras, pero lo que hacemos es opacarnos y dejar de lado nuestras virtudes y habilidades. Todos somos diferentes y la competencia debe ser con uno mismo, que la gente siente que tienen una reina. Mantener la calma también te ayuda mucho en medio de la presión.

¿Qué consejos le das a las niñas que no se atreven a concursar porque creen que si no se operan no son actas para ser candidatas?

No estoy en contra de las cirugías ni de quién se las hace, lo importante es que no pierdan su esencia. La gente quiere una reina natural, sana y que se vea bien. Si alguien cree que la cirugía le va a cambiar su vida que se la hagan, pero no por aparentar algo que no es.

¿Qué haces ahora?

Mi vida todavía gira en torno al Concurso Nacional, en los últimos mese me la he pasado viajando, haciendo obras sociales, recaudando fondos para los más necesitados y dejando el nombre de mi departamento y de Colombia en alto. También estoy dedicada a mi tesis de Maestría, a mi familia y a mi novio.

¿Qué viene?

Yo también me he estado preguntando lo mismo, pero mi prioridad ahora es tener el título de Magister. Quiero ver que puertas se abren. Las ofertas para modelar y desfilar las consideraré como algo secundario, porque mi prioridad es ejercer mi profesión, es lo que me gusta, trabajar en lo social con fundaciones u organizaciones no gubernamentales.

¿Haz pensado quedarte en la ciudad?

Yo amo a Cartagena y quiero quedarme acá y ejercer mi carrera, pero estoy abierta a las oportunidades que se presenten. Voy a estar donde mi trabajo me lo pida y donde me sienta bien.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Me encanta pintar. A los 7 años dibujé mi primer paisaje en lienzo. Me encanta las tendencias subrealista y el arte semiastracto: Mi casa está llena de los cuadros que he pintado. Me gusta leer de todo, pero me gustan más los libros de economía y los que hablan de mi carrera. El cine es otra de mis pasiones, me fascina; veo desde las películas infantiles hasta las de terror.

¿Cómo Politóloga como ves la cosa política en la ciudad?

Todavía hace falta mucha cultura política. Hay mucha ignorancia de la forma como nosotros podemos exigirle a los gobernantes. Para las elecciones tenemos que enterarnos bien de quienes son los candidatos y qué es lo que quieren hacer y de esta forma elegir al correcto.

CUANDO NIÑA

Su madre cuanta que cuando estaba en los primeros años del colegio a Tatiana le gustaba salirse de clases e ir a otros salones de grados más avanzados y cuando se terminaba el recreo le gustaba ir a pasear por las instalaciones como si fuera la primera vez.

También le encantaba cargar un perezoso de un señor que le tomaba fotos a los turistas. “A los turistas les daba miedo cargar el oso y la ponían a ella para que lo cargara mientras tomaban la foto. También le gustaba hacer maromas y los turistas se divertían tanto viéndola que algunos hasta le daban dólares”. Años más tarde su madre se enteró de todo esto.

 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64139 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

eXACTAMENTE UNA MUJER HERMOSA

eXACTAMENTE UNA MUJER HERMOSA ES TATIANA..

eXACTAMENTE UNA MUJER HERMOSA

eXACTAMENTE UNA MUJER HERMOSA ES TATIANA..