Un colibrí llega para que Bertel lo pinte

25 de noviembre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ahora es un colibrí el que revolotea cerca de su estudio para que César Bertel lo pinte.

El colibrí de alas tornasoladas, de ojos minúsculos y temblor de luz en el aire, es algo más que un pájaro: es una mancha que queda en la rama, como un viento que se detiene en reversa, y deja una ráfaga de color en el vacío.

César Bertel es el artista cartagenero que más colibríes ha pintado en la vida, y es uno de los mejores dibujantes que tiene el país, además considerado uno de los cien mejores acuarelistas del mundo.

Hace poco expuso en la Galería Édgar Negret, su serie de pinturas que nos regresan al paraíso perdido de la selva amazónica, en donde ha captado la luz de día y de noche, durante más de veinte años.

¿Qué es lo más singular que ha explorado después de Pachamama?

- Pachamama (Madre tierra), es el nombre de una de las acuarelas mas grandes del mundo que pinté en el Bodegón de la Candelaria, en la calle de las Damas de mi ciudad, en el año 2008. Lo más singular es volverla a exhibir y cuando está lista para el público me asombra su tamaño, sus formas, sus luces, sus atmósferas, su humedad y esa selva hermosa que habita allí en ese papel de 12 metros de largo. Al volverla a ver me asusta porque se cruzan mis emociones irrepetibles y me pregunto en qué momento pinté semejante locura. Otro hecho singular es observar los rostros de sorpresa de los admiradores, en especial los niños, cuyas emociones no tienen límites. Es el mejor regalo que la vida le devuelva a uno esas sensaciones humanas. Eso es arte.

¿Cuál cree usted que es el aporte reciente, novedoso e ingenioso que se ha producido en la acuarela en el mundo?

-En Colombia tenemos una imagen muy costumbrista y distorsionada de la acuarela que nos ha dejado la “crítica” de curadores y coleccionistas de arte, porque se tiene la creencia de que de ahí no hay nada más, pero déjeme decirle, que la acuarela ha recibido una gran transformación llevada a cabo por los más grandes exponentes en todos los continentes quienes la han llevado a unos niveles de realismo, e hiperrealismo que supera incluso los megapixeles del ojo humano en un preciosismo temático que se aleja del romanticismo clásico de sus temas tradicionales. Además, existen eventos de gran importancia mundial que permiten a los mejores cultores del mundo exhibir sus trabajos y la innovación en el tratamiento de los temas pictóricos, y debo decir que mis acuarelas han sido publicadas en el catálogo que reúne a los mejores del mundo.

Yo he introducido a la acuarela, el gran formato que no es convencional, y el entelado de mis papeles pintados en una técnica conocida como Maruflage, es decir que con este procedimiento inventado por los chinos hace más de 3.000 años, alargué indefinidamente la vida de las acuarelas, pues eliminé el hongo y el desaparecimiento del color de las acuarelas. En muchos países, desde hace más de 10 años, hay obras mías con este sistema y están intactas. Quiero aclarar que que esto no es un secreto, sino el mismo procedimiento que usan los museos del mundo para preservar obras de arte sobre papel.

¿Cuántas horas le dedica a su pintura? ¿Qué manías o ambientes prefiere?

- Soy un artista de 12 horas diarias de dedicación a mis pinturas, pinto de sol a sol de 7 a 7, en un ambiente muy sencillo y tranquilo con una mesa de dibujo de 2 x 2 metros y la puedo ampliar hasta 8 metros, dependiendo del tamaño del tema. No crean ustedes que solo pinto obras enormes, también pinto acuarelas de pequeños formatos.

Como rituales propios, hablo con mucha alegría con el agua, ella es un ser vivo como yo que tiene sus propias emociones, le pongo buena música clásica y le pido que trabajemos juntos para que todo quede bellamente y luego, me lavo las manos con ella y comienzo.

Todo el mundo cree que los pintores vivimos en una traba deliciosa, en un estado de relajación y tranquilidad profundos y todas esas son falacias e inventos de los mismos pintores. Enfrentarse a un papel completamente blanco y empezar pincelada a pincelada a crear formas luces, colores, ambientes, etc, me produce un estado de ansiedad terrible, me desestabiliza emocionalmente y vivo una catarsis interna hasta el punto que dicha crisis la supero cuando no permito que el papel blanco se burle de mi y es cuando me sobrepongo a todo y comienzo. Picasso decía que cuando la musa de la inspiración entre por tu ventana, que te encuentre trabajando como pintor y esa es mi convicción diaria.

¿Qué siente un artista como usted al regresar a la selva amazónica después de tantos años de recorrerla y mirarla de día y de noche?

-Tristeza, una profunda tristeza. Viví en la selva amazónica de Colombia durante 15 años y mi admiración, alegría miedo y asombro por su belleza no tenía fin, no tenía límites, era recibir esa maravillosa energía viviente de ese organismo vivo admirable de este planeta, fuente de toda vida, y allí establecí una comunión indisoluble con ella, no sé si ella me escogió a mi o yo a ella, y de allí mis pinturas de la selva, en donde ninguna de ellas existe en la realidad, solo en mi recuerdo de todo lo que vivi dentro de ella.

Pero hoy las cosas son terriblemente inenarrables sobre lo que sucede con ellas. La depredación no tiene limites para sembrar toda clase de cultivos ilícitos, es un territorio de violencia y muerte, de tráfico ilegal de sus especies naturales de fauna, y sus aguas maravillosas y cristalinas están infestadas de cianuro y mercurio para extraer oro ilegal y seguir hablando de esto es una vergüenza nacional, pues el pasivo histórico acusa el desaparecimiento de mas de 60 millones de hectáreas cuadradas de selva y en los últimos 2 años han desaparecido mas de 400.000 y cuando ella se acabe, nos acabamos como especie humana.

Colombia no es un país caribe, no es pacífico, no es un país andino, es un país amazónico, el 42% de nuestro territorio es amazónico y todos desconocemos esa realidad y todos se jactan de nuestra biodiversidad, pero de ¿cuál biodiversidad hablamos hoy....? todas las tribus del aire, la tierra y el agua están terriblemente amenazadas.

¿Cuál es la mayor amenaza que tienen las criaturas de la tribu del aire, la tierra y del agua?

¿Qué nuevas noticias del mundo traen debajo de sus alas los colibríes?

-¡Qué buena pregunta...! Pues imagínese que desde las culturas precolombinas más antiguas de América, Mayas, Aztecas e Incas, esta pequeñísima ave, ha sido considerada sagrada, pues ellos aseguraban que era la portadora de las buenas noticias de los dioses, y aún en nuestros días, se considera sagrada porque hay quienes aseguran que llegarán con su presencia buenas visitas, noticias y espíritus. Imagínese que Colombia es el país con más especies de esta ave, incluso hay algunos que son endémicos de nuestras tierras, son únicos de aquí, pues entonces, por qué no hacerle un homenaje a este arcano de la belleza, que solo existe en la zona tropical del continente americano, no existe en ninguna otra parte del mundo, es único es nuestro. Pues bien, yo también creo en su vuelo sagrado y me llevará a nuevos lugares donde expondré en el 2019 en México, en el Perú y USA.

¿Cuál es el episodio humano que le ha conmovido en sus exposiciones y recorridos por su país y el mundo?

-Ver llorar a los niños frente a mis obras, es como si adivinaran el futuro que les espera.

¿Qué artistas de otra época le hubiera gustado conocer y compartir con ellos?

R: De otras épocas, al inglés Turner, a Rembrandt, haciendo los bocetos de sus obras en acuarelas, al norteamericano Winslow Homer y al cartagenero Hernando Lemaitre. Y de los de hoy, tengo contacto directo con el francés Tierry Duval, con el Sueco-Polaco Stanislaw Zoladz, el japonés Masato Watanabe, los norteamericanos Stan Miller y Nicholas Simmons, el uruguayo Avaro Castagnet y el español Pablo Rubén González.

Mantengo el sueño de que algún día Cartagena supere los egos políticos y sus abolengos sin el afán de lucro y riqueza con los dineros de los impuestos públicos y la acuarela sea considerada Patrimonio Cultural de la ciudad, pues en el 2016 presenté el proyecto al IPCC y aún ni siquiera recibo el acuso del recibo del mismo, y estoy en capacidad de realizar un evento mundial de acuarelas en la ciudad y convocar a los mejores del mundo a que nos dejen sus enseñanzas, en talleres, demostraciones y exhibiciones de sus obras, ojalá esto tenga eco en los promotores culturales de la ciudad y el departamento, porque traería mas turismo cultural a la ciudad y buenas noticias hacia el mundo del arte.

¿Cuál es su lugar encantado al que vuelve a mirar en Cartagena?

-Bueno, son muchos lugares de recuerdos desde mi infancia, pero cualquiera puede ser un buen pretexto para una cerveza helada, un jugo de zapote, un patacón con queso, un ceviche, rodeado de mis amigos escuchando salsa y hablando de béisbol, mis pasiones favoritas que disfruto tanto como pintar.

Epílogo

El colibrí pasa cerca a su estudio. La luz de sus alas invade el blancor del lienzo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS