Indicadores económicos
2017-03-29

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-29

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 07:11

Marea max.: -2 cms.

Hora: 11:51

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 15 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Un contralmirante, toma el timón en la Cámara de Comercio

-A A +A
 

Para el nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Cartagena, José Alfonso Díaz, el motor y la fuerza de su vida es su familia.



“El pilar fundamental de todo lo que he hecho no son los títulos, ni el reconocimiento, sino el hogar que he logrado mantener por 31 años con mi esposa, Luz Elena”, dice el contralmirante de 57 años de edad.

“He formado un hogar en que lo más importante es el amor basado en el respeto, porque decir que todo ha sido perfecto sería mentir, pues siempre hay altibajos en las relaciones, pero cuando hay respeto todo se puede sobrellevar”, dice.

José Alfonso Díaz es “felizmente” padre de tres mujeres: Luz Elena, de 29 años de edad; Ana Milena, de 25 años y la menor Valeria María, de tan sólo 12 años, con quien vive en Barcelona de Indias.

Ésta última es conocida dentro de la familia como el ‘motorcito’ que los lleva al trote y los hace hacer cuanta locura se le ocurre.

“En una ocasión estábamos en un restaurante en Bogotá, ella sólo tenía 4 años, y había una especie de cuerda por donde los padres se deslizaban con los hijos. Resulta que ella quería que yo hiciera lo mismo que esos papás, que eran mucho más jóvenes que yo, y bueno ya yo era un señor de edad, al final terminé accediendo, ella es la consentida”, comenta, entre risas, José Alfonso.

Asegura que sus tres hijas son “super” independientes, pero a la vez muy integradas al hogar en cualquier situación que requiera apoyo.

“Estamos juntos como familia en las buenas y en las ‘menos buenas’, ese el término que usamos, porque no hay situaciones malas, hay momentos que hay que reconstruir para que sean mejores”, expresa.

Cuenta que el amor inculcado por su madre y la disciplina de su padre, un oficial de la Armada, lo llevó a construir el hogar que tiene.

“El servicio y el respeto también eran valores que como familia nos fomentaban. Pese a que contábamos con una empleada, teníamos que levantarnos temprano y tender la cama y ayudar con los quehaceres del hogar, esa era nuestra cuota con mamá”.

“Cuando llegaba un empleado a la casa era como un miembro más de la familia, era alguien a quien aprendíamos a querer y a valorar”, agrega.



Orgulloso de su esposa

Se considera un hombre muy afortunado por la mujer que tiene a su lado.

“Ella es muy detallista y femenina en sus cosas. Mi casa es bella no tanto por la infraestructura, sino más bien por el ambiente, el toque delicado que ella le ha dado a todos los espacios”, expresa visiblemente emocionado, Díaz.

Manifiesta que como familia les gusta mucho la intimidad y si tienen invitados prefieren que vayan a su casa antes que salir a un club u otro sitio.

“Disfrutamos atender a nuestros amigos y demás invitados en nuestra casa, me ufano de tener la mejor anfitriona del mundo, mi bella esposa”, comenta.



Nuevo reto: su trabajo

Cree que cada cosa es un reto en la vida. Su trabajo como presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio representa un nuevo reto que asume cabalmente.

“La plenitud de la experiencia alcanzada por tantos años desempeñando diferentes roles es el respaldo con el que cuento”, dice José Alfonso.

Sobre sus colaboradores dice:  “Me gusta sentir confianza en mi equipo de trabajo, delegar algo y tener la plena seguridad que se cumplirá porque la gente que trabaja contigo es casi como tu familia, en la medida en que la mayor parte del tiempo la comparten contigo”, precisa.

Se sienten satisfecho de su vida profesional, pero también con todo lo que ha alcanzado principalmente a nivel personal.

“He comprendido que no importan tanto los títulos que logras, sino los talentos que como persona vas perfeccionando”.

Se considera un hombre creyente en Dios y en los valores y principios que vienen con él.

“Mi temor más grande es apartarme de Dios. Soy un hombre católico y en los momentos cruciales, confieso, me agarro de su mano”, afirmó.

También se considera bendecido por Dios. “Logré construir una familia, que es mi base fundamental”.



Más sobre el almirante

A los 15 años ingresó a la Escuela Naval y estudió ingeniería, luego realizó varias especializaciones en gerencia, una profesión con la que aprendió, entre muchas otras cosas, a administrar mejor su vida.

Hay ciertas cosas que el contralmirante no tolera como la impuntualidad y la irresponsabilidad.

“Me molesta la impuntualidad, no entiendo cómo puedes llegar tarde a una cita, en caso de hacerlo debes pagarle el tiempo que perdieron esas personas esperándote”, comenta.

Notas recomendadas
2463 fotos
69440 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Felicitaciones Fonchi,

Felicitaciones Fonchi, siempre fuiste un buen oficial, no excepcional, pero decente. El hecho de que tu padre fuere el negro Diaz tuvo mucho que ver en tus ascensos. Y en lo fisico, despues de la cirujia de la nariz que te hiciste deje de creer en ti. Vanidoso! Dizque para corregir un tabique, fur para verte mas fileno y no parecer mmuy negro.