Indicadores económicos
2018-07-20

Dólar (TRM)
$2.883,81
Dólar, Venta
$2.820,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,31
Euro
$3.341,75
UVR, Ayer
$259,45
UVR, Hoy
$259,47
Petróleo
US$72,58

Estado del tiempo
2018-07-20

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 11:50

Marea max.: 21 cms.

Hora: 19:13

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 4 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.2 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2018-07-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
1

Un día extraño y de película

Es como si Dios tuviese un borrador mágico y hubiera entrado a ese rincón de la cabeza donde Carlos Vergara Montiel guarda todos sus recuerdos. Y es como si ese mismo Dios travieso -o, tal vez, el diablo- se hubiera tomado el tan delicado y riguroso trabajo de borrar de su vida todo rastro de aquel 10 de febrero de 2012. Era viernes.

En la noche anterior, el 9 de febrero, Carlos vio por enésima vez un clásico del cine alemán que por enésima vez lo encantó: El tambor de hojalata, de Volker Schlöndorff…. Cuenta la historia de un niño de 4 años que no quiere crecer.

Y Carlos durmió.

Al día siguiente, a las 6:15 de la mañana, sonó el despertador… como todos los días. Carlos no despertó. Su esposa, que había salido a trabajar, lo llamó a las 10. Carlos no contestó. “Este man debe estar encarretado escribiendo”, pensó ella, Tatiana Olea. Volvió a llamarlo en la tarde, a las 2. Tampoco respondió. Al regresar, a eso de las 4, el apartamento se había convertido en una suerte de caos maloliente: la nevera abierta, ropa regada, olía a orines… ¿Y Carlos?... Carlos salió a saludarla diciendo: “mamita, me hiciste mucha falta”. Eso de hablarle a su esposa como un niño era un juego habitual, pero pasaron las horas y él seguía tratándola como a su mamá. Era un niño. Su cerebro despertó ese día siendo un pelaíto.

Ella es psicóloga y supo cómo arreglárselas para que Carlos, que ahora era un muchachito de 40 años, se durmiera…

Pasó la noche, llegó el 11 de febrero de 2012. El reloj sonó a las 6:15 de la mañana. Carlos despertó. Al abrir los ojos, vio el rostro angustiado y ojeroso de su esposa, contemplándolo.

-Mi amor, ¿qué pasó? -aquella endemoniada voz de niño había desaparecido-.

-¡Te amo, te amo, te amo! -gritaba ella mientras lo besaba- ¡Feliz cumpleaños!

***
Esta fantástica historia merece llegar a la televisión… o, mejor: al cine. Espere, espere… ¡Ya la película está hecha! Se llama Huellas y se estrena el 30 de marzo en todo el país. Carlos Vergara es el director, guionista y protagonista… Y su esposa Tatiana es la otra protagonista.

Esa “travesura” de Dios dio para una película y para que Carlos nos contara en qué anda, respondiendo veintidós preguntas cortas.

La primera escena…
-De extra, en una telenovela que se llamaba ‘Ana de negro’. Me tocaba estar en un pasillo del hospital… lo que se me ocurrió fue mirar el reloj y fingir que estaba desesperado. Me enfocaron tanto que en mi casa hicieron fiesta.
¿Qué sientes cuanto te ves en televisión?
-Me doy duro. Me critico mucho.
¿Qué haces antes de un casting?
-Ir a orinar.
¿Qué papel te falta por hacer?
-Todos.
Eres malo para...
-Uy, pa’ varias cosas. Mentiras, ser desleal… Y yo no sé, eso.
¿A qué no le inviertes energía?
-Al chisme.
¿El peor momento de tu vida?
-La muerte de mi mamá, antes de rodar la película, precisamente.
Un defecto que quisieras borrar…
-Impaciencia.
El último libro que leíste…
-Estoy releyendo Cien años de soledad.
¿A quién clonarías?
-A mi mamá, a mi papá y a Marlon Brando.
Un papel que te haya puesto en apuros…
-Éste, el de Pedro, en Huellas.
La clave para relajarte…
-Dormir.
¿Cómo combatir una noche de insomnio?
-Haciendo el amor.
Un objeto valioso…
-Una cobija, la primera que tengo de cuando llegué a Bogotá, hace ‘veintipico’ de años. Ya está rota, pero me recuerda cómo llegué, me mantiene con los pies puestos sobre la tierra.
Un programa para ver todos los días…
-El amanecer.
Tu mayor virtud…
-Soy consciente de mis defectos.
¿Cuándo decir no?
-Cuando cierras los ojos, y la mente dice: ‘no lo hagas, no lo hagas’.
¿A quién extrañas?
-A mi mamá… se llamaba Georgina, pero le decían Carlota. Alguna vez me dijo por qué, pero lo olvidé.
Una debilidad…
-Llorón.
¿Cine, televisión o teatro?
-Los tres.
Un vicio que hayas noqueado…
-La adicción al pan… al pan, al pan literal -risas-.
La última lágrima...
-De felicidad, lloré el día que lanzamos Huellas para medios en Bogotá.

Este es Carlos...
Carlos Vergara nació en Sahgún, luego vivió en El Anclar, un corregimiento de Montelíbano, y también pasó algunos años en Planeta Rica, de manera que es un cordobés neto. Interpretó a Rafael María en la telenovela Diomedes, el cacique de la Junta, del Canal RCN, y Efraín Otero en la serie El tesoro de Caracol Televisión. Carlos lleva más de 20 años dedicado a actuar en teatro, cine y televisión, durante los cuales ha estado nominado en diferentes categorías en los premios más importantes del país como los Tv y Novelas, India Catalina y Magazine Chip Tv. Otras producciones en las que ha estado en televisión son: Hombres de Honor, Pasión de Gavilanes, La Tormenta, La Marca del Deseo, Las Muñecas de la Mafia, La Selección, Comando Élite, Dónde Está Elisa, Regreso a la Guaca, Nip Tuck o Mentiras Verdaderas, A Mano Limpia 2 Temporada, Déjala Morir, entre otras. En cine: La Primera Noche, Soñar no Cuesta Nada, La Sargento Matacho, Broken kingdom. 



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese