Indicadores económicos
2017-07-22

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-21

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 05:41

Marea max.: 29 cms.

Hora: 22:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-07-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

1 - 2
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Una comedia hecha en Bayunca para la región

Tú estás como el carro viejo
No sirves pa’ ná
Necesitas meromacho
Pa’ podé funcioná

Las quince palabras las dice Pacha a su esposo Simón en una discusión en la que debe intervenir un fiscal para hablarles de esa paz que busca Colombia y que debe construirse desde la intimidad de los hogares.

Por fortuna no es una pelea real entre marido y mujer. Es uno de los versos de la comedia La Rebeldía de Simón y Pacha, un grupo integrado por personajes divertidos, pintorescos e inteligentes, que representan la cultura y la tradición oral del corregimiento de Bayunca.

Hace más de 30 años, las hermanas Celina, Virgilia y María de la Concepción Marrugo Valiente recorrían, durante las Fiestas de Independencia, las calles de su población para exponer los problemas de su comunidad a través de su arte. La falta de agua potable, de escenarios para la cultura y otras falencias eran la inspiración para los versos de la obra.

Iban de casa en casa, pues, a falta de trabajo, también buscaban recursos para sus propias necesidades. Para aquel entonces su sobrino Javith, con sombrero en mano, recogía las monedas de quienes reían con las ocurrencias de sus tías.

Fueron más de 15 años en los que estas joviales mujeres forjaron una tradición familiar que hoy se extiende no solo en Bayunca sino en la Región Caribe.

Tras sus muertes, sus sobrinos Javith Ortega Marrugo y Estela Marrugo Díaz continuaron con el legado de las hermanas Marrugo Valiente y en 2003 llegaron al Carnaval de Barranquilla y ganaron su primer Congo de Oro, el máximo trofeo de esta festividad nacional declarada por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad ese mismo año.

“Cuando le pusimos ese nombre al grupo (La rebeldía de Pacha y Simón) nos inspiramos en  la comedia que mis tías habían hecho. Solo metían a Simón, pero en el vecindario había una pareja y la señora se llamaba Pacha. Ella pasaba peleando con su marido y al minuto ya se hablaban tranquilamente. Recuerdo que un día salimos caminando por las playas de La Boquilla con la comedia y nos encontramos con un señor que se llama César ‘Paragüita’ Morales, que es el director de las Marimondas del Barrio Abajo, quien al ver nuestro show se alegró. Nos pedía que repitiéramos y cada vez nos daba un billetico. En un momento nos dijo: 'Nojoda, que vaina bacana, vamos a llevarlos para el Carnaval'. Y así fue, nos inscribimos y ganamos el primer Congo de oro”, cuenta Estela.

En total, La Rebeldía de Pacha y Simón ha ganado seis Congos de Oro en 2003, 2004, 2005, 2010, 2014 y 2015. Este año recibieron el Certificado de Excelencia por mantener la tradición.

“Nosotros nos la jugamos todos los años. Buscamos argumentos para ganar y nos toca duro porque competimos con la academia, con las universidades, y ganarse un Congo viniendo de un pueblo, sin el apoyo institucional, es muy significativo. Nosotros nos sentimos como héroes en Barranquilla porque no somos artistas formados en la academia sino que somos empíricos”, añade Estela, quien es la directora del grupo.

La comedia, que pone de manifiesto problemas de aspecto social, cultural, económico y político en Colombia, está integrada por ocho actores. Además de Estela y Javith, que interpretan a Pacha y Simón, respectivamente, también se destacan Antonia Manjarrez, la fiscal; Iván Alcázar y Beatriz Villanueva, auxiliares y de logística; y tres jóvenes más que se suman a conservar esta herencia familiar.

“La primera vez que nos subimos en la tarima sentíamos que éramos grandes, porque montarse en una tarima donde se sube el Checo Acosta y otros artistas reconocidos no es fácil. Uno se sentía grande y cuando decían Bayunca era estremecedor. Cuando ganamos ese Congo de Oro por primera vez nos abrazamos. A mí ese año se me había muerto una hermana y así tuve que ir a participar y apenas me bajé del escenario no aguanté y todos empezamos a llorar, pero la gente no entendía que era lo que nosotros llorábamos”, narra Estela.

Iván complementa y refiere con entusiasmo: “Ganar todos esos premios significa que somos buenos actores y que tenemos mucho talento. Me llena de orgullo que muchas personas nos agradezcan y nos den valor por habernos ganado esos seis Congo de Oro y el Premio a la Excelencia”.

Javith, quien es compositor y el autor de los versos que dan vida a la comedia, asegura que su objetivo, como grupo, es resaltar los valores que tiene Bayunca. “Nuestras tías luchaban para que Bayunca tuviera agua, a través de sus versos. Cuando venía Diomedes Díaz, Poncho Zuleta, Jorge Oñate y Rafael Orozco, a mi tía Virgilia no le daba miedo versear con ellos y en sus versos siempre solicitaba el agua potable que Bayunca necesitaba. Nosotros como gestores culturales siempre lucharemos para que esta tradición nunca muera, para que tenga vida y se fortalezca, porque lo importante no es la parte financiera y económica de nosotros sino que Bayunca tenga un nombre y sea reconocido”.

Estela, Javith, Antonia, Iván, Beatriz y los demás actores del grupo trabajan con las uñas. El talento y el trabajo en equipo son los instrumentos más valiosos para brillar y ser referentes en su comunidad.

“Ojalá para las Fiestas de Independecncia tuvieran más en cuenta a los grupos de comedia que existen en el Distrito y pudiéramos competir, pero no caminando, porque nosotros no somos grupos de danza sino comedia, que hablamos, actuamos, cantamos y bailamos. Los desfiles no son nuestro escenario. Nuestro talento lo mostramos en Barranquilla, que no es nuestro territorio y sin embargo allá nos valoran. Acá en Cartagena no tenemos oportunidad de hacerlo”, alega Javith.

Como dice Antonia, sí que son inteligentes. Por supuesto, son motivo de orgullo para su comunidad, como también manifiesta Iván. Y qué bueno que expresen sus sentimientos y la realidad de una comunidad y un país a través de la cultura para mantener viva una tradición y un legado.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese