Indicadores económicos
2018-02-23

Dólar (TRM)
$2.862,01
Dólar, Venta
$2.735,00
Dólar, Compra
$2.755,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.531,72
UVR, Ayer
$253,84
UVR, Hoy
$253,89
Petróleo
US$61,90

Estado del tiempo
2018-02-23

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 22:58

Marea max.: 14 cms.

Hora: 05:53

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 15 A 31 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 A 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-02-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Una magia gemela y un mar común

Detrás del lente de Maruja Parra, ocurrió una experiencia artística inigualable:  se sintió en el malecón de Cartagena, mientras caminaba el malecón habanero. Invitada a exponer por la Embajada de Colombia en Cuba en la celebración de la Independencia de Colombia, en julio de 2017, trajo a Cartagena, una nueva exposición que se exhibe en el Museo de Arte Moderno de Cartagena, en la que presenta más de treinta imágenes que hermanan a Cartagena con La Habana.

Maruja fue con su sobrino, Fernando Parra, quien además, es un excelente fotógrafo, y los dos atraparon la gemelidad de las dos ciudades.  La mujer que lee la suerte con su habano gigante en la boca, pudo ser una getsemanicense sentada en la Plaza de la Trinidad. Los pescadores de milagros al atardecer en las aguas de La Habana y en las aguas del mar de Cartagena, son fulgores idénticos que parecen pintados por William Turner. Muchas veces, los paisajes y escenas de las plazas,  los perfiles arquitectónicos y los ademanes humanos, se confunden entre las dos ciudades. A Cartagena solo le falta una calle de madera como la que vio Humboldt al llegar a La Habana, reconstruida gracias a la obstinación visionaria y poética de Eusebio Leal.

Las fotos de Maruja y Fernando son obras aertísticas porque trascienden la epifanía de lo que no volverá a ocurrir. Son instantes irrepetibles. Y los dos supieron esperar el milagro de la luz para que esas fotos sean el testimonio de un tiempo, de un viaje de observación y curiosidad. Sin esas virtudes, las fotografías no hubieran alcanzado la altura grandiosa y sublime.

Las pupilas de los dos fueron privilegiadas al poseer la belleza.

 



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese