Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Una pasión llamada béisbol

-A A +A
 

El 18 de enero de 1922 nació el que para muchos ha sido el mejor pelotero colombiano de todos los tiempos. El fallecimiento de “Chita” se dio por muerte natural en el mes de octubre de 2002. La hija de “Chita” Miranda ha recibido varios reconocimientos a lo largo de muchos años.

Eso de que “hijo de tigre sale pintao” o que “de tal palo tal astilla” tiene mucho de verdad.
Y si no creen en esos refranes pregúntele a doña Edilsa Miranda Sierra, hija de Pedro “Chita” Miranda, otrora gloria del béisbol colombiano (q.e.p.d.), quien a sus 59 años aún posee el endiablado swing que tenía su padre en la década de los 40, una época en donde Cartagena era puro béisbol del bueno.
Edilsa utiliza lentes con bastante aumento para poder observar la “tapita” o “checa” cuando viene en el aire, luego la golpea con un palo delgado de madera y corre como cualquier pelotero hacia la primera base en una de las calles de Boston, un populoso barrio de Cartagena, en donde todos los domingos se congregan habitantes de los diferentes sectores para jugar al bate de tapita. Este es uno de los deportes de mayor arraigo en la ciudad.
Pero antes de iniciar el diálogo de lo que ha sido su vida en el béisbol, sóftbol y últimamente bate de tapita se hace imposible evitar hablar de aquel que fuera considerado por muchos abuelos de esta época como el mejor pelotero colombiano de todos tiempos.
“Chita”, cartagenero de nacimiento, se desempeñaba como short stop (campo corto), tenía un brazo potente, excelentes desplazamientos y buenas manos. Pero su verdadero fuerte era el poder a la ofensiva, eso fue lo que más lo dio a conocer.
Cuando estaba en el plato inclinaba hacia delante el torso, mientras que con las dos manos agarraba el bate, lo movía de adelante hacia atrás y así sucesivamente. Ese era el estilo de Pedro Miranda.
“Siempre tuvo un gran poder. Recuerdo mucho que cuando se paraba a batear siempre que se echaba la gorra hacia atrás conectaba jonrón. Cuando a mi papá le tocaba el turno era tanta la expectativa que generaba entre los aficionados que muchos apostaban si en esa ida al plato él sacaba o no la pelota del campo”, dice Edilsa, quien desde muy niña asistía a los partidos de su padre en el estadio 11 de Noviembre, el denominado templo del béisbol colombiano.
Eran los años mozos del béisbol de Bolívar, cuando los grandes peloteros caminaban por las calles pavoneándose como unos auténticos dioses, ampliamente admirados por todos. No por simple casualidad “Chita” tuvo 11 hijos con cuatro mujeres.
Miranda fue campeón con Colombia de la Serie Mundial de Béisbol en 1947 realizada en Cartagena. Era temido por todos los lanzadores. Aún se dice en los corrillos del béisbol, aunque este dato no es confirmado, que a todo aquel que le lanzó “Chita” le bateó jonrón.
“Antes no había las oportunidades que tienen los peloteros ahora. Tal vez por eso mi papá no llegó a las Grandes Ligas”, comenta con un dejo de tristeza la hija del quien era tildado como un fuera de serie de la “pelota caliente”.

RESPIRANDO BÉISBOL
Ella se levantó en un hogar en donde el béisbol lo ha sido todo. “Desde los niños hasta los más adultos aman la pelota en esta familia. Aquí se habla de béisbol a toda hora”, comenta doña Edilsa, mientras se acomoda en una vieja silla plástica en la terraza de su casa en Boston, calle Ana, número 31b-29.
El verde y el zapote, los colores que identifican esta vivienda, parecen simbolizar la alegría que se vive en esta familia.
El sonido de unas fichas de dominó, que se escucha al lado de su casa, acompaña la entrevista con este personaje que goza de gran simpatía entre los moradores de esta vecindad.
¿De dónde salió lo de “Chita”?
- La gente decía que mi papá tenía un gran parecido con un chimpancé por aquello del color negro de su piel. Esa es la gran verdad (risas).
Usted no pudo jugar béisbol, pero sí sóftbol, qué recuerda de su paso por ese deporte...
- Representé dos selecciones Bolívar de sóftbol. Jugaba short stop y era siempre cuarto o quinto bate. Recuerdo mucho los partidos que jugábamos ante la selección de Atlántico. Bolívar siempre ha dado buenas jugadoras de sóftbol.
Una vez retirada del sóftbol no pudo dejar del todo este deporte...
- Siento una gran pasión por esto. Saqué un equipo de sóftbol masculino que se llamaba Los Amigos de Boston y lo mantuve compitiendo en diferentes torneos hasta hace tres años. Se acabó porque ya no hay patrocinios, ninguno me apoya y así es muy difícil. Anteriormente me respaldaban Jesús María Villalobos y Fernando Marrugo, pero ahora la cosa se puso difícil.
¿Hace cuánto se reúnen a jugar bate de tapita en el barrio?
- Tenemos un año jugando este deporte los domingos entre las 10 de la mañana y 6 de la tarde. Disfrutamos de muchas tardes alegres que llenan de gozo a todos los que amamos el béisbol.
¿Y cómo le va con el bate jugando a la tapita?
- A las mil maravillas, cuando le doy mando la “checa” lejos. Mi swing es fuerte, todavía estoy dura. En el campo entrego todo para que mi equipo gane.
¿Y qué posición juega en el bate de tapita?
- Pitcher, me gusta lanzar. Les tiro de “canto” (modalidad de lanzamiento) para ponchar a los bateadores. Hay algunos a los que los domino.
Pero usted es la única mujer de su equipo...
- Sí. El resto son hombres, pero eso no me importa, pues mientras que esté haciendo lo que más me gusta no hay problema.
¿Cuál es el principal objetivo de este torneo?
- Aprovechar de la mejor forma el tiempo libre y promover de alguna forma el béisbol porque aquí en el barrio no hay un campo donde jugar. Entonces, el bate de tapita, de una u otra manera, sirve para incentivar a los niños a que practiquen béisbol porque sin duda en algo se asemeja.

Un apellido de peso
Sólo estudió hasta primero de bachillerato porque según ella no tuvo la facilidad económica para continuar académicamente.
Pero su apellido en cierta forma pesaba en Cartagena y por eso a los 20 años comenzó a trabajar en el Hogar Infantil Comunitario haciendo oficios varios.
“Mi tía siempre ha sido ‘camelladora’. En ese trabajo sirvió de mensajera, secretaria, repartió tintos e hizo todo lo que necesitara la directora, hasta el punto que se convirtió en su mano derecha. Hoy, aún pensionada, todavía visita el Hogar Infantil, que queda en todo el frente de su casa. Todos la quieren mucho”, afirma Claudia Miranda, sobrina de Edilsa, quien seguía atenta la entrevista.

VIENDO SIEMPRE PELOTA
Uno de los grandes pasatiempos de la hija de “Chita” es distraerse viendo los partidos por televisión de Orlando Cabrera, Ernesto Frieri y Édgar Rentería en el béisbol de las Grandes Ligas. Ella afirma no tener equipo favorito. “Sólo los veo a ellos, a los colombianos, los apoyo en donde jueguen”.
Se desvive por este deporte y está a la espera de que inicie pronto el Torneo de Béisbol Profesional para ir a apoyar a los Tigres, la novena de casa. “Antes eran los Indios y ese equipo llevaba más gente al estadio, ahora cambió el nombre, pero igual hay que apoyar a la divisa de aquí”.
Toda su vida se dejó envolver por esta pasión llamada béisbol, que acabará sólo cuando cierre sus ojos y Dios la llame a acompañar a su papá en el cielo. Allá, a lo mejor, Edilsa seguirá hablando de pelota, seguramente será así...

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64104 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese