Indicadores económicos
2017-03-27

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-27

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:24

Marea max.: 11 cms.

Hora: 23:07

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Urshela, un indio que la saca de jonrón

-A A +A
 

El barrio Paseo Bolívar lo vio crecer, las venas de sus calles lo tenían diariamente, pero nunca pensaron que partiría a tierras extranjeras para ser un grande. Hoy lo mencionan con orgullo en cualquier rincón de su natal, Cartagena, pero su labor ha sido tan reconocida que ya ha estado en boca de los mejores narradores y comentaristas de béisbol del mundo, demostrando con talento y grandes jugadas que la pelota caliente es su pasión.

Giovanny Urshela, con 23 años es una muralla a la hora de cortar jugadas de peligro en los diamantes de las Grandes Ligas, todo un caballero, que a la hora de tomar el bate no se intimida ante los mejores lanzadores del mundo y sin titubeo alguno, varias veces la ha mandado de jonrón, lo que lo tiene como uno de los mejores a la ofensiva de su equipo, los Indios de Cleveland, con solo unos meses en la Gran Carpa.

Ese “pelao”, que una vez que conoció el béisbol sintió que había una química única, una conexión entre él, las manillas, los bates y las pelotas, y sobre todo un amor inmenso por ese diamante, al que salta cada día con el ánimo en ser un gigante en tierra de gigantes, deleita al público gringo con sus atrapadas.

Los más de 43 mil personas que colman las sillas del estadio Progressive Field, sede de los Indios, aplauden las jugadas a la defensiva del cartagenero, gritan cada vez que la saca de jonrón, pero Urshela, tiene claro que llegar a esa instancia no ha sido fácil.

Todo tiene un comienzo
“El sacrificio es diario, hay que darlo todo en cada entrenamiento y en cada partido”, comenta el jugador, quien recuerda sus inicios, cuando veía jugar a su hermano, quien fue uno de los primeros que lo puso en contacto con el béisbol, junto con esa caja mágica llamada televisión, en donde Giovanny veía algunos partidos y pensaba “lo bueno que es ese deporte”.

“Desde pequeño me gustó, mi hermano también jugó, pero él nunca firmó. ”, dice Urshela, con una humildad que se percibe desde lejos, ya que aunque está en la Gran Carpa tiene claro que todos los días son de constante aprendizaje y no olvida que mucho de lo que demuestra en esos diamantes, con gramados perfectos y medidas exactas, lo aprendió bajo el inclemente sol de La Heroica, en canchas que a duras penas estaban aptas para jugar y con implementos que no tenían olor a nuevo.

Giovanny Urshela vive a miles de kilómetros de su natal Cartagena, pero siempre la tiene presente. Aún recuerda ese momento en que firmó con la Organización de los Indios de Cleveland.

Solo tenía 17 años y ganas de comerse al mundo con sus jugadas. Lleno de inexperiencia, pero dueño de un talento indiscutible, tuvo la oportunidad de firmar, era el primer gran paso de Giovanny en ese camino tan largo del deporte, en el que aunque ya es reconocido, aún le falta mucho por recorrer.

“Me sentí contento el día que firmé porque era un sueño cumplido, eso sí, tenía claro que en ese momento me tocaba trabajar más duro para llegar a Grandes Ligas, ese era mi sueño desde pequeño”, comenta el tercera base.

Sacrificios como dejar su “tierrita”, la comida, el clima, son los que Giovanny hace para ser uno de los mejores de su novena.

“Yo extraño todo. Desde la gente hasta la comida, pero estar acá es un sueño hecho realidad y todo sueño requiere un esfuerzo”, dice con notable serenidad.

Su rutina está siempre cargada de trabajo, pero disfruta cada gota de sudor, porque gracias a ese esfuerzo exalta no sólo su nombre, sino el de toda una ciudad que espera y anhela ver en televisión, leer en prensa y escuchar por radio, que a punta de atrapadas y jonrones, un cartagenero está haciendo historia.

El béisbol tiene a Giovanny con los horarios un poco distintos a las personas del común y corriente. “En un día normal que me toca partido me levanto, desayuno a la una de la tarde. Luego voy camino al estadio, allá entreno. A veces me toca hacer gimnasio hasta las 7 de la noche, así son la mayoría de los días”. Pero también sabe aprovechar su tiempo libre.

“Me gusta ir a centros comerciales, salir a comer, ir a cine, para no estar metido en la casa.”, dice Giovanny, quien tiene un hijo, que vive en Colombia. “Ya he tenido la oportunidad de traerlo. También voy cada vez que puedo”, comenta.

Hay talento
Giovanny Urshela tiene claro que en su amado Corralito de Piedra lo que hay es talento en cuanto al béisbol.

“Cada día veo a más jugadores que firman y eso es bueno porque abre las puertas a los jóvenes que vienen entrenando con esa ilusión de firmar y de llegar a Grandes Ligas”, dice el tercera base, completamente convencido de que Cartagena es uno de los grandes semilleros del béisbol orbital.

El ‘Gio’ de los Indios quiere ser todo un ejemplo, que todos miren su trabajo, lleno de dedicación , amor y pasión, para que se den cuenta que como dice la vieja frase popular  que “cuando se quiere se puede”.

“Sigo aprendiendo mucho de los veteranos que me hablan y me aconsejan”, dice con alegría.

Urshela demuestra gran admiración por Edgar Rentería y los hermanos Cabrera, quienes no solo son leyendas vivas del béisbol nacional y mundial sino que son ejemplos a seguir y siempre los tuvo en la mira como punto de referencia para llegar a donde está.

“Ellos fueron mi motivación para salir adelante”, dice.

¡Qué batazo!
Giovanny Urshela ha pegado cinco vuela cercas, pero el que más recuerda por todo lo que significó fue el que dio contra los Angelinos de Anaheim. Era la entrada número 12, el partido estaba empatado a cero y el heroico asumió el reto con fuerza y decisión. Urshela bateó un jonrón de dos carreras luego de que su compañero Carlos Carrasco cediese solo un hit en los nueve primeros, y los Indios de Cleveland ganaron el martes 30 de junio 2-0 a los Angelinos.

Ahora cada vez que va al plato es el centro de todos los lentes que están esperando su swing para capturar la pelota luego de uno de sus batazos y tomarle fotos mientras escuchan a un reconocido periodista “no, no, no, no, no, no, no díganle que no a esa pelota”, porque la mando de jonrón.

“Me falta mucho por recorrer, muchos sacrificios, pero luego que termine mi carrera quiero seguir ligado a la Gran Carpa, pero eso lo decidiré cuando llegue el momento”, cuenta entre risas Giovanny.

Extraño todo. Desde la gente hasta la comida, pero estar acá es un sueño hecho realidad y todo sueño requiere un esfuerzo”, dice con notable serenidad.
 

Notas recomendadas
2459 fotos
69333 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese