Editorial - 13 de junio de 2015

13 de junio de 2015 10:47 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“No podemos triunfar si la mitad de nosotros está siendo retenido”. Malala Yousafzai

Confieso que cada vez que hablo sobre el empoderamiento femenino hago la siguiente salvedad: no soy “feminista”. Inclusive, me cuido de dejar en claro que no considero que la mujer sea el género superior ni que nuestro empoderamiento se logre a costa de menospreciar al género masculino. Pero al mismo tiempo enfatizo que debemos luchar por la equidad, exigir respeto, buen trato  e igualdad de remuneración.  Pues resulta que con esa definición, sí soy 100% feminista.  Según la Real Academia Española, el “feminismo” es el movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.

En algún momento, la palabra “feminista” se tergiversó y terminó definiendo a mujeres que están permanentemente bravas con los hombres, que tienen apariencia masculina y además consideran que no necesitan ni quieren a un hombre a su lado. Y aunque en la práctica sí hay muchas mujeres que han decidido enarbolar la bandera del feminismo como una excusa para despotricar contra los hombres, la verdadera definición de “feminismo” no tiene nada que ver con la lucha de sexos sino con la equidad de los sexos.

Considero que el hecho de habernos visto obligadas a luchar por cada uno de los derechos que hoy tenemos, nos dio la capacidad de la resiliencia y nos ha vuelto determinadas y verdaderamente poderosas. Pero todavía nos falta mucho camino por recorrer, especialmente a la hora de transmitir los mensajes que queremos proyectar. No podemos pretender que nos traten como iguales si nosotras mismas no nos valoramos y no nos damos el lugar que merecemos.

Por eso es tan importante que voces inteligentes, coherentes y valientes como la de Melba Escobar, nuestra bellísima mujer de portada, sean expuestas y escuchadas. Me fascina la manera tan original como cuestiona  nuestros valores como sociedad y como mujeres.

No creo que haya mucha cabida para exigir equidad y ser machista al mismo tiempo. Es absolutamente necesario, para que una relación funcione, que ambas partes se quieran, se consientan y se ayuden, pero partiendo de la base de que ambos son los protagonistas de la relación.  En la sección “Hablando de”, la sicóloga Ingrid Gómez nos diseñó especialmente un quiz para saber qué tan machistas realmente somos. 

Hemos elaborado una guía sui generis de regalos para los papás, ojalá las inspire con ideas novedosas para este año.

Agradezco en el alma que Felipe Zuleta Lleras haya abierto su corazón y aceptado compartir tan generosamente su historia “Una difícil situación”. Mi anhelo  más sincero es que con su honestidad logremos a ayudar a otros que puedan encontrarse en una situación similar.

Recordemos que solo hablando de los temas difíciles de frente y con transparencia, lograremos verdaderas transformaciones como seres humanos y como sociedad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista nueva

DE INTERÉS