Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-18

Dólar (TRM)
$2.924,77
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,61
UVR, Hoy
$242,64
Petróleo
US$52,48

Estado del tiempo
2017-01-18

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 23:00

Marea max.: 4 cms.

Hora: 05:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Goyo, Una voz que se afina en la autenticidad

-A A +A
 

Ser al mismo tiempo mujer, negra y rapera es una mezcla que no pasa inadvertida en una sociedad como la nuestra. Este es un motivo de orgullo: haber alcanzado el éxito sin dejar de ser ella.
Por Natalia Echeverri Vargas

Cada vez hay menos personas en el mundo que no saben quién es Goyo, una chocoana que llegó a Bogotá con los bolsillos más llenos de sueños que de dinero y con unas ganas -que aún no se extinguen-, de visibilizar a su región y sus problemáticas a través de canciones festivas que mueven el cuerpo y el corazón.

Desde pequeña vio que la vida no era fácil. Lo vivió a través de su madre y sus tías, un ejército de matronas que se encargaron de amarla y ‘de sacarla adelante’ (y también a sus primos) sin importar que para eso tuvieran que irse de Condoto (su pueblo natal) y hasta del país.

Con esa misma templanza, Goyo ha cantado lo que ha querido, como ha querido y donde ha querido. Ha cumplido con su grupo cada sueño que se han propuesto y ya firmaron con una disquera tan grande como Sony, después de haber recorrido un camino de autogestión.

UN VIAJE AL ‘INTERIOR’
- ¿Qué significa para ti ser afrodescendiente en un país como Colombia?
Soy una mujer normal. Me miro al espejo y no me acuerdo que soy negra hasta que me lo recuerdan, y me toca recordarlo muchas veces, porque la gente siempre quiere poner en evidencia las diferencias. Sin embargo, me siento como una mujer colombiana, clarísima de mi descendencia y mi historia, pero me siento mujer.

- ¿Qué significa la fama para ti?
Lo positivo es la posibilidad de seguir expresando lo que siento y pienso. Y recibir el afecto de la gente, porque el sentimiento más natural es el amor, no el odio, como piensan algunos. Cuando mucha gente se acerca y me dice: ‘Goyo, estaba a punto de tirar los guantes, pero lo pensé mejor cuando sacaron tal canción’… eso es impagable.

- ¿Qué te llena de fuerza y fortaleza?
Los ejemplos que he tenido. Porque me he dado cuenta que es más fácil echar p’ delante que para atrás.

- ¿Cuál es tu parte débil?
Soy muy sensible y me genera tristeza la falta de tolerancia. Nos pasa mucho que cuando no nos reconocen en la calle porque vamos con gorra, mucha gente  se cambia de andén porque piensan que por ser negros les vamos a hacer algo. Pero cuando no tienes la gorra y te reconocen, la actitud es totalmente diferente.

- ¿Qué piensan sobre esos prejuicios que todavía son tan cotidianos?
Hablamos de eso con Slow y Tostao (su hermano y esposo, también miembros de Chocquibtown) solo cuando pasa. Pero queremos seguir ganando premios y reconocimientos, porque el hecho de que la gente vea a tres negros en la tele hace que se acostumbren y que no siga pasando lo de la calle. Porque robar y esas cosas negativas es de los seres humanos, no de una raza como tal.

- ¿Cuáles crees que son las ventajas de ser una persona diferente?
Una de ellas es el libre albedrío. Muchas veces dejas que te hablen al oído, pero lo que más me funciona es cuando me escucho y digo ‘por aquí va’, sobre todo en el tema de cómo me veo.

Ahora los turbantes están de moda y todo el mundo se los pone, pero cuando comencé a usarlos y fui a los Grammy con uno, me decían: ‘No hagas eso, tienes que verte con Beyonce’… y no sé qué más.

- ¿Qué te hace sentir cómoda en ese aspecto?
Lo que no vaya en contra de lo que soy. A veces en el medio, y por el tema de la complacencia al público, le piden a los artistas que digan esto o que hagan lo otro para ser más atractivos. Y al final, lo que más dicen ellos es eso: ‘No era yo’. Por eso la sociedad no los soporta cuando son ellos mismos.

- ¿En qué estereotipo no te has dejado meter?
En el de cantaora (intérprete de la música tradicional del Pacífico). Ahí me han querido meter porque soy afro y vengo del Pacífico. Respeto y amo mis raíces, pero no soy cantaora.

- Y en la industria musical, ¿te han dicho que tienes que parecerte a alguien?
La industria  para nosotros es algo muy nuevo. Además, la gente se resiste a cambiar cosas del grupo porque la mayoría de nuestros logros los alcanzamos siendo nosotros mismos. Por eso es muy difícil que alguien venga a decirnos: ‘Deberían hacer tal cosa o parecerse a tal, para ser más atractivos’.

- Se ha hablado mucho de un disco para niños. ¿Reconoces alguna diferencia en tu proceso creativo desde que eres madre?
En nuestra música siempre tocamos temas de discriminación, intolerancia, desconocimiento del Pacífico, y tenemos letras fuertes y sarcásticas, pero nos cuidamos mucho de no decir malas palabras, precisamente por los niños.

Ahora somos más conscientes de eso, porque Saba –su hija de dos años- ya escucha música y repite las letras. Pero es un motivo de orgullo que sin ser mamá, y a pesar de venir del rap que es tan explícito, fuéramos tan responsables con el lenguaje desde el principio.

- Has dicho que te gusta ser vocera de distintas causas. Ahora muchas mujeres te están leyendo. Para cerrar, ¿qué mensaje les dejarías?

Hoy he estado pensando en esto todo el día: creo que hay que buscar adentro, que cada vez que uno sienta que no sabe para dónde ir, no busque las respuestas afuera sino en uno mismo. Creo que es lo más importante, porque es lo que uno tiene y con lo que uno vino.

También lo busco mucho en mis raíces y en mi historia. Y no todo ha sido fácil, mucha gente asegura: ‘Qué va, pero si mi vida es terrible’. ¡Pero hombre, eso también da fuerza! Así que busca en ti y en  tu historia la fuerza para seguir el camino.

DESDE CHOCÓ, CON AMOR
Chocquibtown es una banda conformada por Goyo, Tostao (su esposo, y padre de Saba) y Slow (su hermano), que lleva más de 15 años visibilizando al Pacífico y sus problemáticas a través de la mezcla de sus ritmos tradicionales con otros, como el hip hop y la música urbana.

Ganaron un Grammy latino y han sido nominados a los Grammy anglo en dos ocasiones. Han participado en más de 20 festivales en los cinco continentes. Hace casi dos meses lanzaron su quinto disco titulado El mismo, y Cuando te veo, su primer sencillo, fue número uno en la radio colombiana.

 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2376 fotos
65714 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese