Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

¡Mamá sin culpas!

-A A +A
 

Un hijo es el proyecto de vida más importante para cualquiera, pero seguir alimentando el estereotipo de que para ser mamá es obligatorio sacrificarlo todo, es un planteamiento totalmente irreal, pues las cosas no funcionan como antes.

Sin embargo, para muchas mujeres este dilema existe desde que se levantan hasta que se acuestan, y aunque se esfuerzan no paran de darse látigo. Si este es su caso siga leyendo, porque tendrá varias herramientas para cambiar la situación.

1. Recuerde las instrucciones en los aviones para sobrellevar una emergencia. Siempre deberá ponerse la mascarilla de oxígeno antes que su hijo, de otra manera no podrá auxiliarlo. Lo mismo pasa en la vida diaria. Si se pone de última en la lista de prioridades, difícilmente estará bien física, espiritual e intelectualmente. No olvide que los hijos aprenden del ejemplo, y si no ven a su mamá feliz, será difícil que ellos lo logren.

2. Los niños pasan un promedio de ocho horas diarias en el colegio. Por lo tanto, estar en contacto con sus maestros es importantísimo. Pídales el mail, algunos incluso le darán su número celular, porque también son conscientes de que la unión hace la fuerza.

3. Aprenda a delegar y a priorizar. Desafortunadamente tendemos a pensar que si no hacemos las cosas nosotras, no quedan bien hechas. Y ese rasgo -a veces obsesivo- puede hacernos la vida miserable. Entonces, si su esposo quiere bañar al bebé, confíe en que lo puede hacer. Seguramente lo hará de una forma diferente, pero aceptar ayuda es una buena forma de estar más tranquila.

4. Las habilidades y competencias que tenemos a nivel profesional, también son aplicables en el hogar. Si logra ser objetiva al priorizar sus deberes en el trabajo, también debería poder hacerlo en casa. Por ejemplo, si su hijo está en edad de caminar, no aplique a un ascenso o a una beca para estudiar. Es un momento muy importante en la vida familiar, y si antepone sus fines personales en situaciones como esta, la culpa le llegará más temprano que tarde. Organice bien su vida, para que pueda negociar con usted misma qué debe hacer y qué no.

5. Cantidad y calidad  de tiempo son conceptos que debe equilibrar. Es muy respetable que algunos crean que si dan calidad no es necesaria la cantidad. Pero piense en lo siguiente: digamos que tiene una pareja a la que le dice todo el tiempo que la ama, pero se ven cada ‘mil años’ porque usted nunca tiene tiempo; ¿cree que él va a aguantar esa situación? ¡Por supuesto que no! Y no es diferente con los hijos.

6. Si su hijo es adolescente, dele un celular y enséñele  a usarlo. Si logra hacerlo con responsabilidad, las posibilidades que tiene de estar en contacto 24/7 son todas. Además podrán verse, saber dónde están permanentemente, y en caso de que la necesite urgentemente, usted lo sabrá de inmediato.

7. La sociedad insiste en clasificar a las mamás en dos grupos: las que tomaron la decisión de quedarse en casa para criar a sus hijos y a sus ojos se sienten frustradas profesionalmente, y las que trabajan todo el día, que son generalmente acusadas de no tener tiempo suficiente para los niños. ¡Claro que usted no tiene por qué ser ni lo uno ni lo otro! Quítese de encima esos chantajes morales, porque son muchas las madres que logran hacer las dos cosas al tiempo con mucho éxito.

8. Es inevitable que algunos días llegue agotada del trabajo. Pero una cosa es llegar cansada, y otra muy diferente, sintiéndose miserable. Entonces, si su trabajo no la hace feliz, mejor renuncie y busque otra fuente de ingresos porque de lo contrario el mensaje que le estará dejando a sus hijos es que trabajar es lo peor que les va a pasar cuando sean adultos.

9. Si sus hijos conocen el lugar donde trabaja, les será más fácil entender a dónde va por tanto tiempo. Pueden visualizarla y saber que además de educarlos, usted está capacitada para desempeñar otras funciones que también la llenan y la hacen feliz.

10. No pretenda ser la súper mamá, ese es un reto muy grande y generalmente quienes lo intentan fracasan. Porque, seamos claras, nadie hace todo bien en la vida. Por eso es tan importante saber delegar y priorizar.

11. Construir redes de apoyo es fundamental. Para ello, involucre a su familia, a la de su esposo, a las madres de los amigos de sus hijos, en fin, a todos en quienes pueda apoyarse.

__________
Asesoría: Jaquelin Herrera Fajardo, directora y gerente de Mami trabaja. www.mamitrabaja.com

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64000 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese