Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Paola Rey en otra etapa de su vida

-A A +A
 

Una relación siempre en presente. Ese ha sido el lema de Paola y Juan Carlos desde que se enamoraron hace ocho años y decidieron vivir juntos. Tres años después se casaron, un rito que le inyectó nueva energía a su relación, aunque la convivencia ya les había mostrado que eran el uno para el otro

Sin embargo nunca se proyectaron a futuro, no le pusieron fecha a su ‘sí, acepto’, ni tampoco al momento para ser padres. La verdad, según cuenta Paola, lo de ellos es “trabajarle a su unión en el ahora”, pues han visto que parejas que se obsesionan por planificar y proyectar, terminan distanciándose en el presente.

Y como ocho años son suficientes para estar seguros de que quieren seguir siendo compañeros de camino, la llegada de Oliver solo les multiplicó la alegría. Después de un embarazo pleno –ella recuerda que ni un episodio de náuseas sufrió-, la maternidad le mostró que a pesar de sentir que había amado con intensidad, nunca había sido tan consciente de la capacidad de entrega que residía en ella.

Por eso, antes de comenzar las grabaciones de Sala de Urgencias, Paola estuvo concentrada en los primeros meses de vida de Oliver, y lo mejor de todo, al lado de Juan Carlos, de quien dice, es un papá sensible y comprometido.

Los resultados de la serie
Aunque Paola ha interpretado muchos papeles, afirma que el nivel de preparación que le requirió Carolina Hernández –la jefe de enfermeras que interpreta en la serie- fue muy diferente de lo que estaba acostumbrada. Porque al hablar de un universo tan específico como el médico, además de darle credibilidad al carácter del personaje tuvo que entrenarse en primeros auxilios, canalización y otras prácticas que tendría que saber si fuera una enfermera de la vida real.

Además, al llegar al set, los aspectos técnicos que le dan a la serie su característica calidad visual exigían, además de los equipos, una sincronía perfecta del grupo de trabajo, por lo que antes de grabar ensayaban ocho o más veces la escena. Y para hacerlo más creíble, el área de producción construyó una sala de urgencias de 1600 metros, lo que permitió que equipos reales pudieran funcionar mientras grababan, y que más de 500 personas (entre extras y actores) estuvieran en escena. Algo sin precedentes para los canales nacionales.

“Se hizo un excelente trabajo en equipo. Eso es clave para todos, pues de lo contrario no funciona y no hay un buen resultado. Obviamente tratamos de hacerlo lo más próximo a la realidad, por eso siempre hubo médicos en el set. En términos generales fuimos muy buenos compañeros, generosos y atentos a nivel personal y actoral. Por eso, la verdad, ahora que lo veo al aire me siento contenta… y lo más importante es que la gente lo está viendo”.

“Otra etapa de mi vida”
Las grabaciones ya terminaron y aunque Paola comenzó a presentar audiciones, no tiene mucho afán por volver al set. Porque aunque nunca dejaría de ejercer su profesión (que ha sido su prioridad durante muchos años), ahora mismo lo que más la llena es estar en familia.

“Mi hijo me hizo cambiar la forma de ver mi mundo y mi carrera. Antes solo pensaba en los proyectos, solo había espacio para el ‘yo’ ‘yo’ ‘yo’. Ahora lo que más me gusta es ser una  mamá presente, por eso quise cambiar el ritmo de trabajo y el proceso en que venía. Lo que no significa que lo vaya a dejar, pero sí quiero dedicarle espacios a mi familia.

Estuve feliz en Sala de urgencias –continúa Paola, quien comenzó a grabar cuando Oliver tenía diez meses- y fue un equipo maravilloso. Sin embargo, ahora estoy disfrutando de mi hijo: yo hago todo, lo baño, le doy su comida, lo llevo al jardín. Y en todos los momentos importantes he estado. Es otra etapa de mi vida que me llena muchísimo”.

Ahora, cuando está viviendo lo que había escuchado de boca de otras madres, realmente siente que no puede pedirle más a la vida. Su orgullo ya no es alimentado por sus logros sino por los de Oliver, y eso alienta la búsqueda de la espiritualidad que tanto los ha unido, a ella y a Juan Carlos, una pareja equilibrada y amorosa.

“No es cierto que un hijo ‘arregle a una pareja’; de hecho, es probable que con lo que acarrea un bebé terminen separándose. Por eso creo que una pareja estructurada y sólida puede recibir mucho mejor a un hijo. Y si uno como mujer entra en crisis -porque es perfectamente normal-, su pareja la apoyará sin que se afecte la relación. Creo que ni siquiera se trata del tiempo que lleven juntos, más bien de la armonía y el equilibrio que tenga la relación”.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63980 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese