Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Sandra Bessudo: “La naturaleza es mi Dios”

-A A +A
 

Pareciera que en los ojos de Sandra se reflejara permanentemente el océano, esa inmensidad que empezó a frecuentar desde los cuatro años cuando usó careta y snorkel por primera vez. A los nueve ya estaba buceando y desde entonces se ha zambullido más de siete mil veces en prácticamente todos los océanos del mundo.

Por supuesto, lo suyo es un nivel avanzado. Es instructora de buceo para personas con  discapacidad, experta fotógrafa y camarógrafa acuática y hasta piloto de submarinos turísticos. Sin exagerar, ha pasado casi la mitad de su vida entre corales, tiburones, mantarrayas y el ‘silencio’ (al menos fonético) de quien necesita un tanque de oxígeno para poder estar allí.

Sus vacaciones familiares no eran en París o Nueva York (como muchos pensarían por ser su padre el dueño de Aviatur). Más bien, según sus palabras, eran temporadas salvajes donde caminaban, acampaban y remaban para llegar a sitios recónditos donde los turistas escaseaban. Aun así, sus primeros recuerdos están atados a Islas del Rosario, cuando el Oceanario “era una pileta con un tiburón, una tortuga y unos peces; yo crecí a la par de ese acuario”.

Y lo hizo viendo a los tiburones como otros niños ven a sus mascotas. Apreciando por qué son sobrevivientes desde la época de los dinosaurios y enseñándoles a las personas que las más de 450 especies existentes no son peligrosas sino incomprendidas. “Hay que saber leer su comportamiento como lo hacemos con un perro”.

Haciendo un hueco en una agenda atiborrada de reuniones con personalidades, logramos que esta increíble mujer nos hablara sobre todo eso y sobre la relación que tienen los océanos con la seguridad alimentaria, en una charla que terminó siendo una lección de generosidad y medio ambiente.

UNA VIDA EN EL MAR
- Se te reconoce por muchas causas, pero sobre todo por tu trabajo en la isla Malpelo y la protección  que brindas a tiburones martillo. ¿Qué los hace tan especiales?
Son unos animales extraordinarios, y por ello generan curiosidad y miedo, pero no son como nos los vendieron. Por eso desde muy pequeña me he dedicado a entender a los animales y tratar de estudiar su comportamiento. Obviamente cuando no los conoces te generan ansiedad, pero cuando los vas conociendo sabes cómo debes actuar.

- Luchar por convertir a Malpelo en un Santuario de flora y fauna fue complicado. En general, estás luchando contra intereses económicos…
Siempre hay temas económicos y son los más complicados. Pero también hay temas sociales y falta de educación, la gente no conoce y así es muy difícil que sean partícipes o que puedan evitar el daño que se esté haciendo de una u otra manera. El tema de concientizar y dar a conocer es muy importante.

- ¿Cuáles de nuestros hábitos crees que dañan más el entorno?
Como seres humanos nos creemos superiores a todo y no nos damos cuenta de que hacemos parte de la naturaleza y que necesitamos obligatoriamente de ella para sobrevivir. Le estamos metiendo más fuerza a tener plata y a cosas que no son necesarias y destruimos lo que sí es necesario para nosotros: calidad del oxígeno y agua limpia para tomar.

En general, estamos destruyendo ecosistemas que nos dan servicios importantísimos. Por ejemplo, los páramos no son puro monte, son generadores de agua; la sobrepesca, dependemos de los recursos pesqueros para la seguridad alimentaria y creemos que es una fuente inagotable… ¡y no! El cambio climático es un hecho, lo queramos creer o no.

- ¿Cuáles fueron tus mayores logros como Alta Consejera?
Logramos montar el nuevo Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. También pude incorporar una Dirección de Mares y Costas que no existía, porque era una oficina de cuarto nivel, y estamos hablando de que tal vez la gente más pobre depende de los ríos y los océanos.

Necesitamos una institucionalidad fuerte, que pueda tomar información científica para desarrollar medidas de manejo sostenible. No podemos seguir poniendo una bolita de cristal y decir: “Este año vamos a permitir que se pesquen tantas toneladas de tal pez”. ¿Bajo qué criterio se toma esa información? ¡Por favor! ¿Con datos de 1980? No, eso no puede ser, estamos hablando de seguridad alimentaria, del planeta y de la vida como la conocemos.

- ¿Crees que estamos lejos de tener una conciencia ambiental en el país?
En el mundo entero. Lo que pasa es que los más industrializados ya se dieron cuenta del problema y tienen la tecnología, pero transferirla a países emergentes les sale muy costoso. Entonces se vuelve de nuevo un tema económico, cuando realmente se debería ceder esa tecnología.

- ¿Qué significa la Fundación Malpelo para ti?
Es mi bebé. La fundé en el 99 como una estrategia para apoyar al Gobierno en la consecución de recursos y la coordinación entre diferentes sectores para trabajar en la Isla Malpelo y hacer de ella lo que es hoy en día. La fundación ya es reconocida nacional e internacionalmente y ha recibido muchos premios internacionales.

Nuestra forma de trabajar es apoyando la institucionalidad ante todo. Diciendo: “Venga y trabajamos todos por un tema específico”. Y creo que ese es uno de los grandes aprendizajes: decirle a la gente que todos tenemos algo por hacer y que entre más personas y más instituciones trabajen en ello, mejor sale. El Estado somos todos, y todos tenemos una responsabilidad.

LA VOZ DE LA EXPERIENCIA
Es bióloga marina de L´Ecole Pratique de Hautes Etudes (Ephe), con Máster en Estudios de Ciencias de la Vida y de la Tierra en Perpignan (Francia). Ha hecho 12 documentales y participado en 17 publicaciones científicas.

Cuenta con el premio otorgado por el Instituto Oceanográfico del Príncipe Alberto 1 de Mónaco, el Premio Conciencia de la Biósfera (2011) otorgado por las Alcaldías de Mariquita y Cádiz (España), la Orden Civil al Mérito Ambiental Thomas van der Hammen Grado Gran Cruz de Oro y el Premio 2010 a Mujeres Destacadas otorgado por el Senado Francés y la Federación Femme 3000, entre otros.
 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64216 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

En casa de herrero, cuchillo de palo.

Y mientras esta mujer se preocupa tanto por la ecología su padre explotando descontrolada e incesantamente los Parques Naturales Nacionales. Esta apropiación de facto del bien público disfrazada mediante la popular figura de la "concesión" no hace más que degradar los frágiles ecosistemas con el sólo propósito de lucro y no de la protección de los santuarios.