Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El auto del Olimpo

-A A +A
 

El fabricante estadounidense sorprendió a los fanáticos de la velocidad con una nueva generación de su modelo GT, un verdadero superdeportivo que, aunque apenas lleve una década, tiene más historia de la que nos podríamos imaginar.

Y no es casualidad que precisamente ahora nos quiera deleitar con esta belleza de más de 600 caballos de potencia, pues se dice que para conmemorar los 50 años de aquel histórico triunfo de la marca en las 24 Horas de Le Mans en 1966, los directivos de Ford pretenden hacer algo muy especial. Y si esa es la verdadera razón, estamos seguros de que lo lograrán.

Antes de empezar a develar las maravillas que encierra esta unidad de poder, es importante que nos remontemos al año 1964, cuando Ford, en su afán por sobresalir en las competencias de motor, agregó a su familia el modelo GT40, una bestia de competencia que fue capaz de adjudicarse cuatro campeonatos seguidos en Le Mans.

Ford GT 2016El gran revuelo causado fue gracias a su motor. En ese tiempo los propulsores más poderosos y dignos de estar en el podio eran los V12. Sin embargo, Ford llegó con un V8 para acabar literalmente a Ferrari, lo que aumentó más la humillación para el fabricante italiano y la fama para el gringo. En ese entonces solo se fabricaron cerca de 120 unidades.

Cuarenta años más tarde, la historia continuaría y la compañía del óvalo volvió a dar de qué hablar. La aparición de la referencia GT simple marcaría la celebración de un triunfo que quedó en la memoria de los estadounidenses y del mundo.

Fue así como nació un espectacular prototipo de aire clásico, que tan solo tardaría dos años para ser producido en masa. El primer GT sin adornos ni números en su nombre cargaba con un motor V8 capaz de generar 550 caballos de potencia y alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h.

En ese entonces se produjeron 4.038 unidades, una cifra nada despreciable para un gigante que desde siempre buscó hacerse a un espacio en el segmento deportivo y que aún no terminaba de conquistar el mercado europeo. 

La inspiración para su creación corrió por cuenta del mítico GT40, con el cual comparte una apariencia muy similar, pero cuyas dimensiones marcan una notable diferencia, siendo el GT mucho más largo y alto.

BESTIA AZUL
Después de 10 años, esta fiera vuelve a rugir, ahora con un nuevo lenguaje que inspira velocidad y deportividad. Sin embargo, carga con una dura tarea que tendrá que cumplir a cabalidad.

Los anteriores modelos GT, incluido el GT40, fueron pensados para sobresalir frente a su competencia. Un objetivo que han logrado cumplir, pues hay muchas marcas que han querido igualar semejante gloria y se han quedado a mitad de camino. 

¿Dónde está el secreto? ¿Acaso está en la eficiencia que ofrecen sus más de 600 caballos salvajes? Seguramente, pero también en su aerodinámica. Porque si bien su motor es EcoBoost, el más potente de la línea hasta ahora construido, ofrece en conjunto todo lo necesario para brindar unas sensaciones casi que irrepetibles tanto en la calle como en la pista.

Y aunque Ford no ha querido dar detalles acerca de sus prestaciones, puesto que tiene pensado probar esta joya en circuitos a lo largo de este año, la idea es presentar un vehículo verdaderamente poderoso para 2016, que siga los pasos del emblemático GT40.

Por lo pronto, sabemos que cuenta con un sistema de tracción concentrado en las ruedas traseras, que lo convierte en un devorador de asfalto. Además, dispone de una caja de cambios transaxle de doble embrague y siete velocidades, que lleva la rotación en el cigüeñal trasero. Así mismo, equipa inyección dual (directa e indirecta) con distribución de baja fricción.

De acuerdo con los ingenieros de la marca del óvalo, el Ford GT 2016 será uno de los deportivos con mejor relación potencia-peso del mundo, por lo cual pide a sus fanáticos no subestimar su motor V6, ya que asegura ser mucho más poderoso que el antiguo V8.

HERENCIA MARCADA
FordSi algo debemos destacar de este nuevo modelo GT es la semejanza con sus ancestros, así Ford quiera decir otra cosa. Aunque estamos frente a un vehículo muy moderno en cuanto a tecnología y diseño, es inevitable no percibir las líneas del clásico GT que la marca, inconsciente o no, quiso conservar.

El autor de esta joya es Moray Callum, quien de cierta manera acepta que tomaron como patrón el GT de 2004. Sin duda alguna, existen muchos elementos que nos recuerdan a los modelos clásicos.

Su cuerpo se formó a partir de la fibra de carbono, que se ajusta perfectamente al sistema aerodinámico activo con alerón retráctil, adaptable a la velocidad que recorra; así mismo, integra subchasis anterior y posterior de aluminio, logrando así que el vehículo tenga mayor rendimiento y un comportamiento superior.

Este tema ha dado mucho de que hablar, tanto que su carrocería ha sido comparada con el fuselaje de una aeronave. Y es que la marca no ha dejado nada al azar: pequeños detalles, como su parabrisas curvo, inspirado en la aeronáutica, mejoran la visibilidad del conductor y favorecen el comportamiento del auto.

Volviendo a su chasis, este viene montado sobre una barra de torsión de competición, mientras que la suspensión se compone de brazos transversales de altura ajustable.

Uno de los detalles laterales que más sobresale en este vehículo son sus llantas Michelin Pilot Super Sport Cup 2, diseñadas especialmente para este modelo y calzadas sobre unos rines multirradio de 20 pulgadas. Detrás de ellos podemos ver también unos frenos de cerámica de alto rendimiento.

De allí pasamos a sus puertas estilo alas de gaviota, un implemento que impregna mayor deportividad y que sin duda alguna hacen que la marca sobresalga en el segmento.

Pero si algo le da personalidad a este semental es su parte trasera. Allí nos encontramos con un auto verdaderamente admirable, sobre todo por los dos tubos de escape que se conservan en el centro para denotar más poder. Todas sus líneas le impregnan un aire de agresividad, así como las luces circulares, únicas en su clase.

En la parte delantera no se puede negar su parecido con Lamborghini, pues guarda una parrilla en forma de panel de abeja, muy similar a la utilizada por la compañía del toro. La diferencia está en sus espectaculares farolas, de las cuales no se ha dado mayor información y podrían variar cuando el modelo comience a ser producido.

Sobre el capó se hallan dos entradas de aire bastante amplias, que le otorgan esa agresividad constante y llamativa con la que seguramente triunfará no solo en el país del norte, sino en Europa.

El auto que observamos en Detroit será casi en un 95% la versión final. Tendrá los ajustes necesarios para que el modelo debute en 2016, justo cuando se cumple el 50 aniversario del gran triunfo del GT.

SECRETO DE 600 CABALLOS
La presentación del Ford GT fue el secreto mejor guardado de la compañía del óvalo. Se dice que durante 14 meses la marca logró ocultar en un sótano este bólido de carreras, al que muy pocas personas tenían acceso. A este proyecto se le llamó ‘Phoenix’ y contó con un equipo de seis diseñadores que solo trabajaba durante la noche. La idea del fabricante fue revivir el histórico GT40 que salió vencedor en las 24 Horas de Le Mans en 1966, cuando Henry Ford II cumplió su promesa de vencer a Ferrari.

INTERIOR DE ENSUEÑO
Ford buscó que el habitáculo de su GT tuviera un diseño minimalista y dirigido al conductor. El volante está inspirado en los monoplazas de Fórmula 1 y, como ellos, está repleto de botones. No podía faltar el sistema de conectividad SYNC 3, la columna de dirección es ajustable y combina incluso con los pedales y los colores bitonos de su amplia consola. Los dos asientos van directamente atornillados al suelo. Con esto, si el confort es uno de los objetivos primordiales de la marca, el sueño está cumplido.

EDICIONES ESPECIALES
Aunque Ford tardó un buen tiempo en sacar a la luz una nueva generación de su modelo GT, en estos 10 años hemos conocido unas cuantas ediciones especiales, igual de sorprendentes. En noviembre de 2005 la marca presentó en Las Vegas, Estados Unidos, su edición roadster denominada GTX1, cuya gran sorpresa fueron los 700 caballos de potencia; se dejó de producir en el 2008. Ese mismo año la marca lanzó al mercado 10 unidades de la edición GT Avro Mirage 720, pero un año atrás había ofrecido a sus clientes 10 modelos del Ford GT Roush 600RE.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64041 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese