Indicadores económicos
2017-06-28

Dólar (TRM)
$3.025,28
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.411,91
UVR, Ayer
$251,08
UVR, Hoy
$251,16
Petróleo
US$44,24

Estado del tiempo
2017-06-28

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 10:15

Marea max.: 16 cms.

Hora: 02:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-06-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Agmeth Escaf, el día a día como papá

Comenzó en la actuación, pero ha hecho de todo, tiene la energía para madrugar, presentar un magazín cada mañana, estar dispuesto para otras funciones en el día y la más dedicada, ser papá.

Casado con la cartagenera María Antonia Pardo, su eterna novia y con quien decidió hace casi dos décadas compartir su vida, Agmeth Escaf es un hombre auténtico, con espíritu Caribe y aunque su trabajo lo asentó en la fría Bogotá, no pierde la esencia del barranquillero alegre y descomplicado.

Añora el calor, la musicalidad de su tierra, pero agrega con seriedad que está muy agradecido con todo lo que Dios le ha dado, desde su estancia en la capital, donde ha logrado realizarse como persona y profesional, hasta la familia que logró conformar y que hoy es su mayor orgullo.

Las cosas para este costeño no han sido fáciles y los hijos llegaron en momentos muy particulares de su vida. Daniel José, el mayor y quien ya tiene 15 años, nació cuando Agmeth pasaba por uno de los mayores sufrimientos, la enfermedad y posterior fallecimiento de su madre, entonces el niño se convirtió en una razón poderosa para seguir, pues cambió su percepción de la vida.

Sebastián llegó tres años más tarde para hacerle compañía a su hermanito y completar el hogar donde los hombres son mayoría y sin perder el respeto de padre e hijos, actúan como buenos amigos.



El despertar

Agmeth Escaf amanece en las pantallas de los televisores antes de que haya salido el sol. Dice que a las 4:45 de la mañana suenan todas las alarmas que le van despertando cada una de las partes del cuerpo, y los niños también se suman a esa nueva jornada para ir al colegio.

Comparten ese instante mientras cada uno se alista para sus labores y al regresar cayendo la tarde, nuevamente tienen otro tiempo que ya se desenvuelve entre la cena, una pequeña salida, o los regaños propios de un papá, pues como él mismo dice, sus hijos no son diferentes a otros niños y hacen una que otra “embarrada”.

Los fines de semana son diferentes, el tiempo es totalmente en familia y transcurre entre juegos de mesa o video, cuando se quedan en casa, pero lo más usual en ellos y que pueden llamar el plan que no falta, es ir a cine.



La función de padre

Agmeth Escaf se define como un padre sobreprotector, es consciente de la inseguridad que rodea las calles y por esto siempre tiene las alarmas encendidas, siguiendo esquemas de seguridad, obviamente sin caer en la paranoia.

Dice que haber crecido en Barranquilla, en una cultura distinta en materia de seguridad lo ha llevado a ver como las cosas han cambiado y todo esto lo afirma amparado en su condición de Policía cívico y oficial reservista del Ejército.

Es un detector de vulnerabilidades que le permite percibir la inseguridad que se experimenta actualmente en cada una de las calles del país, por lo que la protección a sus hijos es un tema que lo inquieta.



El actor

Agmeth afirma que siempre se destacó en las artes, en principio quería ser cantante, sueño que no se cumplió porque reconoce que las oportunidades no se le dieron en Barranquilla, pero su vida cambió al llegar a Bogotá, donde ser un total desconocido fue su mejor carta de presentación.

Sin referencias, sólo mostrando su talento, el joven de nombre y apellido libanés caló bien en los medios y con el carisma arrollador se ubicó a fuerza de trabajo en el teatro y la televisión.

Agmeth no se considera frustrado en la vida, porque no ha extrañado lo que no ha tenido, por eso ahora, con una carrera cimentada y el reconocimiento logrado, llega la música y está preparando un primer trabajo que pondrá pronto a consideración.

Sus hijos ya muestran inclinaciones artísticas. A Daniel le gustan las artes plásticas y Sebastián es aficionado a la música y la actuación, pero aclara que sin presiones, ellos escogen lo que desean hacer en la vida y de él recibirán apoyo.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese