Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

El amor a un ritmo especial

-A A +A
 

Música y miles de anécdotas rodean la histo-ria de amor entre el can-tante cartagenero Carlos Bohórquez y su esposa Karina Angulo.

“Yo era su amor plató-nico”, advierte Carlos al referirse a los inicios de su romance, Karina con una sonrisa indica que es cierto lo que dice su espo-so, pues ella se encargó de sacarlo a bailar y de paso entrar en su corazón.
De esto han pasado diez años, ella aún estaba en el colegio y él, acababa de terminar con su novia, aunque se conocían de antes, la diferencia de edad los ubicaba a cada uno en un grupo diferente y no los acercaba de otra manera.
Carlos recuerda que un Viernes Santo, cuando Cartagena es el centro de la rumba, ambos estaban en una discoteca y después de bailar intercambiaron número de teléfonos y allí empezó todo.
Dice que acababa de sa-lir de una relación y sus proyectos eran pasarla bien sin “amarrarse”, pero ella lo llevó a la urbaniza-ción donde vive toda su familia, y el espíritu rum-bero de ellos, no lo dejó salir nunca más de allá.
Tras su grado de se-cundaria, Karina ingresó a la universidad a estudiar publicidad, pero más ade-lante decidió seguir la ca-rrera en Bogotá. Eso no fue impedimento y el no-viazgo continúo formal, pese a la distancia.
En 2003 tuvieron un receso motivado por esa lejanía, precisamente en una Semana Santa, Carlos ya era ingeniero industrial y se desempeñaba en la empresa familiar de la cual es subgerente.
Volver fue también un suceso, pues aunque los dos tenían nuevas relacio-nes, el cumpleaños de Ka-rina fue el pretexto para reanudar. Carlos llamó a felicitarla y a invitarla a salir, pero ella tenía un compromiso, aunque no descartó verlo, diciéndole que se desocuparía tem-prano, él, ayudado por la mamá de ella, le llevó se-renata con mariachis y al día siguiente ambos llama-ron a las parejas para ter-minar.
El matrimonio, dice Carlos, fue el resultado de una “amenaza”, pues Ka-rina le dio el ultimátum, “nos casamos o termina-mos”, corrió a comprar el anillo y tras encontrarlo más costoso de lo que es-peraba, la invitó a cenar y en complicidad con uno de los meseros, lo puso en la copa de vino, ella no lo ad-virtió y casi lo traga, él tu-vo que mostrarle que allí estaba la joya.
En diciembre de 2005 se llevó a cabo la boda en la playa, con 450 invitados, en una fiesta que él des-cribe como un concierto, pues comenzó a las 6 de la tarde y terminó a las 6 de la mañana del día siguien-te.
Carlos también puso sus condiciones al casarse, le advirtió a Karina, que la música esperaba y que ya estaba preparándose para esa nueva faceta en su vi-da, pues cantar era su pa-sión. También negociaron el lugar de residencia, pues ella quería vivir en Bogotá y él tenía claro que de Cartagena no saldría.
La luna de miel tampo-co escapa a lo irregular. Carlos compró un crucero por internet, que empeza-ba en Orlando y se le ocu-rrió no alquilar carro, sino que un amigo le prestó uno que en plena vía se pinchó y tuvieron que pasar por un momento desagradable.
En el hotel no fue me-jor, les tocó una habitación para discapacitados y en el área de fumadores. Al lle-gar a abordar el barco, ad-virtieron la estafa, pues se trataba de una embarca-ción pequeña que no co-rrespondía a la fotografía que le habían enviado y al dinero cancelado.
Había mucha gente en-gañada al igual que ellos y todos tuvieron que afron-tar el mareo por los cons-tantes movimientos del barco, la proa fue el lugar que apaciguó los ánimos de estos recién casados, que además amanecieron dispuestos a pasarla bien el resto del viaje y en el mejor destino, Bahamas.
El regreso también fue accidentado, el vuelo se canceló y tras siete horas de espera y una cantidad de maletas con todas las compras para el nuevo ho-gar, Carlos y Karina llega-ron a Cartagena a empezar una nueva vida juntos.

La música

En mayo de 2007, tras casi dos años de matrimo-nio, Carlos lanza su primer compacto, “Mi página nue-va”, lo que representó gi-ras y presentaciones en varias ciudades, logrando deteriorar un poco la rela-ción y llevándolos a una separación de ocho meses.
Esta pareja no estaba dispuesta a dejar morir su amor y tras un diálogo ma-duro en el que lograron dilucidar el tema, llegaron a varios acuerdos y nue-vamente a vivir juntos.
El reencuentro trajo consigo el embarazo de Karina y posterior naci-miento de Valeria, la “princesa”, como la llama Carlos, que alegra cada uno de sus días y los moti-va a continuar.
La familia de Karina ha sido un soporte importante en esta pareja, son de gran ayuda y compañía. Valeria no advierte soledad, toda vez que sobran personas para atenderla y cada no-che puede pasar en una casa diferente, mientras sus padres atienden los negocios que requieren su presencia, como lo es el bar y la discoteca que tie-nen posicionados en la ciudad.
Carlos viaja mucho por razones de la empresa y la música, pero eso ya es te-ma superado. Valeria en las noches es para su ma-má, a quien llama “Karina Angulo” y en las mañanas es para su papá, a quien le dice “Carli” o “papito lin-do”.
Este cantante ya tiene listo su segundo trabajo discográfico, el cual está a punto de salir al mercado. Allí no están los temas que ha compuesto para su es-posa y su hija, para Karina creó “Voy a reconquistar-te”, en la época en que terminaron, si bien iba en este álbum, Carlos la pos-puso para hacer una a un amigo muy querido que por problemas con la ley, se encuentra detenido en Estados Unidos.
El futuro lo ven en fa-milia, y a corto plazo, bus-car un segundo hijo. Kari-na quiere tres niños, mientras que Carlos pien-sa en dos, sin cerrarse al tercero.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64199 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

ESTO ES MENTIRA ESTE MAN LE C

ESTO ES MENTIRA ESTE MAN LE C U L O DE MALA VIDA A LA ESPOSA - HASTA SE SEPARARON

Completamente de acuerdo

Completamente de acuerdo contigo Alfaro, quien no los conozca.... si eso se la pasan de pleito en pleito, todo el que los conoce sabe que eso es asi, tremendo wachiman que es el, lo que pasa es que necesita ganar puntos porque va a lanzar nuevo album, esa es toda la payasada.

Envidia de la gente viejo

Envidia de la gente viejo carli, por tus exitos.
problemita mentel de algunos fracasados cartageneros que no aguantan
que otro sea mejor.

cuida a tu familia mijo.

PERIQUERO VIEJOOOOOO...!!!!

PERIQUERO VIEJOOOOOO...!!!! AHORA DIZQUE EJEMPLO DE PAREJA, FALSETES...!!! PAR DE CACHONES ..

MMMMM LA FALSA SOCIEDAD.....

MMMMM LA FALSA SOCIEDAD.....