Indicadores económicos
2017-11-21

Dólar (TRM)
$3.011,32
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.547,63
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,09

Estado del tiempo
2017-11-21

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:05

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 6 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La herencia artística de Marta Zúñiga

Definitivamente el arte ha estado latente en cada uno de los actos de la cartagenera Marta Zúñiga, pues si bien se inclinó hacia la pintura siendo aún una niña, más adelante decidió formarse profesionalmente en arquitectura, carrera que ha desarrollado en importantes proyectos dentro y fuera de la ciudad.

Se puede afirmar que su madre, Betsy Ángel de Zúñiga fue su primera maestra, a su lado hizo sus intentos iniciales y hasta se convirtió en su crítica con el correr de los años, toda vez que siempre buscaba la opinión de su hija al terminar una obra.

Dibujos con lápiz, retratos, entre otras obras, acompañaron a Marta Zúñiga, pero al empezar los estudios, tomó el rumbo de la academia y dejó un poco de lado esa vocación. De otra parte, pensó que tres Zúñiga en una ciudad como Cartagena, saturarían el espacio con sus obras, porque para entonces su hermano Gonzalo también se destacaba.

Algo paradójico se resalta en esta artista, sus estancias en Medellín motivan su talento innato, el cual ha perfeccionado con talleres en esa ciudad, donde hay muchas oportunidades para estudios no formales y eso atrapa su interés.

Hace siete años decidió dedicarse de lleno a la pintura, la arquitectura aparece en pequeños proyectos. Su más reciente estadía en Medellín la llevó a estudiar con mayor dedicación el arte, historia del arte, arte contemporáneo, óleo, color, acrílico y escultura, además de tomar la determinación de tomar en serio la pintura.

Su primera exposición individual la hizo hace tres años en Cartagena, la temática de entonces fue Caño Cristales en la Sierra de la Macarena, siguiendo su interés por la naturaleza, que no describe tanto el paisaje, sino detalles puntuales de la misma.

Para entonces, los manglares, su actual fuente de inspiración ya hacían parte de su trabajo, pero el viaje a Caño Cristales le dio un giro a su interés y dejó estas plantas sumergidas para una dedicación posterior.

 

Una temática interesante

Los mangles, su actual propuesta, es más que un deseo de pintar esas plantas sumergidas. La motivación se traslada a más de dos décadas en su casa de Barú, afirma que los paseos ecológicos y la vida de las especies le interesa, de allí surgió todo un estudio.

Esas pinturas se iniciaron hace siete años, con una mirada propia de la naturaleza. Si Marta observa una iguana, más que el simple hecho de estar frente al animal, ve los detalles que componen su morfología y que si bien no hacen parte del paisaje, la hacen única.

“Nemus Aqua”, o “Bosques de agua”, así ha denominado Marta Zúñiga este intenso trabajo, que además se presentó en un contexto bastante interesante, la exposición se llevó a cabo en el Palacio de la Inquisición y en medio de la misma se incluyó el componente didáctico.

La muestra consta de 11 obras distribuidas en 8 cuadros, 2 esculturas y un video, el cual fue pieza fundamental para los talleres. Todos los cuadros son mangles y la escultura, aunque no es precisamente parte de esta muestra, es una forma de obligarse así misma a trabajarla siempre, pues ha descubierto que le gusta más que la pintura, afirma Marta.

La investigación fue intensa, llegó a los sitios más recónditos e increíbles, por eso afirma que cada vez quiere más el tema. Quería mostrar que el mangle es más que esa barrera entre el agua y la tierra y en ocasiones puede estorbar o convertirse en vertedero de basuras, de manera que en parte este trabajo fue una cruzada ecológica.

 En medio de este proceso, Marta Zúñiga también ha descubierto su habilidad y deseo de escribir, de transmitir la historia que rodea cada una de sus obras. Es una especie de “jubilación” temprana de muchos deberes impuestos, ahora vienen los que dan más satisfacción.

El apoyo de familia y amigos ha sido fundamental para sacar adelante este trabajo y eso hace que ésta se convierta en una maravillosa etapa de la vida. Lo que viene ahora es más complejo, captar esa naturaleza diversa desde el agua, por lo que la artista indica que saldrá del agua.

Marta Zúñiga se inspira en Medellín, pero siempre pensando en Cartagena. Esta exposición y su obra fueron dirigidas a su ciudad, con el deseo de despertar conciencia y siente que lo logró, muchas personas se sintieron comprometidas con los manglares y lo que los rodea y la labor fue provechosa.

Su pintura no es una protesta, es un respiro en medio de todo, educando y dignificando esta tierra, por lo que aprecia que la exposición cumplió su objetivo. A la misma le puso una iluminación especial, que dio sensación de paz en medio de un ambiente que no fue precisamente un atractivo en su pasado.

“Nemus Aqua” se convirtió en un reto para Marta Zúñiga, se expuso en buena época, el componente didáctico llegó hasta donde se esperaba y el video la llevó a conocer realmente los manglares, haciendo énfasis en lo que se plasmó en cada cuadro.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese