Indicadores económicos
2018-08-20

Dólar (TRM)
$3.024,02
Dólar, Venta
$2.823,00
Dólar, Compra
$2.705,00
Café (Libra)
US$1,28
Euro
$3.444,66
UVR, Ayer
$259,78
UVR, Hoy
$259,77
Petróleo
US$71,83

Estado del tiempo
2018-08-20

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:04

Marea max.: 23 cms.

Hora: 20:00

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 8 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2018-08-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

/ - /
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La magia de la Navidad

Cada época trae lo suyo y desde hace poco más de una década, la tecnología invade completamente la vida, es inherente a cualquier situación, se volvió necesaria y ya nadie escapará a sus beneficios, aunque para ello se sacrifique parte del tiempo que se compartía en familia.

Si bien la magia de la Navidad llega cada diciembre a posarse sobre el hogar, ésta ha experimentado esos cambios inevitables que trae el paso del tiempo, donde las tradiciones se van adaptando y hasta los abuelos toman algo de lo nuevo para no perderse en ese cúmulo de propuestas, algunas foráneas, que luchan por derrotar los recuerdos de antaño.

Esos cambios que se quedaron

Preparar todo lo que traía la Navidad era tarea conjunta en los miembros de la familia, desde la decoración que empezaba con la llegada de las vacaciones escolares, hasta la elaboración de la carta al Niño Dios, ubicada en el pesebre para que una noche cualquiera desapareciera como buen presagio de que éste llegaría con los regalos la Nochebuena.

Mucho han variado estas prácticas. El poco tiempo para compartir, el trabajo de casi todos en casa, ha llevado a que la dicha que produce decorar, sea encargada a alguien que ya hizo de esa tarea una labor que hace cada diciembre en muchas casas y los elementos usados cambian en cada temporada, porque la tendencia se inclina por un nuevo color o un detalle en especial, las luces no se reemplazan, ya que la tecnología led las hizo más perdurables y brillantes.

De la misma manera la misiva de felicidad al Niño Dios, que aún sigue para muchos en ese hermoso lugar esperando ser recogida, para otros se trasladó la petición verbal, pues ese detalle se encarga en una compra online y llega en una fecha precisa, puede ser antes o después de Navidad, pero está la certeza de que aparecerá.

La fiesta y cena navideña se mantiene para muchas familias, aunque tal vez ya no cuente con la nutrida asistencia de hace dos décadas y la preparación de todo un día del pavo y demás delicias, para eso existen chef dispuestos a preparar por encargo los bocados más livianos que se degustarán en casa, también los restaurantes que albergan por unas horas la felicidad de quienes prefirieron reunirse allí, aunque no conozcan a quienes están sentados en la mesa contigua.

Otro hábito que llegó para quedarse es el viaje en familia. La casa cierra sus puertas hasta el nuevo año y sin nostalgia alguna sus miembros hacen maletas para pasar en otra ciudad o país esas fechas que entonces representan una nueva experiencia en sus vidas y aportan muchas imágenes que enriquecerán las redes sociales, porque de la misma manera el álbum físico ha ido desapareciendo.

Si algo puede presumir de permanencia es la música, esa “banda sonora” se mantiene incólume pese a las nuevas propuestas rítmicas que han llegado, desde los llamados boricuas a disfrutar la Nochebuena, hasta los vallenatos más raizales, contagian a los más jóvenes con sus mensajes e identifican la época con buen ritmo.

Navidad siempre será Navidad, no se trata de indicar cuál época ha sido mejor, cada una tiene lo que pudo aportar para enriquecerla. Hubo tiempos de más sencillez, donde la asistencia a misa era parte vital de la fecha, luego esto se desplazó un poco para la cena en familia y que precedía una novena en el barrio que giraba en cada casa escogida, ahora los edificios de apartamentos buscaron el sitio preciso para reunir a sus niños en torno al árbol, por lo que esas noches son una ilusión para los más pequeños.

No importa cómo se celebre, lo que realmente trasciende es ese significado de unión que no debe perderse, porque si se puede notar, aunque las familias sean más reducidas, la comida venga de un restaurante, el regalo no se pida a través de una carta, sino de un click, o se tome esa temporada para viajar, la magia de la Navidad debe permanecer en los corazones.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese