Indicadores económicos
2018-09-21

Dólar (TRM)
$3.014,18
Dólar, Venta
$2.805,00
Dólar, Compra
$2.705,00
Café (Libra)
US$1,22
Euro
$3.547,38
UVR, Ayer
$259,51
UVR, Hoy
$259,52
Petróleo
US$78,67

Estado del tiempo
2018-09-21

marea

Marea min.: -5 cms.

Hora: 03:46

Marea max.: 21 cms.

Hora: 20:48

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-09-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Las historias cantadas de Axel

“Si dentro de un año quiero responder lo mismo que me preguntaste hoy, debo decir siempre la verdad”, es una de las frases que acompaña a Axel en su vida, y en sus canciones. Y precisamente con esa verdad ha compuesto cada una de sus letras, las cuales, después de 18 años, tienen su misma esencia.

Se trata de historias que van hilando detalles muchas veces imperceptibles para el común, pero que guardan tanto sentimiento, que al escucharlas, bien se pueden tomar como propias, son descripciones de amor, pero también de esperanza, de felicidad, un poco de nostalgia y de la familia.

Axel presenta su octavo disco de estudio, “Ser”, el cual aún no tiene un mes en el mercado, pero que representa mucho para el cantautor argentino, por lo vivido en estos dos últimos años y lo volcado allí, que se trata de vivencias que marcaron un antes y un después en su interior.

Hace poco más de dos años su madre partió, detonando un mecanismo que dio lugar a muchas canciones, también fue el disparador de decisiones personales, como mudarse a la montaña y rodearse de una conexión con la naturaleza que le permita a él y su familia, experimentar otra calidad de vida, donde puede ver desde la salida hasta la puesta del sol y eso lo llevó a mirar hacia adentro y lograr este disco profundo.

“Ser” es un disco variado, escrito desde lo más profundo de sus entrañas, con un buen balance entre canciones rítmicas y sus ya muy bien conocidas baladas, siendo un poco fiel a lo que siempre ha mostrado, sin dejar de ser el Axel de siempre, pues su esencia está condensada allí, aun cuando ha encontrado una sonoridad moderna, muy electrónica.

Con este álbum queda demostrado que Axel buscó salir de su zona de confort, corrió riesgos y como le llamaba la atención jugar un poco con las máquinas electrónicas, experimentó, se sintió cómodo y llegó a ese punto flexible que lo situó dentro de lo que está pasando en el mundo y lo que él puede llegar a sentir, al final, el resultado fue enteramente satisfactorio y salió a la luz en medio de canciones.

“Qué nos animemos” y “Aire”, son los dos sencillos promocionales, totalmente distintos, pero guiados por un hilo conductor. La primera a dúo con Becky G, muestra ese lado alternativo del álbum, además de contar con una letra fresca como la compañía que buscó y con respecto a “Aire”, es muy especial para el cantautor, fue mezclada por el gran ingeniero Michael Brauer, quien por segunda vez trabaja con un latino, dando una sonoridad especial, es el desafío de este disco.

Y siguiendo con el álbum, una canción que marca lo que realmente fue el inicio es “Eternidad”, dedicada a su madre, porque después de su partida, Axel sentía la necesidad y una especie de presión auto impuesta de que lo siguiente que se escribiera tenía que ser para ella, una vez surgió, la inspiración llegó y dio paso a la creación de todas las canciones que conforman el disco. Para él es muy difícil concebir una canción favorita dentro de sus repertorios, pero con “Eternidad”, cree que sucede algo especial y por eso no duda en invitar a escucharla.

“Ser” es un álbum muy profundo, bailable, que lleva igualmente a pensar, porque tiene mensajes de paz, sobre la vida, la muerte, los hijos, el amor en todos los sentidos, también habla de los sueños y en gran medida resulta esperanzador.

 

El amor, su inspiración

Para Axel, el amor está presente en todas las generaciones por igual y la manera de expresarlo siempre será la misma, no hay diferencias, si bien los adolescentes actuales tienen una gran influencia bailable, al momento de dedicar a alguien una canción, la mejor opción no es un tema urbano ni un reggaetón, la dinámica va a encaminarse a otro tipo de energía y la balada estará presente en la vida de quien se enamore.

Con este disco Axel buscó adaptarse, pues cree que en la vida siempre se presenta el caos y la calma.

“Nacer es un caos, pero ir al pecho de tu madre es la calma, en el día a día siempre habrá momentos variables y en esos momentos de confusión no trasciende ni el más fuerte, ni el más rico, ni el más inteligente, sino el que mejor sepa adaptarse y tenga flexibilidad, como lo advierten los orientales al decir que se debe ser como las cañas de bambú, flexibles para tocar el piso sin dañarse, contrario al roble que ante cualquier movimiento se quiebra, y en mi caso, al ser un artista pop, ese equilibrio está en no hacer sólo lo que yo quiero, sino también lo que quiere la gente, siempre que sea genuino y nunca forzado”.

“Las canciones nacieron con guitarra y piano, después llegó lo electrónico y nunca dejó de sonar como Axel y me gustó lo que pasó, por eso salió un disco con un lenguaje universal que puede ser escuchado por un chico de cinco años, lo mismo que por un adulto que busca demostrar su amor”, advierte el artista.

Axel ha trascendido en el tiempo, ha hecho su verdadera música, pero aún hay cosas que lo sorprenden a sí mismo, como el poder aventurarse en nuevos ritmos, que esto le resulte tan fácil para adaptarse y que le guste tanto, porque cuando hizo el disco, muchos notaron de inmediato el cambio, eso a nivel personal. En lo musical, la velocidad que lleva el mundo, tan vertiginoso, que puede ser interesante, aunque también hay que saber “parar la pelota” y detenerse para analizar dónde se está parado y no perder el norte.

La inspiración en la familia no pudo faltar en este álbum, sin embargo, es la primera vez que Axel pone el nombre de ese personaje que lo originó en el título de la canción, se trata de “Fermín”, su hijo, porque la vida le mostró en poco tiempo el adiós y la bienvenida, esto cuando murió su madre y a los dieciséis días nacía el pequeño, en ambas situaciones estuvo presente y en ésta última se llenó de fortaleza, por lo que inevitablemente no podía dejar de compartirlo también.

Se trata de una carrera hecha a pulso y el balance de Axel es de agradecimiento, considera que sería hipócrita decir que le falta algo o pedir más, aunque los sueños siempre estarán allí, a medida que se cumple uno aparece otro, pero no se queja, desde los cinco años empezó a estudiar piano, tuvo en la cabeza la locura de soñar en grande, recibe mucho amor y respeto de la gente, además de tener familia y amigos, entonces es un privilegiado que debe pagar con compromiso y dar lo mejor.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese