Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Las sutiles adicciones en línea

Usted, usuario de tiem-po completo, comienza a observar que le resulta imposible pasar un día sin conectarse, que le hace falta curiosear los perfiles de sus amigos virtuales para ver las fotos nuevas que han publicado, en re-sumen, que no puede vivir sin Facebook.

La adicción a Facebook, una variedad de la adicción a Internet, ya comienza a preocupar no sólo a los usuarios, sino a los psicó-logos y estudiosos del fe-nómeno de las redes so-ciales, pues han compro-bado que un internauta promedio de cualquier parte del mundo, gasta más tiempo navegando en Facebook, Twitter y You-Tube, que buscando con-tenidos de sexo, la activi-dad más frecuente en la Red hace unos años.
La firma Hitwise, dedi-cada a la realización de sondeos sobre el uso de los principales servicios en línea, reveló en su sitio web (www.hitwise.com) que el tráfico de las redes sociales superó desde me-diados del año 2007 el de los sitios pornográficos.
Estos espacios de en-cuentro e intercambio po-seen una cantidad de ca-racterísticas sumamente atractivas para la gente, empezando porque se trata de servicios gratuitos, pueden ser usadas por personas de cualquier edad, sexo o nacionalidad y, en general, son muy sencillas de operar.
Por eso no es exagera-do afirmar que muchísimas personas prácticamente no imaginan su vida sin co-nectarse a cualquiera de estos servicios. Cuando a comienzos de agosto pasa-do, Twitter salió del aire dos veces, los usuarios ca-si se vuelven locos, y co-menzaron a desahogarse en otros sitios de interac-tividad en línea, hablando de un “Twittapocalipsis”.
Facebook es la más po-pular de estas redes so-ciales, a tal punto que ya trascendió su simple fun-ción de lugar de encuentro e intercambio, para con-vertirse en un poderoso medio de convocatoria. Según Alexa.com, el servi-cio de medición del tráfico en Internet, Facebook ocupa el tercer puesto de los sitios más visitados, después de Google y Yahoo, y ya tiene 250 mi-llones de usuarios en más de 40 idiomas.
Tan importante se ha vuelto, que la página web de la BBC de Londres pu-blicó esta semana un artí-culo en inglés y español, escrito por una usuaria llamada Caroline Hocking, en el que se muestra hasta qué punto una red social como Facebook puede vol-verse no sólo un ritual dia-rio para millones de per-sonas en el mundo, sino una verdadera adicción.
El artículo puede leerse en la dirección www.bbc.co.uk/mundo/cultura_sociedad/2009/10/091012_2007_facebook_adicci....
Estos son algunos fragmentos:
Como novata en las re-des sociales mis primeras incursiones habían sido cautas y breves. Había sido un placer culposo, un escape agradable que explotaba la necesidad básica de com-partir y comparar.
Pero después de dos años me había convertido en una fanática de Facebook su-biendo más de 30 álbumes de fotos, anunciando in-numerables y estúpidos es-tados y adquiriendo cientos de “amigos” (350 para se exacta).
Si me encontraba fuera de la red por más de unas horas, sentía una ansiedad parecida a la de una sepa-ración. Había sido mi pér-dida de tiempo favorita y se había transformado en una adicción exigente y antiso-cial.
El punto de inflexión se produjo cuando una noche olvidé por completo una re-unión largamente planeada con un amigo porque había estado en una insensata re-flexión sobre Facebook. Esto es ridículo, pensé. Se supo-nía que las redes sociales mejorarían mi vida social en lugar de arruinarla.
La gente publica de todo y para todos, renunciando a su propia intimidad y a sus amigos. No necesitaba ver las fotos de las bodas de ex-traños o de los compañeros de otros compañeros borra-chos en las vacaciones.
¿Y usted? ¿Es adicto a Facebook?

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese