Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Las transacciones desde la SIM son más seguras que desde Internet

-A A +A
 

Aunque nos cueste creerlo, así es. Las transacciones lejos del banco o las que involucran dispositivos diferentes a un PAC o a un cajero electrónico, nos asustan y producen desconfianza, ya sea porque sospechamos que cuestan mucho dinero o simplemente porque no sabemos cómo funcionan, si lo que hacemos es correcto o si estamos arriesgando demasiado, después de todo, es nuestro dinero el que está en juego y no entender estas tecnologías, nos impide que usemos sus herramientas con frecuencia y de manera segura.

Sin embargo, lo es y nos sorprenderían las muchas cosas que podemos realizar sin preocupaciones y lo mejor, de manera gratuita desde nuestro celular.

Lo primero a saber es que estas transacciones no dependen del terminal, no tenemos que contar el último teléfono inteligente o con las aplicaciones ofrecidas para los distintos sistemas operativos móviles. Lo único que necesitamos es un teléfono con SIM card, lo que nos incluye en el 100 por ciento de usuarios en Colombia, es decir, no hay impedimento. No importa la “flecha” que usemos, para todos nosotros es y será posible realizar transacciones desde nuestro móvil.

La SIM card es el canal por medio del cual nos comunicamos con nuestro banco, ingresamos a nuestra cuenta y realizamos pagos, recargas al celular e incluso, podemos sacar dinero de un cajero electrónico, sin necesidad de tener una cuenta con la entidad bancaria.

En Colombia, podemos acceder desde nuestro móvil, sin importar el operador al que nos encontremos suscritos, a un portafolio amplio de bancos con diferentes servicios, algunos, realmente interesantes.



Hablemos de la seguridad

Lo segundo que debemos conocer es la razón por la cuál confiar en un proceso tan intangible e impersonal. La abuelita de una amiga, a sus 80 años se resistía a retirar dinero de los cajeros electrónicos. Siempre decía: “quién me asegura que esa plata es mía o que sale de mi cuenta? Una máquina cómo va a saber desde dónde tomar la plata? Qué tal que le esté robando a alguien?” y por mucho que sus hijos y nietos le explicaban de qué se trataba el asunto, ella insistía en ir al banco, con su libreta y ver la cara del cajero cuando le entregaba su pensión. Ella sostenía que así el “señor del banco” identificaría su rostro y sabría entregarle su dinero de manera correcta y no el de nadie más. “Las máquinas no conocen a la gente”, sostenía.

Creo que todos pasamos por este proceso, solo que la vida y su celeridad, no nos dan el chance de cumplir 80 años. Nos pasa a los 20, 35, 50 y 67 años y nos pasa ahora, en el presente.

Y es que no solo se trata de conflictos por la edad, aunque ésta influye en la resistencia que ponemos a este tipo de prácticas y cambios, es la seguridad lo que más nos preocupa y a lo que más debemos prestar mayor atención.

Las transacciones a través de la SIM son extremadamente seguras. En sus procesos, es imposible extraer información privada, primero porque en la SIM no se almacena esta información, no se guardan claves, ni saldos, es más, al consultar o realizar una transacción, la información ni siquiera toca al teléfono. Segundo porque está demostrado que la SIM card, jamás ha sido clonada. En Colombia desde que se implementó la Banca Móvil, se han realizado alrededor de 31 millones de transacciones y nunca se ha reportado un fraude.

Tercero porque la información es encriptada, es decir, codificada o más bien cifrada, de tal manera que nadie que no esté autorizado, puede leerla. Esta técnica enmascara las referencias originales por un método de conversión gobernado por un algoritmo que permite descifrar la información.

En castellano, esto significa que la información solo es legible en los dos extremos del intercambio, es decir, para el banco y para el usuario y si se da una intrusión en medio, no es posible entender la información que viaja, pues no está decodificada, es un mensaje que nadie comprendería y no serviría para nada.

Esto es realmente conveniente, si tenemos en cuenta que ser robado nuestro celular, el ladrón, jamás tendría acceso a nuestras claves o cuentas, como sí sucede con el computador. O necesitaría ser un ingeniero experto, con avanzados conocimientos y entrenamiento, capaz de solucionar los algoritmos más complejos… y dudo mucho que nuestros hábiles ladrones colombianos cuenten con tan especializada educación.

Cuarto porque el celular es de uso personal. Se supone que el teléfono está suscrito a su usuario y lo que en él se realiza está ligado a su dueño. Por esto para acceder a la Banca Móvil es necesario registrarse, elegir una clave y registrar la cuenta, la cual quedaría ligada a nuestra SIM card, permitiendo a nuestro banco y a nosotros realizar transacciones desde nuestro terminal.

En ese orden de ideas, no es posible que otro ser humano utilice nuestro móvil para accesar a su banco, ingresar claves, realizar pagos, etc, como sucede en los computadores. En este caso somos los únicos autorizados para hacerlo. Y nosotros decidimos a quién más autorizamos, tal y como sucede con nuestra tarjeta débito.

Beneficios y servicios

Podemos comenzar por decir que se trata de una herramienta que ofrece servicios gratuitos en su totalidad, que es realmente fácil de usar e intuitiva, segura y sobre todo, nos facilita la vida. Nos permite pagar, consultar, recargar, entre otras cosas, desde cualquier lugar en el que nos encontremos. Nos permite establecer una relación con nuestro banco, sin necesidad de hacer presencia física el mismo, lo que implicaría largas filas y mucho tiempo perdido.

Lo tercero que debemos conocer son los servicios y estos, dependen no solo de la entidad bancaria, sino también del operador celular.

Debemos entender que este acceso se realiza a través de la SIM y por tanto, el proceso varía entre Tigo, Comcel y Movistar. Como usuarios, debemos identificar en nuestro teléfono, el ícono o botón de acceso que por lo general se parece mucho a una SIM card. Una vez reconocido, debemos ingresar y explorar las opciones, sin miedo a que esto nos cueste, pues como expresé previamente, estos servicios de Banca Móvil son completamente gratuitos.

Billeteras electrónicas

En el país contamos con dos servicios conocidos como billeteras electrónicas, Daviplata, de Davivienda y el servicio del banco AVVillas. Son servicios para personas no bancarizadas que permiten a los que sí lo son, depositar dinero desde el celular a una billetera electrónica previamente adjudicada a cualquier persona sin importar si tiene o no cuenta en estas entidades. Al ser depositado el dinero, la persona recibe una notificación al celular, con una clave de retiro con la que podrá debitar de su billetera, desde cualquier cajero electrónico de Davivienda o la red Aval. Un recurso realmente útil cuando no se cuenta con suficiente efectivo o cuando andar con mucho dinero en el bolsillo, puede convertirse en un riesgo.

Riesgos

Aunque parezca increíble, desde el punto de vista tecnológico, no existe ningún riesgo comprobado. La información viaja de forma tan segura que no es posible robarla. Sin embargo, se deben tener en cuenta las mismas recomendaciones de seguridad que se usan con las tarjetas.

Debemos cuidar que nuestras claves no estén guardadas en la memoria de nuestro celular, debemos evitar que extraños nos observen teclear mientras realizamos una transacción y en caso de robo es preciso informar a nuestra entidad bancaria, con el fin de poder registrar nuestra próxima SIM Card y nuestra cuenta.

Por lo demás se trata de vencer el miedo y la inseguridad, asesorarnos bien acerca del uso y las posibilidades con las que cuenta nuestro banco y disfrutar de una vida con menos visitas a sus sucursales.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2321 fotos
63871 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese