Indicadores económicos
2018-01-20

Dólar (TRM)
$2.851,75
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.494,81
UVR, Ayer
$252,72
UVR, Hoy
$252,75
Petróleo
US$63,37

Estado del tiempo
2018-01-20

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 09:24

Marea max.: 10 cms.

Hora: 12:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 8 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-01-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - -
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Luis Alfonso Otoya, el anfitrión perfecto

En la cocina tuvo referencia familiar, pero en ser atento y excelente anfitrión, jugó su personalidad extrovertida, la misma que hoy lo lleva por un camino acertado en lo que al desarrollo de su profesión se refiere.

Luis Alfonso Otoya, partió a estudiar Administración de empresas, con la firme idea de crear un negocio más adelante, hoy, a sus 28 años, afirma que entendió a tiempo lo que realmente quería, pues su esencia si bien estaba encaminada a formar y dirigir una empresa, ésta debía llevar la creatividad en cada uno de sus proyectos.

De esta manera el estudio que en su momento se presentó como algo plano y sin motivación, dio un giro cuando pudo alternarlo con Hotelería y Turismo, descubriendo que su fuerte estaba en servir y hacer sentir bien a los demás.

Siempre disfrutó ser anfitrión y sin saberlo, la cocina se convirtió en el complemento cálido que podía agregar a ese servicio, porque Luis Alfonso es un convencido de que los mejores momentos transcurren alrededor de la buena mesa.

Creció en un hogar donde la cocina es fundamental, su abuela Bertha Gerdts de Otoya ha sido una de las abanderadas de las mejores recetas en la ciudad y él, su seguidor más cercano. Recuerda que desde niño se familiarizó con los aromas, los sabores y se declaró el voluntario incondicional de ella en sus preparaciones, pues de los 32 nietos, era el único dispuesto para ayudarla.

También es el indicado para atender a cada uno de los miembros de la familia, es consciente de su destreza para esa función, la cual cumple de forma espontánea y experimentando una inmensa satisfacción.

Gastronomía, el complemento

Desde cuando cursó cuarto semestre en Hotelería y Turismo, tuvo la fortuna de ver la cocina de otra forma. Pasó de ser el enlace familiar y de amigos, a convertirse en el complemento perfecto para su visión profesional.

El atuendo de cocinero lo motivó, lo llevó a pensar inmediatamente que así quería verse hasta sus últimos días y se convirtió entonces en otra meta por cumplir, objetivo que alcanzó al terminar la universidad y matricularse en la Escuela de Cocineros Gato Dumas de Bogotá.

El crecimiento profesional de Luis Alfonso Otoya fue vertiginoso, a medida que aprovechaba el aprendizaje, comprendía que se daban más exigencias, tales como el buen servicio y los inevitables eventos donde se pondría a prueba lo anterior.

De allí surgió la idea de hacer catering desde su apartamento de estudiante, empezó con postres y platos sencillos, la mayoría del recetario de su abuela Bertha. Con el ahorro de ese trabajo, llegó a la Escuela de Cocina y pagó sus estudios.

Con las prácticas universitarias creó en compañía de un amigo una empresa BTL, la cual se hizo cargo de lanzamientos de marca, entre otros eventos que le dieron solidez. Luis Alfonso estaba cómodo, pero lo suyo estaba en generar experiencias gastronómicas, impactar a los invitados.

Dentro de sus trabajos en Bogotá estuvo la compra de un restaurante y su evolución, ya que en corto tiempo logró posicionarse, hasta cuando llegó el deseo de regresar, pese a que Cartagena nunca fue su objetivo profesional.

La cocina de su abuela jugó un papel fundamental tras la decisión de volver, pues rápidamente encontró una clientela ávida de buenos servicios, obligándolo a pensar en grande y tomar la determinación de crear “Evento y Cocina by Luis Otoya”.

Define esta empresa como la evolución de siete años de trabajo, sabe que en Cartagena hay un segmento muy amplio que exige catering de lujo y él está allí para cumplir todas esas necesidades, aplicando los procesos adecuados, con calidad, donde además exista también un diseño detrás de cada bocado, porque su fuerte es y seguirá siendo la cocina.

Luis Alfonso se llena de emoción al describir la magia que se puede imprimir a un evento, llenándolo de la personalidad de quien lo ofrece y el efecto que se logra en los invitados al asistir a un suceso único.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese