Indicadores económicos
2017-09-23

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-23

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 22:47

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:16

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 10 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Paulo Laserna, millones de experiencias

¿De qué quieres que hablemos?

Así empieza una conversación amena con Paulo Laserna Phillips, el hombre que cada semana entrega millones de pesos, premiando el saber, la cultura; y dando paso a que muchos digan, yo también sé, yo puedo estar allí.

Esa es la idea, indica, pues a lo largo de estos cinco lustros que cumple en la televisión, puede afirmar que si no hay más concursantes, es por físico miedo, un temor a hacer el ridículo, porque en casa y cuando lo abordan en la calle, todos saben y todos dicen que pueden participar.

Ya van 25 años de trabajo en la pantalla chica, empezó con producción y al poco tiempo entró a trabajar en asuntos periodísticos, teniendo como base su formación de politólogo.

Tras un largo periodo de vinculaciones con Caracol Televisión, donde manejó el Noticiero Nacional, etapa en la cual la franja arrojó excelentes resultados tanto en sintonía como económicos, se retiró un tiempo, para luego regresar como asesor y más adelante a la presentación de “Quién quiere ser millonario”, y tras la renuncia de Ricardo Alarcón, fue nombrado Presidente del Canal, cargo que desempeñó hasta febrero de este año, es decir, unos 10 años.

Paulo Laserna es politólogo y periodista, con amplia preparación y conocimiento del país y en especial de Bogotá, lo que le valió la postulación para la candidatura a la alcaldía de la capital en las pasadas elecciones, dignidad que no aceptó, argumentando que si bien su interés es lo público, pues estudió Ciencias Políticas y se especializó en Harvard en Administración Pública, pero ese cargo, además de público, es político.

La polarización que se vivió antes de las elecciones hizo que la campaña no se centrara en los problemas de la ciudad, sino en quién estaba con quién, advierte seguro de su decisión. El criterio técnico de administración pública de Paulo Laserna no tenía cabida allí.



Programas que hacen historia

Paulo Laserna ha ejercido el periodismo en diferentes frentes, de igual forma su faceta administrativa, pero en lo que los colombianos más lo identifican es en la conducción y presentación de programas.

“Los reencauchados” fue uno de ellos, y define este espacio como la mejor manera para trabajar para algo no tan serio, que le permitió entrevistar mucha gente del común. El formato, ideado para jóvenes, permitía hacer entrevistas mucho más arriesgadas, dejándole entender que en este tipo de periodismo, toca reinventarse a diario.

Paulo confiesa que cuando le propusieron “Quién quiere ser millonario”, su reacción fue negativa, consideraba que iba contra la credibilidad de un periodista, pero el entonces presidente del Canal le indicó que lo que precisamente se buscaba para este nuevo formato era credibilidad.

Participó en el proceso de selección y hoy, cuando van muchas temporadas y él ha sido el único conductor, puede afirmar que este programa mezcla su esencia. Es creíble, pues todos saben que no está manipulando, es respetuoso, jamás ha caído en el amarillismo, ni en ridiculizar a los concursantes, aunque sí emplea su buen humor, que en parte ayuda a aliviar la tensión; y sigue entrevistando a gente del común.

Sabe que cada concursante tiene una historia, y de lo poco que lee antes de empezar el programa, construye, como buen periodista, una descripción real, pero haciéndolo sentir todo un protagonista, y eso es lo que le permite hacer todo con amor y convicción.

Paulo Laserna describe a “Quién quiere ser millonario” como un programa de integración nacional, pues la gente llega de los sitios más recónditos a concursar y de igual manera la transmisión es para todos, desde el abuelo, hasta el más pequeño de la casa.

Tiene historias para recordar, muchas que le arrugan el corazón, como la de un profesor muy culto que prefirió detenerse a tiempo, para no dar mal ejemplo al no contestar alguna de las preguntas. Paulo indica que ese día no pudo contener las lágrimas. De la misma manera, otro sostuvo que no quería arriesgarse y perder un dinero que le hacía falta a mucha gente con necesidades en el país.

Lo que más le gusta de su programa es que allí la gente gana dinero por saber, algo que dignifica, demostrando que la cultura paga. “Quién quiere ser millonario” reivindica el conocimiento y el respeto por la gente que cree que no hay que ser vivo para ganar.

La mecánica del concurso incluye un grupo interdisciplinario que elabora las preguntas, y el equipo tiene un software que las escoge al azar. Paulo confiesa que no se sabe todas las respuestas, al sentarse allí está en la misma situación del concursante.

El respeto entra a jugar un papel muy importante allí, afirma este periodista, pues con cualquier gesto puede generar en el concursante desde pánico, hasta tranquilidad, por lo que su rostro se torna poco expresivo.

Afirma que las experiencias han sido muchas, unas que aún después de años, logran ablandar el corazón, de allí que no acepta interactuar con los concursantes antes del programa, porque de igual manera él siempre va a estar de parte de ellos.

Su trato es cálido y a la vez neutral, pero tiene algo que anotar y es que pese a la prevención que existe en muchos colombianos, allí reina la camaradería, algo que les genera seguridad al subir al set.

Diferencias las hay como en todo y por esto Paulo ha logrado establecer que los vallunos son los más dubitativos, por su parte los costeños son más arriesgados, los paisas mucho más seguros, los bogotanos desconfiados y sin generalizar, afirma que los mayores son prudentes y los jóvenes, atrevidos, pero todos tienen miedo a perder el dinero.

Ese juego emocional que vive cada semana le ha dado momentos muy gratos, impactantes, llenos de experiencias que agradece, pues han hecho más por su profesión que tanto quiere.

Le gustaría hacer un programa de periodismo de denuncia con algo de humor, pero eso aún está en estudio, no es fácil y requiere de mucha atención para no caer en errores.

Para Paulo, dos personas muy buenas han hecho historia en la televisión colombiana y son dignas de admirar, uno de ellos fue José Fernández, a quien define como agudo y entretenido. Y el que más admira por su sentido humano, es Fernando González Pacheco, capaz de entrevistar con sencillez y respeto, siendo hoy su fuente de inspiración.

Quiere escribir un libro, no lo ha hecho porque aún no logra que esa parte escrita se parezca a la electrónica donde refleja informalidad. Sus textos son más trascendentales, tal vez por su formación de politólogo, pero no descarta encontrar ese equilibrio.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese