Indicadores económicos
2017-07-26

Dólar (TRM)
$3.016,55
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.539,24
UVR, Ayer
$251,57
UVR, Hoy
$251,58
Petróleo
US$47,89

Estado del tiempo
2017-07-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 08:48

Marea max.: 17 cms.

Hora: 01:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2 -
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Repasando a Woody Allen

De los pocos directores actuales a los que se les rinde culto a nivel mundial, Woody Allen es sin duda el más influyente y prolífico. Sus propuestas son el resultado de un personaje que es capaz de ser, con el mismo talento, director, guionista, actor, músico y escritor.

Sus películas son constantemente fruto de análisis y de retrospectivas que resumen la genialidad de un neoyorquino que empezó su vida profesional mandado chistes a los diarios. Antes de director fue músico de jazz, actividad esta que se convirtió en algo fundamental a la hora de elegir las bandas sonoras de sus obras.
Su filmografía como director empieza en 1969 con “Toma el dinero y corre”, una serie de chistes que reúne en una recursiva historia. Dos años después hizo “Bananas”, seguido de “Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar” (1972), “El dormilón” (1973), y “La última noche de Boris Grushenko”. Todas sus obras cobran importancia porque aparecen en una época en que el cine norteamericano empieza una etapa de renovación no sólo temático sino en la manera de producir cine.
En 1972 junto a Diane Keaton hizo “Sueños de un seductor”, de Herbert Ross, película que desencadenó una serie filmes dirigidos por el mismo Allen como “Annie Hall”, cinta que lo convirtió en un punto de referencia como director, guionista y actor. En 1979 termina el largometraje que lo sube al estatus de maestro: “Manhattan”, filmada en blanco y negro.
En una entrevista reciente con la prensa alemana dejó ver una vez su eterno pesimismo y lo que opina sobre el éxito. La vida “es dura, malvada y demasiado corta”; y dijo que cada vez que filma una película termina decepcionado, como al hacer el amor. “Rodar películas es como hacer el amor: uno se mete en el asunto esperanzado y generalmente acaba decepcionado…. El éxito es poco menos que nada. Aporta menos alegría de lo que se piensa, está sobrevalorado. En cuanto al fracaso, tampoco es tan terrible como se dice. Por eso, lo que hago es concentrarme en el trabajo. Yo ruedo una película, la estreno y hay gente que va a verla. A veces me preguntan, ¿cuál es su público? Jamás lo he sabido”.
La próxima semana, y en el marco de la programación del Cine Club Víctor Nieto del Festival de Cine de Cartagena se realiza el ciclo de Woody Allen que reúne cintas como “Bananas” 1971, “El dormilón” (1973), “La última noche de Boris Grushenko” (1975), “Annie Hall” (1977), “Manhattan” (1979), “La rosa púrpura de El Cairo” (1985), Alice (1990), “Poderosa Afrodita” (1995) y Match Point (2005). Estas películas se presentan en la sede del Festival de Cine de Cartagena los jueves a las 6:30 de la tarde.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese