Indicadores económicos
2017-12-17

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-17

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 20:30

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
- -
Motos
- - - -

Susana Caldas y Sandra Borda, siguen reinando

Dos de las reinas más queridas por Cartagena y Colombia, las que marcaron una época y se convirtieron en el referente de belleza que ha perdurado, Susana Caldas y Sandra Borda son actualmente esposas, madres, profesionales, pero ante todo las reinas por siempre.

Tienen muchas cosas en común, aunque físicamente sean tan diferentes. Representaron a su Departamento Bolívar en los años 1983 y 1984 respectivamente, hicieron una labor social en su momento y ambas le apostaron a su tierra, aquí se quedaron, formaron sus familias y son muy unidas, pese a que se conocieron en el certamen, lo que contradice el nexo familiar que les endilgaron durante el evento.

Han pasado tres décadas de esas coronas y aunque sus hijas no siguieron la senda de los reinados, no son ajenas a lo que se vive en cada noviembre porque siempre su belleza es ejemplo a seguir por muchas de las concursantes.

Susana Caldas, la reina de todos

Cuando resultó elegida Susana Caldas, nadie se sorprendió, era de esperarse que su belleza angelical se alzara con la corona. Bolívar no lograba un título desde 1961 cuando coronaron a Sonia Heidman Gómez y que mejor momento para Cartagena que celebraba sus 450 años de fundada.

Hoy, cuando han pasado 31 años de aquel momento tan especial, Susana define su reinado como un año sabático o de transición entre su vida de adolescente en el colegio y la entrada a la universidad para tomar un nuevo rumbo en su vida. Tuvo mucho trabajo y en ese tiempo aprendió a estar con la gente y abrirse al mundo, pasó de ser la joven tímida a jugar un papel medio teatral, porque afirma que sigue siendo una persona tímida, pero aprendió a dominarlo.

Como buena cartagenera jugaba al reinado, pero como vivía en Bogotá fue ajena al certamen en físico y sólo lo veía por televisión. Cuando la llamaron le pidió a su papá que por favor no le diera el permiso y al llegar el momento se decidió a concursar por Señorita Bolívar con un poco de rebeldía debido a que su novio Rafael Del Castillo no quería y entonces le dijo que si la quería la acompañaba, hoy afirma que no sólo la acompañó en ese momento, sino por el resto de la vida y a formar un hogar con tres hijos que son su orgullo.

Sentirse reina para Susana es algo especial, en ese momento el amor de la gente sin conocerla fue algo muy particular que aprecia, pues siempre se sintió muy bien acogida en cada uno de los lugares hasta donde llegó en su papel de Señorita Colombia.

Al tener dos hijas, dejó sobre ellas la decisión de participar o no en el Concurso, aunque el Reinado como tal no fue un tema recurrente en su casa y tiene una anécdota con su hija Susana Cristina a quien siempre le decían “tú vas a ser reina como tu mamá”, y en un momento la niña lloró y le dijo “Mami, eso dice todo el mundo, pero yo no quiero”, convirtiéndose en un relato más que se suma a lo que ella vivió pero que no involucra a su familia.

 Hoy, cuando mira la evolución del Concurso Nacional de Belleza indica que todo es diferente, el cambio lo ha exigido el mismo tiempo. En su época las jóvenes llegaban con el orgullo de ser reinas y sin mayor trascendencia, en la actualidad los medios le han dado fuerza y participar hace parte de su proyecto de vida.

Susana Caldas ha sido una reina inolvidable y ella le atribuye esa “eternidad” a la televisión, pues para entonces con dos canales, no se veía otra cosa, sino las largas horas de transmisión que se convertían en programa familiar, actualmente la opción de cambio de canal permite buscar otras cosas y la reina ya no la tienen que ver todos.

Cree que otro aspecto por el cual tiene tanta recordación es la labor social que emprendió por cada uno de los pueblos de Colombia, hizo presencia en muchos lugares y recuerda especialmente su viaje a Istmina en el Chocó, hasta donde llegó con vestido de lino, sombrero, medias veladas y tacones, pero en chalupa.

Allí la fiesta fue un poco más particular, el conductor del camión que la transportaría se emborrachó de la emoción y como nadie más sabía conducir, entonces el pueblo en pleno entonaba a su lado el himno de Istmina, desocuparon una casa para hospedarla y el buffet era solo para ella y sus acompañantes.

Al año siguiente coronó doblemente a Sandra Borda, primero como Señorita Bolívar, donde precisamente se conocieron y días después le entregó el título de Señorita Colombia. Desde entonces son muy amigas, comparten salidas familiares y aún siguen aclarando que no son primas como se dijo entonces.

Susana siente que hizo un buen papel en su reinado y por eso está satisfecha a lo largo de todo este tiempo, fue una época inolvidable que la dejó en el corazón de los colombianos.

Sandra Borda, la elegancia eterna

Si algo caracteriza a esta mujer es la elegancia y feminidad, cualidades que se impusieron en 1984 para que el departamento de Bolívar lograra su quinta corona en el Concurso Nacional de Belleza. Sandra Borda, era la sucesora de Susana Caldas y junto a ella, una de las reinas más recordadas en estos últimos 30 años.

Siempre fue buena estudiante y después de una corta temporada en Estados Unidos regresó a estudiar Administración de Empresas Turísticas sin pensar en reinados, hasta cuando la insistencia del Comité la llevó a tomar la determinación apoyada por su familia y en especial su padre, quien no era muy amigo de estos concursos.

Sandra siente que el Concurso Nacional de Belleza se puede catalogar como una “maestría” en desarrollo personal, es muy enriquecedor, pues se conocen muchas realidades nacionales imposibles de detectar desde el mundo adolescente de donde salen la mayoría de las concursantes y su aprovechamiento fue fundamental parta el crecimiento.

Actualmente Sandra Borda es economista con una especialización en finanzas y ha ocupado cargos de gran responsabilidad administrativa, puertas que se abrieron tras ser Señorita Colombia, pero de igual manera le exigió muchísimo, pues muchos ojos se posaron sobre su desempeño.

Ser reina es para toda la vida, al menos eso le ha pasado a ella, pues el paso del tiempo no ha sido obstáculo para que la traten diferente y con preferencias donde llega, sintiendo siempre el cariño y amistad de quienes la rodean. Sandra indica que el reinado ha cambiado mucho y en todas las épocas resulta igual de edificante, aunque advierte que las pruebas de ahora son más duras, por lo que agradece el momento que le tocó vivir.

Nunca tuvo en mente el reinado, aunque siempre se soñó participando en Miss Universo y lanzando su nombre y representación por Colombia ante el público, lo cual se cumplió durante su participación en Miami. Sus tías Beatriz y Marcela Caldas fueron reinas, pero su mamá no pudo, porque siendo novia de Jaime Borda, éste se lo prohibió y se casaron.

Sandra tiene dos hijas, quienes siempre se rehusaron a manejar ese tema en casa, por lo que ella llegó a pensar que la cuota de reinas ya estaba pagada en la familia, actualmente ya están casadas y una se apresta para hacerla abuela próximamente.

Es seguidora de esa filosofía del Concurso, pues cada una de las obras deja huella en la sociedad y cada uno de los eventos liderados por esta empresa tienen el sello de éxito. En cuanto al plano internacional, Colombia lleva una embajadora que logra hacer un trabajo interesante.

Hace parte de las reinas inolvidables y eso lo atribuye a que estuvo en un grupo que marcó una década, como Susana Caldas, María Mónica Urbina, las hermanas Sáenz, Paola Turbay y Paula Andrea Betancourt, Carolina Gómez, quienes a nivel internacional llegaron a destacarse.

En 1984 se dijo que Sandra Borda obtenía la corona como un regalo por los 50 años del Concurso Nacional de Belleza, algo que ella desmiente pues en ese momento nadie pensó que el Departamento iba a repetir corona, de otra parte su comitiva era muy pequeña.

Afirma que la corona es en parte algo de suerte, todas las niñas participantes son bonitas y el jurado es transparente. Precisamente en el jurado que la eligió estaba Sara Castani, directora de Vanidades, una mujer con rasgos muy parecidos a los de Sandra, algo que la hizo sentirse segura y pensar que tenía ese voto, pues es algo real de gustarse y quererse en el tipo de belleza propio, fue cuestión de identidad.

Susi, como cariñosamente llama a Susana, fue la encargada de entregarle la corona, desde entonces son muy amigas, y agradece que la halla acompañado en esos momentos, los mismos que se han repetido a los largo de estos 30 años donde lograron consolidar una bella amistad que trasciende a sus familias.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Siempre Reinas

Me encanta este Par de Hermosas mujeres, desde su elección en los 83 y 84 supe que iban a trascender.
Susana es la típica belleza natural, con una dulzura Innata.
Sandra, además de ser hermosa es altiva, con un porte de elegancia y estilo.
No en vano son costeñas-Caribeñas.
Con ellas, sin lugar a equivocos, se puede afirmar que Dios redondeó la creación de la mujer.
Como Colombianos, como Caribeños, nos debemos sentir orgullosos por la representación que hemos llevado de este par de Beldades.
A sus esposos los felicitos, a sus hijos a todas sus familias, pues han estado muy bien respaldados.
Que sigan por el buen camino y que Dios las proteja.

minimo minimo eres familiar por ese comentario

se te olvido decir la quitamaridos de la borda porque en el gremio bajo le llamamos PERRAS.
y de susana! que tal que fuera la reina de inglaterra!! no da ni los buenos dias ....que vieja TAN PEDANNTE!! TIPICA ......SINDROME DE PUEBLERINA

Halla y Haya

Señores Periodistas, por favor sepan identificar "halla" y "haya" (mirar último parrafo) , ¿Cómo es posible que cometan un error como este? Parece que no revisaran la gramática antes de publicar noticias.

Siempre seran las reinas de

Siempre seran las reinas de nosotros los cartageneros (as), Dios las siga bendiciendo por siempre