Indicadores económicos
2017-12-15

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-16

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.7 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Un día más con Cabas

Convencido de que el mundo necesita más canciones que lleguen al alma con un mensaje de amor, pues se trata de la principal responsabilidad de los artistas, además de no justificar que todos estén “agarrados” todo el tiempo con tanta violencia desde todos los frentes, el cantautor Andrés Cabas vuelve con una letra especial, enmarcada en una melodía única.

Si bien Cabas acostumbra a poner a bailar a la gente, su objetivo va más allá, quiere en algún momento dejar semilla con mensajes dulces. “Tanto que te amo tanto”, es el tema que inspiró su hijo Simón, donde hace referencia a esa lejanía que separa de la gente que ama y estar un tiempo apartado del niño, en otro país, lo llevó a plasmar su sentimiento para la posteridad.

Extrañar de esa manera a su hijo le hizo entender la verdadera razón de un amor incondicional, ese que pide un día más y que se pasea por toda la canción haciéndola dedicable. Cabas retoma una y otra vez la temática de su letra y advierte que implorar “un día más” es algo que todos hemos vivido en algún instante, pues siempre se va a desear ese pequeño momento con los seres queridos.

“Tanto que te amo tanto” se produjo en Miami, de la mano de José Gaviria y es el tema que abre un disco que puede ver la luz en octubre, con muy buena música y que tiene convencido a su autor de que la Costa lo recibirá con aprobación, por tratarse de una región romántica en medio de su idiosincrasia fiestera, que le sigue la senda al bolero.

El video muestra a Cabas en el piano, con la nostalgia que le imprime a su canción, alejándolo un poco de las cumbias y los porros, de esa electrónica bien fusionada que le suena al máximo, pero situándolo en el artista polifacético que siempre ha sido.

Más música
El séptimo álbum de Cabas tiene, como él mismo lo afirma, de todo un poco, han sido cuatro años haciendo canciones, estuvo recorriendo Colombia en su búsqueda permanente de sonidos, también viajó por África, se detuvo en Nueva York, porque en esta oportunidad quería presentar fusiones increíbles, ritmos interesantes.

Será un disco con una gran investigación musical, homenajeando siempre a los ritmos del Caribe. Hay un tema con el cantautor cubano Descemer Bueno, donde resalta esa unión maravillosa que se puede obtener de la timba, lo urbano y la cumbia, que puede derivar en tremenda parranda, sin embargo también habrá nostalgia sentimental como Cabas ha puesto en otros álbumes.

En cuestión de colaboraciones, Cabas también tuvo la oportunidad de sentarse a componer con la talentosa mexicana Ximena Sariñana y cree que seguirán apareciendo cosas en sus viajes que se pueden incorporar aún al disco, ahora va a España y está abierto a nuevas propuestas.

Cabas es referente de buena música, se mueve con facilidad en muchos ritmos, de hecho para eso estudió, pero si de hablar en cuál de todos se siente más cómodo, advierte que su primer disco, donde sonaron “Mi bombón”, “Tu boca”, se atrevió a ponerle título a su ritmo y entonces lo llamó “porno-pop”, tal vez por la sensualidad que desencadenan, sin embargo, se declara fanático del bullerengue, la cumbia y el porro y de allí deriva todo.

La cumbia regresa en las melodías, mensajes y tesituras de estas canciones que han de componer el nuevo álbum que sería una celebración implícita a estos tres lustros de carrera que Cabas cumple con orgullo.

Más causas
El barranquillero es un abanderado de las causas, quiere volver derechos para la población vulnerable lo que para otros pueden ser privilegios y en esa razón basa la creación de su fundación “Compás Caribe”, una escuela profesional de folclor, donde jóvenes con talento encuentren el mejor apoyo a sus sueños.

Inicialmente “Compás Caribe” tendría sede en Barranquilla, sin embargo no se descarta que migre a otras ciudades. Han sido dos años de arduo trabajo advierte

Cabas, quien con satisfacción aclara que si bien están en la búsqueda de la infraestructura que los albergue y de otras ayudas, la misión va adelantada en un 60%.

“No es fácil, pero estoy metiéndole toda la fuerza, porque quiero que salgan de allí los mejores músicos que puedan aspirar a nuevas oportunidades, demostrando su talento incluso en otros países, montando sus propias compañías”, indica Cabas.

Entre sus grandes sueños está “volver” a cantar con Joe Arroyo, un recuerdo que perdura de sus inicios en los escenarios cuando cumplió una gira maravillosa, que le dio para aprender mucho de ese gran maestro.

Es seguidor de sus colegas colombianos, le gusta lo que hace Shakira, también esa esencia especial de ChocQuibTown, Bomba Stereo y el Cholo Valderrama, y en lo que a foráneos refiere, Draco Rosa es uno de sus preferidos, además de ser su amigo.

Este cantautor es incansable, mientras crea letras para conformar su nuevo álbum, tiene tiempo para musicalizar fábulas para niños, además de vincularse con

“Colombia humanitaria”, pues con música y el aporte de quienes valoran un concierto, se logra mitigar un poco el impacto de las tragedias que en ocasiones suscita la naturaleza.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese