Una reflexión sobre los adolescentes y el alcohol

// Cortesía
-A A +A

Recursos relacionados

Participe

Hay mucha inquietud entre los padres sobre el consumo de alcohol entre los adolescentes. ¿Qué se puede hacer para que los muchacho(a)s no tomen trago? ¿Se deben castigar cuando llegan borrachos? ¿Será que lo mejor es prohibirles tomar ?¿Será que es mejor enseñarles a tomar? Estas y muchas otras preguntas se hacen los padres. Realmente no existen recetas al respecto. Cada caso es diferente y depende de la formación familiar. Lo que para uno funciona para el otro es contraproducente.

Lo cierto es que la presión del grupo es un factor a tener en cuenta en la adolescencia y los motivos para tomar alcohol les sobran a los adolescentes. El apoyo y la aceptación del grupo es trascendental en esta etapa. Hacen lo que sea necesario para pertenecer incondicionalmente y ser aceptado por su bancada. Muchas veces el consumir alcohol es un medio para lograr este objetivo.

Lo cierto es que la familia tiene una influencia decisiva en la importancia que el adolescente le de al grupo. "Si los padres aceptan y valoran al muchacho, estimulan su participación en varias actividades, apoyan sus intereses (así no sean los que los padres han soñado) y le dan al hijo(a) un lugar prioritario en sus vidas, serán muy grandes las posibilidades de que el joven busque amigos sanos que sean un aporte a su vida y a su desarrollo." Aún así, no están exentos de caer en la influencia de un grupo que no le aporte positivamente a su sano proceder. De aquí la importancia de promover las buenas compañías.

El consumo de alcohol entre los adolescentes, sobre todo durante los fines de semana y en época de vacaciones, se ha convertido en los últimos años en un grave problema para las familias.

Los profesionales de la salud vienen denunciando, desde hace tiempo, los efectos que el alcohol puede tener en la salud de los adolescentes, tanto en el presente como en el futuro, pues su consumo perjudica su desarrollo cerebral pudiendo ocasionarles problemas de memoria y de aprendizaje.

El consumo de alcohol se asocia a la conflictividad en las relaciones personales y familiares y al fracaso escolar. Además, bajo los efectos del alcohol se pueden mantener conductas de riesgo con graves consecuencias, como accidentes de tráfico, infecciones de transmisión sexual o embarazos no deseados.

 

¿Qué se debe hacer?

A continuación, unas pautas para aprender a afrontar este tema con los hijos.

Dar buen ejemplo; si nuestros hijos nos ven beber, aprenderán este comportamiento.

Enseñar a nuestros hijos que cuando tenemos un problema, desahogarse con el alcohol no es la forma de afrontarlo, al contrario, lo empeorará.

Hacerles caer en cuenta que bajo los efectos del alcohol se pierde la capacidad de razonar y de tomar decisiones acertadas.

Enfatizar en el ejercicio de la voluntad y el autocontrol ayudándoles a desarrollar valores firmes y adecuados.

Aclarar opiniones e ideas equivocadas que se tienen sobre el alcohol.

Informar a los hijos sobre los daños que el alcohol puede ocasionar en su cuerpo y mente.

Fomentar, pero no forzar, a que participe en eventos sociales adecuados.

Incentivarles el hábito del deporte y la actividad física, es una excelente estrategia para apartar las adicciones.

 

¿Qué no se debe hacer?

Consumir alcohol delante de nuestros hijos en todas las celebraciones.

Animar a los niños a tomar alcohol, aunque sea en un momento puntual.

Asociar la diversión y el ocio con el consumo del alcohol.

Ser permisivo y dejar pasar episodios de embriaguez o borracheras.

Tratar despectivamente a los alcohólicos sin comprender este problema como una enfermedad.

No querer hablar del consumo del alcohol o del alcoholismo o hacerlo de una forma autoritaria.

Pensar que mi hijo(a) no es consumidor aunque acepto que los de su grupo si lo son.

Orientarlos a que cultiven sus talentos naturales predominantes a través de diferentes actividades relacionadas con ellos.

 

La forma adecuada de tratar el tema del alcohol con los hijos es:

Encontrar un momento en que hay algún pretexto para hablar del tema: alguna anécdota cotidiana, algo que salga en la televisión, etc.

Conocer sus inquietudes: ¿qué piensan del alcohol?, ¿qué saben?, ¿qué sienten?, ¿qué les gustaría saber?

Estar dispuestos a escuchar opiniones que no nos gusten y permitir que sean expresadas sin que se monte un drama.

Resaltar los efectos positivos del no consumo.

Entre los adolescentes, no se puede hablar de consumo responsable. A estas edades, la única conducta responsable es no beber alcohol

*Orientadora familiar

princemartinez@hotmail.com

Con la colaboración de www.lafamilia.info

 

Indicadores económicos
2014-11-01

Dólar (TRM)
$2.061,92
Dólar, Venta
$2.030,00
Dólar, Compra
$1.910,00
Café (Libra)
US$2,07
Euro
$2.582,34
UVR, Ayer
$214,40
UVR, Hoy
$214,41
Petróleo
US$80,54

Estado del tiempo
2014-11-01

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 01:03

Marea max.: 24 cms.

Hora: 18:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0,3 a 0,6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2014-11-01

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese