Indicadores económicos
2017-02-27

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-27

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:20

Marea max.: 9 cms.

Hora: 11:30

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 33 a 42 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Vuelve el canto de las Sirenas

-A A +A
 

Hace más de tres déca-das, un proyecto musical novedoso colmó las ex-pectativas de los cartage-neros y llevó a varias jo-vencitas a transitar por un sendero inolvidable, pleno de anécdotas y ante todo de un ritmo que las in-mortalizó.

“Las Sirenas de Capi-lla” fue una iniciativa de Don Alberto Araújo, que se cristalizó para llevar una música diferente al naciente Hotel Capilla del Mar, enmarcada en la ma-gia caribeña de Cartagena y con un sonido propio.
El talento estaba la-tente, las integrantes no tenían una formación aca-démica en la música, pero el deseo fue tan fuerte, que en poco tiempo logra-ron acoplarse, bajo la di-rección del pianista Lalo Orozco, y su resultado fue el éxito.
El grupo inicial fue for-mado por Alicia Sáenz, Violeta Sáenz, Cecilia Osorio, Alma Rosa Agui-rre, María Eugenia Torres (q.e.p.d.), Piedad Llamas, Yasmina Orozco y Astrid Cárdenas.
Con una preparación maratónica y la repartición de los instrumentos, las nuevas artistas empezaron una rutina fuerte. Cecilia y Alma Rosa fueron enton-ces las saxofonistas, María Eugenia, la cantante, Vio-leta interpretaba la tumba-dora, Piedad la batería, Yasmina el teclado, Alicia el bajo y Astrid Cárdenas la guitarra.
La primera presenta-ción era para la inaugura-ción del hotel y las prácti-cas se llevaban a cabo en medio de la construcción del mismo, por lo que eran llevadas en el elevador de carga hasta el último piso.
En seis meses estuvie-ron listas y los instru-mentos eran los más mo-dernos de la época, en cuanto al vestuario, éste estuvo a cargo de la dise-ñadora barranquillera Amalín de Hazbún y hacía alegoría a la “indumenta-ria” de las sirenas, elabo-rado en lentejuelas dora-das, diseñado a la medida de cada una.
Recuerdan que tenían un profesor para cada ins-trumento y Cecilia cuenta una anécdota particular en su aprendizaje, ya que para entonces tenía frenillos y con ellos logró hacer una “embocadura” para su in-terpretación del saxo, pero al terminar el tratamiento, no pudo hacer sonar el instrumento y el aprendi-zaje debió empezar nue-vamente.

La rutina musical

Con prácticas diarias, las Sirenas de Capilla se preparaban para sus inter-pretaciones de los fines de semana, las cuales se cumplían en la discoteca Minerva o el Bar Olimpo, donde hacían el show de media noche, con boleros, tropical, salsa y algunas piezas totalmente instru-mentales.
Siempre alternaban con grandes artistas naciona-les, tal fue el caso de Fausto, muy de moda en esos años y otros de igual trayectoria.
Lo que más las emocio-na actualmente y que se constituye en su gran re-cuerdo, fue la ocasión en que estuvieron de telone-ras en el concierto que el español Julio Iglesias ofre-ció en Cartagena, en el Circo Teatro.
Reconocen que el grupo marcó una generación y tuvieron la oportunidad de presentarse fuera de la ciudad, como en un es-pectáculo programado en el Coliseo El Campín de Bogotá llamado “La Gue-rra de los Sexos”, los “contrincantes” de las Si-renas fueron “Los 8 de Colombia”.
La primera en retirarse del grupo fue Violeta Sáenz, siendo reemplazada en la tumbadora por Katia Girado y más tarde María Eugenia, llegando Katia Berrío para cantar.
Después entra Patricia Ojeda a reemplazar a Ce-cilia Osorio y se queda con su saxo y su vestido y allí empezó la renovación de las Sirenas de Capilla, que durante su tiempo tuvo otras integrantes.

El presente

Sin olvidar esa hermosa época, estas amigas hoy se reúnen para disfrutar el tiempo vivido, algunas re-siden fuera de Cartagena, otras aún se frecuentan, María Eugenia, lamenta-blemente ya no estará más con ellas, pero su canto estará presente.
Violeta es arquitecta y en su familia viven la mú-sica, su hijo menor, Daniel, se ha enfocado por la bate-ría y ya tiene un conjunto que los obliga a tener las prácticas permanentes en casa.
Cecilia se casó con un venezolano y ha regresado para quedarse, ella si tiene la música presente y canta sus boleros y cumbias cuando se lo piden. Tiene dos hijos y un nieto y está feliz con el reencuentro.
Piedad fue la baterista de Sirenas, vivió un tiem-po en San Andrés Islas y su único hijo tiene pre-sente la vena musical.
Katia Berrío es gerente de un banco, tiene tres hi-jos y pronto será abuela. Dice que la música es parte de su vida, por lo que hace parte del “Clan del Club” y siempre hay un motivo para las presenta-ciones.
Alicia es abogada y re-cientemente nombrada Secretaria General de la Alcaldía de Cartagena. La música se vive en su hogar plenamente, sus hijos Al-berto y Violeta son artistas y sus nietos aún no mues-tran la inclinación, pero no se descarta.
Patricia Ojeda es la mujer orquesta, ella siguió con la música desde la do-cencia y precisamente so-bre ella cayó el peso del reencuentro, pues ahora con sabia paciencia prepara a sus amigas.

El reencuentro

Las Sirenas de Capilla, marcaron una época y aho-ra se reúnen con un fin es-pecífico. El Centro Cultu-ral Entremares busca destacar el valor de la ale-gría y para ello nada mejor que la música de este gru-po.
El evento, que se reali-zará el próximo 22 de oc-tubre en el Club Cartage-na, también exaltará la la-bor de cuatro mujeres en la ciudad, Lourdes de Ru-mié, Nelly Puello de Del Río, Violeta de Sáenz y Blanca Becerra.

2411 fotos
67665 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese