Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Evaluación: Dark Souls III, digna conclusión de la trilogía

-A A +A
 

En 2011 Dark Souls entró a la industria y le dio a los ‘gamers’ un título que rescataba los niveles desafiantes, adversarios difíciles y una historia oscura con ambientes terroríficos que tanto extrañábamos de juegos como Castlevania en sus inicios.

Hoy llega la conclusión de una trilogía secundada por su orgulloso hermano mayor: Bloodborne, ese espectacular título donde Hidetaka Miyazaki, el nuevo rey de los juegos que combinan terror, acción y suspenso, lució sus más increíbles capacidades de construir mundos estéticamente oscuros, góticos y terroríficos.

Si bien puede que Demon Souls haya iniciado esta nueva ola de juegos oscuros, Dark Souls fue en definitiva el espacio donde Miyazaki brilló y dio rienda suelta a su maravillosa y oscura imaginación. Esto comenzó una franquicia que a día de hoy es tan respetada y admirada que sagas tales como Silent Hill.

Es por ello que Dark Souls III nos convoca a esta cita para analizar su última entrega.

El contexto del juego

Al igual que los títulos anteriores, Dark Souls III te introduce a una intrigante - e inmersiva - historia. El 'gamer' toma el papel de uno de los varios "Unkindled," un héroe muerto viviente condenado a vagar por la tierra de Lothric. El mundo está al borde de caer en un terrorífico apocalipsis que lo dejará en una oscuridad sin fin, y la única esperanza es "vincular los fuegos" dando caza y matando a todos los héroes que han vinculado los fuegos anteriormente.

Lo bueno

Por tercer año consecutivo, Bandai Namco y el estudio From Software han producido un título que sigue siendo una complicada, profunda y fascinante experiencia interactiva.

La primera fortaleza de este juego es que no se queda atrás con los enemigos que presenta. Definitivamente el diseño de los adversarios sigue siendo tan espectacular y desafiante como sus predecesores.

El estudio ha escuchado las críticas y ha mejorado aún más los monstruos y el sistema de combate. El tercer juego de la serie está lleno de los oponentes más insólitos e inhumanos en su historia. Como dato curioso, noté que entre más humanoide sea el jefe, más inteligentes y demandantes son durante las luchas.

Cuando termines las batallas te sentirás cansado, pero con una inevitable sonrisa de satisfacción en tu rostro. Debes seguir atento a tus alrededores y no subestimar a los enemigos básicos, puedes terminar muerto por la agilidad que a veces despliegan y como trabajaban en equipo. En Dark Souls III esquivar, bloquear, parar y el posicionamiento estratégico frente a enemigos se vuelven dinámicas completamente vitales para tu éxito en el combate. Si bien la posibilidad de usar un escudo es un gran alivio, tampoco podrás confiar en acurrucarte como una tortuga ya que, si una espada te golpea en el ángulo correcto, no hay escudo que valga. Definitivamente sigue siendo uno de los sistemas de combate más realistas que pueda existir en un videojuego. Los oponentes y el personaje se mueven de forma más fluida y rápida. En este apartado la tercera entrega supera a sus antecesores con creses.

El sistema RPG sigue siendo sólido y lo menos impositivo posible para que el avance del juego no se vea limitado al “grinding” (subir de nivel matando enemigos para volverte más fuerte y facilitar tus combates). Tu éxito en las batallas depende más de tu habilidad y reflejos que de los números inflados en habilidades e ítems poderosos de tu personaje. Hay mucha discusión acerca de cuál es el mejor tipo de guerrero, pero personalmente creo que el caballero es el balance perfecto entre velocidad y fuerza. De hecho, el kit inicial de este personaje es tan bueno que no te ves en la necesidad de cambiar tu armadura y espada hasta mucho más allá de la mitad del juego. Muchos dirán que esta es una debilidad, pero personalmente creo que esto permite concentrarte más en la aventura y batalla que el tiempo que desperdicias eligiendo la mejor espada o armadura para ti.

El lenguaje audiovisual de Dark Souls III continúa siendo tan espectacular y su ambiente estéticamente gótico, pertubador y oscuro sigue siendo tan intimidante y admirable como siempre. Lo anterior gracias al nivel de detalle de sus diseños y las geniales gráficas que expone.

Finalmente, debemos examinar la historia, pero en orden de respetar la ley del spoiler simplemente daré mi opinión personal. La historia en este juego es tal vez la mejor de toda la serie, incluyendo Bloodborne. Durante toda la franquicia el universo literario construido nunca fue lo más importante para los jugadores, pero no sabemos si seguirá así con esta entrega. Tengo muchos amigos fanáticos de Dark Souls y Bloodborne que no tienen ni la más remota idea de que se trata la aventura de este juego. Sin embargo, puedo decirles, a nivel personal, que las cosas en Dark Souls III se ponen bastante serias.

Lo malo

Lo que más entorpece la experiencia del juego son las fallas técnicas inaceptables en un título AAA como este. Los FPS (Cuadros Por Segundo por sus siglas en inglés) caen dramáticamente en partes del juego y me vi en la necesidad de reiniciar el juego durante todas las sesiones que tuve. Inicialmente pensé que era algún problema con mi computador (tuve acceso a la beta a través de Steam) pero luego me di cuenta no soy el único que experimentó estas dificultades. Espero sinceramente que se traten de problemas que se superen después de su fase beta.

El juego flaquea mucho en su parte de exploración. El mundo es mucho más pequeño y ya no es tan grande como para sorprenderte cuando encuentras un oscuro pasillo arrinconado. Generalmente en Dark Souls empiezas en áreas bastante restringidas y el mundo va floreciendo en un vasto espacio donde las elecciones se convierten en un dilema común para explorar el mundo que te rodea. En esta tercera entrega me encontré, como mucho, en medio de dos opciones de caminos. Los juegos anteriores te permitían experimentar esa sensación de ser una insignificante persona avanzando en un terrorífico ambiente donde a la vuelta de la esquina podrías encontrar tu muerte. Esa sensación de estar en un abismo laberintico producían una ilusión de miedo e indefensión genuina e inigualable que no tienes en Dark Souls III. En ningún momento me sentí abrumado o asustado de no saber dónde estaba durante mi experiencia mientras que en los primeros Dark Souls y Bloodborne siempre llegaba al punto de gritar mentalmente "¿para dónde carajos voy?".

La mayor parte del tiempo te la pasaras en castillos o caminos empedrados y más allá de eso encontrarás un pantano y una que otra catacumba que no sorprenderá a los que ya hayan jugado la expansión de Bloodborne y los otros dos juegos de Dark Souls III.

El diseño del juego se siente menos intencional y mucho más lineal. Es como si se hubiesen concentrado demasiado en los combates y olvidado por completo la exploración que fascinaba con sus intricados y laberinticos espacios. Personalmente, recuerdo con mucha nostalgia en Bloodborne una misión oculta, completamente opcional, excesivamente larga y en un paraje muy alejado de la aventura principal. Este ‘side quest’ me llevó a las ruinas de una antigua civilización donde enfrenté en combate a uno de los jefes más satisfactorios del juego:  La Reina Pthumeria. Sinceramente, esperaba más de estas gratas sorpresas en Dark Souls III pero lamentablemente, esta vez, no pudo ser así.

Llegar a un ‘checkpoint’ era una sensación de alivio inmediata en entregas anteriores, pero en Dark Souls III no es algo tan importante. Muchos de los atajos no están bien ubicados o espaciados entre sí.  Hay hogueras a diestra y siniestra.

Conclusión

La mayoría de jugadores de Dark Souls saben lo que están buscando en esta nuevo título. Si juegas esta franquicia por el intenso y bien diseñado sistema de combate entonces hay mucho aquí para mantenerte ocupado y feliz. Si por otro lado, prefieres la emoción y el estrés de la exploración de lugares peligrosos, caminos intrincadamente trabajados llenos de elementos ocultos y caminos secundarios sin fin, entonces la entrega te decepcionará un poco. Como un conjunto el juego tiene un mundo decentemente diseñado, un ritmo típico de la trilogía y una tecnología de jugabilidad a la altura de la marca. Es un cierre bastante digno siendo un matrimonio perfecto entre Dark Souls y Bloodborne.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64140 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

exelente juego y uno de los

exelente juego y uno de los juegos mas esperados del año