Indicadores económicos
2017-12-18

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-17

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 20:30

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
7 - 8 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Evaluación: iPad Pro, grandes ligas en tabletas

Cuando llegó Surface de Microsoft, fue un gran revés para el mundo de la tecnología. El híbrido se convirtió en un tema de discusión y se presentó como un elemento disruptivo donde los formatos electrónicos estaban bien definidos salvo las llamadas phablets que, en resumen, y quitando la parafernalia publicitaria, eran y siguen siendo celulares con pantallas mucho más grandes (una evolución natural de la tecnología táctil y la era del video streaming).

Cuando Surface apareció todos los fabricantes levantaron la ceja y apareció una nueva oportunidad de mercado en medio de la ridícula profecía que vaticinaba la extinción del PC.

El hecho llamó tanto la atención que movió los cimientos de una de las empresas de tecnología más poderosas del planeta. Apple no le había quedado de otra que dejar atrás antiguos legados de un héroe caído del pasado y acoger la frase de otra figura emblemática de Microsoft en actual ascenso “Nuestra industria no respeta la tradición, solo la innovación".

Fue el momento en el que Apple se olvidó de estigmas que no le dejaban crear un Smartphone de pantalla más amplia (como lo hizo Samsung con Galaxy) y ahora crear una Tablet que desafiaría el concepto de laptop (como lo hizo Microsoft con Surface).

Fue así como llegó iPad Pro, una tableta interesante en su formato y con detalles que pulir en un futuro para que esta organización legendaria en diseño y estilo siga homenajeando su legado sin dejar de lado lo que los hizo tan famosos: la innovación.

Tuve la oportunidad de probar una de estas y estas fueron mis conclusiones después de utilizarla un par de semanas.

La Tablet

Como ya muchos deben saber, la masiva pantalla del iPad Pro es de 12.9 pulgadas con resolución 2.732 x 2.048 píxeles, dando un total de 5.6 millones de píxeles si tenemos en cuenta su densidad de 264 ppp.

La capacidad de la batería ostenta 10.307 mAh, con lo que Apple promete 10 horas de autonomía garantizando la alimentación de tal pantalla y un sistema de procesamiento que, según Apple, permite editar 3 videos 4K al tiempo.

Y hablando de procesamiento, el iPad Pro hace gala de un procesador A9X, con arquitectura de 64 bits con RAM de 4GB, con almacenamiento de 32 a 128 Gb y como siempre, el iPad Pro no cuenta con la posibilidad de ampliar el almacenamiento vía microSD.

La cámara principal, trasera o iSight, del iPad Pro tiene una resolución de 8 megapíxeles siendo capaz de grabar a resolución UHD 4K. Su cámara frontal tiene una resolución de 1.2 megapíxeles.

Esta gigantesca tableta pesa 710 gramos y tiene un grosor de 6.9 mm. Para que te hagas una idea, es un dispositivo más pesado que un iPad regular pero menos pesado que un Macbook. Se trata de la tableta más grande lanzada jamás por Apple, ya que mide 305 mm de alto y 220 mm de ancho.

Lo bueno

No crean que me he olvidado de los accesorios, simplemente los he reservado para esta parte de la evaluación. La inclusión de un stylus (Apple Pencil) y una cubierta con teclado, es lo que hacen de esta monstruosa tableta un elemento integral que bien podría reemplazar una laptop en tu vida diaria. 

Hice el intento de realizar mis tareas productivas con este dispositivo y realmente dio muy buen resultado, aunque siempre será inevitable extrañar un mouse para ser más preciso en tareas como la edición de videos. El iPad Pro es sin duda una tableta pensada para el público objetivo de Apple y créanme cuando les digo que será un disfrute para creativos como ilustradores, diagramadores, diseñadores, escritores, animadores y productores audiovisuales. 

Aquí entramos en el ámbito de la costumbre y es que es cuestión de tiempo para que te adaptes al teclado no tan mecánico y usar el Apple Pencil con maestría suficiente para no quedarte varado intentando hacer ‘tap’ en un lugar imposible. Si eres un usuario de consumo regular, más temprano que tarde verás cómo tu fiel portátil empieza a llenarse de polvo y lo encenderás solo para buscar una información almacenada ahí.

Este sentimiento de computador es estimulado con el software que, después de 6 generaciones, ya permite la multitarea con aplicaciones que pueden dividir la pantalla y hacer que interactúen entre sí. También trae una opción llamada “Picture in Picture” que básicamente despliega un video en un recuadro  redimensionable que se puede reposicionar dejando espacio para usar otras aplicaciones y navegar por la interfaz de iOS.

Aunque este iPad, no tiene los aclamados altavoces Beats cuenta con dos altavoces de volumen individual para cada uno, siendo bastante potentes y hasta el momento son las mejores bocinas que podrás encontrar en una tableta.

Lo malo

Paradójicamente, lo que hace al iPad Pro tan bueno es lo que también opaca un poco su brillantez como producto. Sin los accesorios, el iPad Pro no es más que una tableta de Apple sobredimensionada y con muchas dificultades de portabilidad y manipulación. Además, que, según reportes en Cartagena, no hay mucha disponibilidad de estos dos elementos fundamentales en la ciudad.

Sostener este producto con una sola mano es técnicamente imposible para personas como yo que “disfrutamos” de manos resbalosas, problemas de regulación de fuerza y dificultades en la motricidad fina (no, no estoy enfermo, simplemente imaginen a un gorila intentando tomar agua de una copa de cristal). 

Sabiendo de este problema, intenté que alguien un poco más cuidadoso que yo intentara manipular la tableta como yo lo hice y ¿adivinen qué? Incluso estas personas tuvieron dificultad para encontrar el equilibrio sosteniendo la tableta con una mano e interactuando con la otra. La mejor forma de sostener el iPad Pro en el aire es usar todo el antebrazo como soporte para que no se desnivele al momento de presionar con el Apple Pencil o los dedos.

Por otro lado, me fue casi que imposible transpórtala a otros sitios y por el bien de todos, decidí utilizarla en mi casa y sobre una mesa. El iPad Pro no cabe en el bolso donde antes cabía a la perfección un iPad regular y la única vez que la saqué tuve que llevarla en un morral o en su defecto una mochila lo suficientemente amplia y, gracias a la inseguridad en Cartagena, me transporté en carro o taxi. Una tableta así de grande es fácil de identificar por nuestros queridos ladrones.

Hay detalles imperdonables de los accesorios que parecen muy extraños viniendo de Apple y teniendo como precedente a Surface. Por ejemplo, la parte superior del Apple Pencil no funciona como borrador. Además, este stylus es fácil de perder debido a que la tableta no tiene un lugar donde guardarlo, no está magnetizado y tampoco tiene un clip para engancharlo en algún lugar. La falta de un mouse pad en el teclado hace que extrañemos mucho una Surface.

Hay muchas aplicaciones que no son compatibles con Picture-In-Picture o el multitasking pero se espera que el ecosistema crezca y mientras esto sucede no te extrañarás en ver repetidos errores al momento de usar las funcionalidades. Por otro lado, y como apunte final, hay un extraño ‘bug’ que vuelve a la tableta inutilizable cuando está cargando, una vez pasa esto el iPad Pro necesitará resetear el sistema operativo de forma manual con el botón de apagado.

Conclusión

El iPad Pro es para personas que tengan un buen poder adquisitivo para además comprar los accesorios que en definitiva mejoran la experiencia y hacen que no extrañes el portátil en absoluto. Los creativos verán en el iPad una gran superficie para trabajar y plasmar sus ideas. Comprarla sin los accesorios es tener una tableta gigantesca muy difícil de manipular y transportar.

Algunos verán la posibilidad de tener una estación de trabajo móvil mientras que otros preferirán invertir en un computador porque el gasto será equivalente si se compra un iPad Pro o un Macbook.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese